Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

El teleadicto

Antonio Sempere

¡Dolores, guapa!

Archivo - Multitud en la Semana Santa de Sevilla de 2019 Eduardo Briones - Europa Press - Archivo

El documental ¡Dolores, guapa! es la aproximación más seria y sincera que se ha realizado hasta la fecha al fenómeno del colectivo de homosexuales que en muy distintas facetas forman parte activa de la Semana Santa de Sevilla (en nuestra Comunidad solamente se puede ver en València, Gandía y Elche).

El arranque del trabajo dirigido por Jesús Pascual nos remite directamente a aquellos programas que llevaba a cabo Jesús Quintero, donde personajes tan marginales como auténticos se convertían en protagonistas por una noche y contaban con pelos y señales detalles de su biografía. Pero el documental se convierte pronto en un retrato-mosaico sobre cómo viven y sienten una serie de jóvenes que hace mucho salieron del armario, si es que alguna vez estuvieron dentro de él, el que supone el mayor acontecimiento anual. En este sentido, los 109 minutos de metraje incluyen anécdotas gloriosas y elocuentes. Como la de aquel chaval que de niño jugaba en su casa, con una simple caja de zapatos, a procesionar a la Macarena, en un trayecto, que de su habitación a la cocina le mantenía ocupado varias horas. Aquel artista de la bohemia que se trasladó a Sevilla y, desde su agnosticismo, permaneció una década al margen de la Semana Santa, involucrándose a partir de entonces por una cuestión meramente artística. O los comentarios de los capillitas que cuentan cómo hay hermanos mayores de alguna hermandad que se han llegado a casar por lo civil con una persona de su mismo sexo; aunque todos lo sepan, la iglesia lo acepta porque todo se lleva con discreción.

¡Dolores, guapa! es un trabajo que parte de tópicos para desmontarlos desde dentro. Que sólo pueden comprender quienes sepan cuánto significa la Semana Santa en Andalucía.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats