Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tomás Mayoral

La Newsletter del director

Tomás Mayoral

Director de INFORMACIÓN

Compromís cierra la crisis de Mónica Oltra con Aitana Mas

Aitana Mas dijo que sí al reto más complicado de su carrera política. PILAR CORTÉS

No era fácil hacerlo y tampoco era fácil hacerlo con rapidez. Compromís necesitaba cerrar la crisis abierta con la salida de Oltra y hacerlo cuanto antes. La opción de Aitana Mas se configura como un remedio provisional, al menos a ojos de las familias de la coalición, que no cierran la puerta a algo improbable en lo que solo ellos creen (en público): que Oltra puede regresar. Siempre he pensado que lo provisional tiene muchísimas posibilidades de convertirse en definitivo y que además esta máxima, cuando se cumple, suele no resultar ningún problema. Muy al contrario. La visibilidad que va a tener la nueva vicepresidenta crevillentina del Consell va a ser extrema. Para lo bueno y para lo malo. Quienes la conocen bien y avalan su corta carrera política están convencidos de su enorme proyección y de que esa saturación mediática le permitirá “explotar”, como se dice en el argot deportivo. Pero sustituir a Oltra será difícil. Torear en las grandes plazas siempre lo fue. Hilvanada a grandes puntadas la solución a esta crisis, que (hay que recordarlo) se desató hace la friolera de seis días, parece que han sido seis meses, Compromís no va a olvidar cuando termine de suturar sus heridas que tuvo que ser Ximo Puig quien acelerara su resolución. Que solo hiciera el papel que le tocaba como presidente del Consell no significa que el socio principal del Botànic le vaya a perdonar esa afrenta. Posiblemente Puig y su entorno tampoco. Dirigentes de la coalición decían ayer que sus bases saben que no se puede romper con ellos, pero les exigen que aprieten con ganas al PSPV, a modo de “satisfacción”. Ayer hablaba de la posible balcanización de Compromís. No es algo que se pueda descartar por completo. No obstante, es verdad que han dado muestras de ser capaces de que sus líos internos pasen a segundo plano cuando lo que se dirime es la supervivencia. No todos los días se aprende algo tan importante. Les contamos mañana en el periódico que la marcha de Oltra ha dejado situaciones harto curiosas como que tres de los cuatro miembros de Compromís en el Consell son alicantinos. Ahora ya solo falta que empiece a notarse. 

Y una cosa más:

Los datos señalan que estamos ante una ocupación récord en unas hogueras: se habla de que está muy complicado encontrar una sola habitación libre en una ciudad que tiene 10.000 plazas hoteleras. No le van a la zaga a esos datos los correspondientes a apartamentos turísticos. Hay que entender que en este contexto de fortísima demanda, la oferta de servicios intente hacer caja. Hasta un 40% han subido los hoteles, al repercutir también el incremento de sus costes en abastecimientos y servicios. Casi un 10% los restaurantes. No se extrañen, por tanto, si el chuletón les sale a casi 70 euros, casi 10 una ración de queso y casi 20 una de almejas, por poner tres ejemplos frecuentes de lo que uno se puede meter entre pecho y espalda en estas Hogueras.

Te dejo nuestros titulares destacados:

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats