Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Esquivel

Tiene que llover

Francisco Esquivel

Confucio y la confusión

Plaza de Pilar Miró.

pepón Nieto alertó sobre que se había cancelado el «Cine de Barrio» celebración del Orgullo y, al denunciarlo en su cuenta, se emitió. Algo está pasando porque la tele pública ha venido ofreciendo al mismo tiempo hasta maratones en torno al activismo elegetebeí. Hablando Pilar Miró allá por el 79 en «La clave» acerca del erotismo en el cine y en la tele advertía que, aunque ya no funcionaba el mecanismo de la censura instaurado en los cuarenta, tampoco existían normas sino que el plácet quedaba al arbitrio y la subjetividad de un menda lerenda. Esto ya no es lo que era evidentemente, aunque a veces cuesta lo suyo saber dónde estamos según de qué tomate de temporada se trate.

Una ola chunga nos invade. El antiabortismo supremacista de los republicanos estadounidenses está encendiendo llamitas contenidas en las mesnadas feijonianas. Pese a las enseñanzas que dejó Confucio en el orden de la buena conducta en la vida y el buen gobierno del Estado, todo anda muy confuso. El timonel del Ejecutivo, que concedió refugio y asistencia médica a un descollante opositor plantando cara así al régimen alauita, ha declarado «bien resuelto» por la gendarmería marroquí el destrozo humano junto a la maldita valla en línea con lo expresado por el curita de Exteriores. Bien es sabido que la política es el arte de lo posible, que en la última temporada de «Borgen» es en Groenlandia donde los mandatarios daneses tienen el pollo y que en ambos casos Washington es Washington, pero el giro dado por el matador de los próceres históricos de su partido compite con el del referéndum de la otán. De plusmarca en plusmarca y tiro porque me toca.

Electoralmente hablando, la situación económica parte el bacalao. Okey. Y de no reconducirse, el gobierno perecería de muerte natural. Ahora bien, en caso contrario, hay unos que tienen claro el motivo para votar y es ir contra Sánchez. ¿Lo tienen los de enfrente a pesar de tanta y tanta medida anticrisis? Pues qué quieren que les diga. Como no sea en Groenlandia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats