Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bahía sur de Alicante. El litoral eternamente olvidado

La Sierra del Porquet, en imagen de archivo. Alex Domínguez

El día 11 mayo de 1884, “Ferrocarriles Andaluces” inauguró formalmente su línea alicantina, la que transcurría desde Alicante hasta Alquerías, que en la actualidad corresponde a la red de cercanías RENFE, línea C1 Alicante-Murcia.

Ciento diecinueve años después, el día 7 de mayo de 2003, el Ministerio de Fomento, la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Alicante, RENFE y ADIF, firman un convenio en el que se ponía de manifiesto los problemas de integración del ferrocarril en el frente litoral de Alicante, planteando como solución la ejecución del proyecto “Variante de Torrellano”, que, retranqueando el trazado hacia el interior, permitiría la eliminación de las vías ferroviarias en la zona costera situada al sur del apeadero de San Gabriel.

Desde ese 7 de mayo, han transcurrido diecinueve años, y lejos de recuperar los espacios litorales para disfrute del ciudadano, sobre el sur de Alicante se cierne la amenaza de la nueva planificación ferroviaria, que pretende, por un lado, reducir el trazado original de la Variante de Torrellano, para, atravesando San Gabriel, conectar con las vías existentes, y, por otro, electrificar y duplicar la vía que discurre por la costa.

Esto es, se abandona el proyecto constructivo que en 2006 estaba presupuestado en trescientos once millones de euros, con declaración de impacto ambiental favorable, para pasar a otro nuevo, con una inversión significativamente menor al acortar el trazado y reutilizar las infraestructuras ferroviarias existentes.

Mínima inversión, máximo impacto sobre el territorio.

Mantener infraestructuras arcaicas, que anclarán a la ciudad en el siglo XIX impidiendo que Alicante se transforme en la ciudad que todos soñamos y deseamos, una ciudad moderna, del primer cuarto del siglo XXI, que ponga al alcance de los ciudadanos todo su potencial territorial y medio ambiental.

De esta forma, nos encontramos en un momento crítico para el futuro desarrollo urbanístico de Alicante, pues, de no revertirse esta planificación ferroviaria, no solo se perpetuará la barrera existente entre la ciudad y el mar, sino que el nuevo trazado atravesará el Barrio de San Gabriel y comprometerá la conservación de los valores medio ambientales y paleontológicos de la Sierra del Porquet.

La bahía sur de Alicante acoge la “Reserva marina de Tabarca”, espacio marino perteneciente a la Red Natura 2000 que cuenta con protección de la Unión Europea.

También tenemos nuestro pequeño “Palmeral”, como resto de la hacienda del Marques de Molins, en las estribaciones de la Sierra del Porquet. Sierra en la que se han localizado hasta la fecha tres yacimientos paleontológicos, uno de ellos catalogado por GVA como BIC debido a su singularidad.

La costa, el palmeral, las sierras litorales no son meros espacios, paisajes o recursos naturales, son los elementos que nos definen, que conforman la identidad del sur de la ciudad. Constituyen el activo más valioso que una ciudad mediterránea como Alicante no puede dejar perder, pues, en torno a ese paisaje pueden surgir oportunidades formidables como el proyectado paseo litoral.

Desde ese 11 mayo de 1884 han transcurrido 138 años, 138 años en los que el espacio natural costero del sur de la ciudad ha sido inaccesible a los alicantinos. Frente a la recuperación y puesta en valor de ese entorno tan vital y atractivo, nos enfrentamos a la amenaza de perderlo para siempre, ¿vamos a permitirlo? Casi un siglo y medio de ocupación, ¿no es suficiente?

Desde las asociaciones de vecinos de los barrios del sur, lejos de buscar responsables de esta situación, preferimos mirar al futuro con optimismo, ya que aún estamos a tiempo de frenar esta aberración, por ese motivo creemos que es el momento de reclamar las necesarias inversiones que permitan modernizar las infraestructuras ferroviarias sin hipotecar el desarrollo futuro de la ciudad.

Conscientes del amplio consenso que suscita la liberación de las vías del frente litoral, es inexcusable que desde todos los ámbitos de la sociedad alicantina se muestre un rechazo unánime y frontal a la planificación ferroviaria de ADIF, por ello os animamos a manifestaros el próximo viernes 1 de julio a las 19:30 horas en el apeadero de San Gabriel.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats