Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

¿Qué hacer con el coche?

4 de cada 10 coches vendidos en el mercado de ocasión tienen más de 15 años

¿Qué hacer con el coche? Desde la crisis de los microchips, los coches nuevos son de ocasión. Puedes encargarlo nuevo y esperar a que llegue dentro de unos meses pero en el siglo XXI «esperar» y «coche» son términos contradictorios. La persistente falta de semiconductores cuestiona toda la industria del automóvil y también a los conductores. ¿Qué hacer con el coche?

Ahora mismo sólo cambia de coche con facilidad Fernando Alonso y hablamos de uno entre veinte tíos de todo el mundo. Aunque no pare. La Fórmula 1 debería dar ejemplo y correr con monoplazas de segunda mano, con bólidos de ocasión. Sé que es contradictorio y absurdo, pero cuando las élites se ponen ejemplares idean idioteces parecidas.

Lo que no para de cambiar es el coche que viene (aunque no acabe de llegar). Al final de un proceso será todo eléctrico, pero hace nada nos contaban que se estaba trabajando en el auto que te llevaba automáticamente por satélite, un coche conducido desde fuera que en la fase de pruebas ya se dio algunos cacharrazos y que estaba destinado a cambiar el negocio de los seguros de accidentes. Ahora, el ideal es totalmente distinto y sigue la corriente general de todo: espiarte. Te espían el Estado, la policía local, el banco, la discoteca, los piratas informáticos, los recolectores de datos, las plataformas televisivas, las asistentes virtuales y ahora, si es que acaba llegando, tu futuro coche con caja negra y tu compañía de seguros.

Los equipamientos de los nuevos coches van a estar mirándote fijamente a los ojos para que no conduzcas medio dormido después de que soples antes de arrancar para que no enciendas el coche medio borracho. Hace nada íbamos hacia un ideal de coche que te llevaba de vuelta a casa durmiendo la mona y ahora estamos con que tu coche es tu propio guardia civil de tráfico. No me parece mal, pero son órdenes de mercado contradictorias y no sabe uno a qué atenerse. Aparte de que, como graba a todos los que van en el coche, afecta a la intimidad y al control de datos. Semiconductores y semipolicías. ¿Qué hacer con el coche?

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats