Día del Periodista 50% DTO. Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Segovia

La Ley Trans

La presidenta de la Federación Plataforma Trans, Mar Cambrollé, acompañada de presidentes y presidentas de colectivos trans y Asociaciones de Familias de toda España, comparecen ante los medios por la Ley Trans y anuncian el inicio de una huelga de hambre. David Castro

La transexualidad (o personas trans) es la situación de quien se siente de género opuesto al sexo biológico de su nacimiento. Se desarrolla a partir de la pubertad, y aunque afecta sólo al 0,5 de los ciudadanos, es una minoría que se siente muy marginada.

En España antes de la legislación de reconocimiento de la transexualidad, la jurisprudencia del Tribunal Supremo estableció la posibilidad de inscribir en el Registro el cambio de sexo, siempre que se acompañe de un certificado médico de esta disconformidad con carácter firme y duradero, tratamiento hormonal con apariencia del sexo que se declara, y operación quirúrgica de los órganos sexuales, pero añadía una coletilla (que nadie había alegado ni discutido) de que el cambio sería a todos efectos salvo para contraer matrimonio. Se presentó en 1993 en el registro civil de Alicante del que yo era encargado, un hombre trans que quería casarse con su novia, y como tampoco se podría casar con un novio pues era mucho antes de la ley del matrimonio del entre personas del mismo sexo, decidí con el dictamen favorable del fiscal Felipe Briones, aprobar el matrimonio pues en caso contrario se iría contra el principio constitucional de que todo hombre y mujer tiene derecho a contraer matrimonio. Al enterarse de esta resolución la Dirección General de los Registros cambió de criterio admitiendo estos argumentos.

Posteriormente se consideró la necesidad de legislar sobre la transexualidad y que no dependiera sólo de la jurisprudencia, y muy importante fue la promotora mujer trans Carla Antonelli para sacar la ley de 2007, que admitió la posibilidad de cambio de sexo registral siempre que se cumplieran tres requisitos, que fuera mayor de edad, que existiera certificado médico o de un psicólogo sobre dicha disforia, y que hubiera recibido tratamiento hormonal durante dos años. Sin embargo, el Tribunal Constitucional, declaró que la limitación a los mayores de edad era inconstitucional, ya que excluye a los menores de edad con suficiente madurez que se encuentren en una situación estable de transexualidad

Con posterioridad, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha instado a que se garantice el cambio registral del sexo sin ningún requisito previo, como certificados médicos o una terapia hormonal. Llegándose a la regulación de la llamada autodeterminación de género, es decir, que bastaba la simple declaración ante el registro civil de una persona para que se produjera el cambio de la constancia de sexo y del nombre a todos los efectos.

Así tenemos a varios países europeos con legislación de autodeterminación de género que empezó con Noruega, Islandia y Dinamarca en 2014, y continuó con 6 países más de la UE. Igualmente se legisló en España sobre la autodeterminación de género, imponiendo a veces la autorización judicial o parental siendo la primera la comunidad de el País Vasco en 2012, y continuando en otras 14 Comunidades, entre ellas la Comunidad valenciana en 2017. En todas ellas no se podía legislar sobre la modificación en el registro civil, ya que su legislación es de competencia exclusiva del Estado.

Y a tal fin se acordó recientemente por el consejo de ministros el Proyecto de “Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI”. Fundamentalmente se refiere a la autodeterminación de género, señalando que “El ejercicio del derecho a la rectificación registral de la mención relativa al sexo en ningún caso podrá estar condicionado” a ningún requisito de informes u hormonación. A partir de los 16 años es libre la declaración, de 14 a 16 necesita consentimiento de los progenitores o el nombramiento de un defensor judicial, de los 12 a 14 precisará autorización judicial.

Se ha producido una fuerte polémica entre los grupos feministas, unos la critican a fondo encabezado por la ex vicepresidenta Carmen Calvo y feministas tradicionales, junto con la derecha, Feijóo ha declarado que cuando gobierne la derogará, y otro grupo de feministas jóvenes lo ha defendido encabezado por la ministra de igualdad Irene Montero y el grupo de Podemos. Considero que la autodeterminación de género femenino o masculino, que no de cambio de sexo como se dice vulgarmente que es una cuestión biológica, se impondrá en las legislaciones cada vez más, en virtud del principio universal del libre desarrollo de la personalidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats