Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell rebaja un 17% el precio de la ITV pero mantiene el pago de las segundas revisiones

La Generalitat reduce en 6,82 euros la inspección sonora y en 2,75 el coste para los vehículos diésel. El Ejecutivo incumple desde hace siete años un acuerdo de las Cortes para abaratar más el servicio

Vehículos pasando la ITV en la estación de Alicante. JOSE NAVARRO

La Comunidad Valenciana dejará de ser desde el próximo martes la autonomía española más cara para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). El Consell aprobó ayer en su sesión plenaria las nuevas tarifas y acordó una rebaja media del 17,1 %, según anunció el conseller de Economía, Máximo Buch. En concreto, la tarifa aplicable a los turismos diesel baja en 2,75 euros, mientras que el precio de inspección la prueba de emisión sonora se reduce en 6,82 euros, pasando de 9,3 euros a 2,48 euros para todos los vehículos. Por el contrario, el Ejecutivo valenciano no abordó ayer suprimir la tasa que se cobra a los conductores que pasan la ITV y no la superan a la primera. Tal y como ha venido informado periódicamente este diario, la comisión de Industria, Comercio y Turismo de las Cortes aprobó en noviembre de 2006 que se eliminara ese pago, tal y como reivindicó el PSPV. Pero hoy, sin embargo, el Consell está incumpliendo todavía ese acuerdo y los conductores se ven obligados a abonar una tasa.

Durante su comparecencia de ayer, Buch destacó que el precio de la ITV se reducirá por primera vez desde 1997. Justo, cuando se cedió el servicio a siete empresas mediante una concesión administrativa. Las tarifas se encontraban además congeladas desde el año 2010, cuando el Consell decidió dejar sin efecto la revisión anual en función del IPC, dada la crisis económica. El conseller de Economía apuntó que varias concesionarias iniciaron entonces un litigio contra esa congelación con intención de actualizar los precios, pero ese proceso se saldó con una sentencia favorable al Consell en la que el juez «no sólo daba la razón en cuanto a que se podían congelar, sino que permitía que se considerase una reducción siempre que se cumpliesen las condiciones del pliego».

Por este motivo, a finales del pasado año se realizó un estudio técnico sobre los costes que soportan las concesionarias y el aumento del parque de vehículos y, basándose en sus resultados, en una cláusula del pliego de condiciones particulares y en la «importancia para los ciudadanos de ajustar costes en entorno desfavorable», el Consell aprobó ayer esa reducción de tarifa.

Esta rebaja viene acompañada de otras medidas. La Generalitat ha incluido en el cuadro tarifario los quads, cuatriciclos y autocaravanas, modalidades de vehículos que hasta el momento no estaban específicamente contempladas. También se han diferenciado los turismos particulares del resto de vehículos comerciales, teniendo en cuenta que su contribución en la amortización de las instalaciones difiere del resto de vehículos ligeros.

Preguntado por el impacto que tendrá esta rebaja para las empresas que prestan el servicio, Buch apuntó que «evidentemente se reducirá el margen, pero sigue siendo positivo, suficiente y que respeta las condiciones que marca el pliego». Además, negó que vaya a acarrear despidos: «Como no hemos eliminado ningún servicio, no tiene por qué afectar a las plantillas. Los mismos vehículos tendrán que pasar las mismas revisiones porque no se ha cambiado el contenido de la revisión, sino el precio».

Reacciones

El diputado de Compromís en las Cortes Fran Ferri aseguró que la reducción anunciada por el Consell «confirma que el PP ha permitido enriquecerse» a las empresas concesionarias a costa de los ciudadanos. «Es una evidencia de que no hay ningún tipo de justificación para que en el territorio valenciano estemos pagando el precio más caro de todo el Estado por pasar estas revisiones», apostilló el parlamentario.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats