Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Valoración negativa de la gestión del tripartito en el Ayuntamiento de Alicante

El 42% de los alicantinos censuran la labor del ejecutivo municipal mientras que sólo un 25% la avala Ninguno de los líderes locales, ni del gobierno ni de la oposición, alcanza el aprobado

Valoración negativa de la gestión del tripartito en el Ayuntamiento de Alicante

Valoración negativa de la gestión del tripartito en el Ayuntamiento de Alicante

La gestión municipal del tripartito en la ciudad de Alicante genera una valoración negativa entre los vecinos. El barómetro de Invest Group para INFORMACIÓN y Levante-EMV con motivo del 9 d'Octubre saca a relucir, superado el ecuador del mandato, que un 42,5% de los alicantinos califican como mala o muy mala la labor del equipo que conforman los socialistas, Guanyar y Compromís desde que desbancaron de la Alcaldía al PP en 2015. En cualquier caso y siempre conforme a los datos de este sondeo, el malestar ciudadano con los tres socios del gobierno, a pesar de sus constantes desencuentros, parece haberse moderado desde el estudio que Invest Group realizó el pasado mes de mayo, coincidiendo justo con la mitad del actual mandato.

Entonces un 63,3% censuraban al tripartito, porcentaje que se ha reducido en más de veinte puntos. Y apenas un 19% avalaba al gobierno municipal, indicador que ha crecido en seis puntos hasta el 25%. Así y todo, el saldo negativo para el gobierno municipal -la diferencia entre los que lo apoyan y lo censuran- continúa siendo negativo en 17,5 puntos. El estado de opinión de los que ni avalan ni suspenden con una visión «regular» de la gestión del tripartito alicantino ha crecido notablemente. Así lo consideran tres de cada diez encuestados, indicador que se ha incrementado en 17,5 puntos desde el muestro tabulado por Invest Group a mediados del pasado mes de mayo. El trabajo de campo, realizado entre el 25 y el 29 de septiembre, en cualquier caso, no recoge los posibles efectos de la imputación judicial del alcalde Gabriel Echávarri por el fraccionamiento de contratos de Comercio. La decisión del juzgado se produjo el mismo día que finalizaban los trabajos de la encuesta.

Los más críticos con la gestión de los ediles del PSOE, Guanyar y Compromís siguen siendo los hombres. Casi la mitad de los alicantinos consultados se han mostrado contrarios a sus políticas, frente al 38% de las mujeres. Por edades, la franja que más se opone a la gestión municipal del actual gobierno de izquierdas es la de los ciudadanos de entre 25 y 34 años, con una contestación del 69,3%; seguida por las personas de entre 35 y 49, con un 50%. Por contra, siempre de acuerdo con los datos de esta encuesta, la gestión del tripartito sí parece calar entre los más jóvenes. La franja de entre 18 y 24 años es la única que aprueba al gobierno municipal de izquierdas con un apoyo del 57%. Es la excepción de la regla.

A todos estos porcentajes, además, se debe sumar que el gobierno de Alicante acumula peores valoraciones que los ejecutivos locales de València y Castellón, también dirigidos desde mediados de 2015 por coaliciones de una composición muy parecida. Es la capital de provincia de la Comunidad en la que el gobierno cosecha un porcentaje más moderado de apoyos y además Gabriel Echávarri es el primer edil con una valoración más baja. Apenas llega al 4,3 frente al 4,9 de Joan Ribó en València y al 6,1 que alcanza Amparo Marco en Castellón.

En cuanto a la valoración de los líderes de los grupos municipales, ninguno de los ediles, ni del gobierno ni tampoco de la oposición, llega al aprobado. El que mejor nota obtiene, aunque también suspende como los demás, es el alcalde Gabriel Echávarri, con el mencionado 4,3. Mejora cuatro décimas respecto a mayo. Además es el más conocido con un 58,8%. Supera por la mínima -una décima- al líder de Compromís, Natxo Bellido, y al portavoz del PP, Luis Barcala, que empatan en la segunda posición aunque el primero baja cuatro décimas y el segundo sube medio punto. Su grado de conocimiento, en todo caso, es muy bajo. A Bellido lo reconocen casi el 24% y Barcala -aspirante a candidato del PP- apenas supera el 16%. El vicealcalde Miguel Ángel Pavón -el segundo más conocido tras Echávarri- se anota una puntuación baja de 3,9 por delante de los dos tránsfugas, cuya valoración cae desde el barómetro de mayo. Nerea Belmonte llega a 3,7 y Fernando Sepulcre sólo hasta 3,2. Yaneth Giraldo, portavoz de Cs, está a la cola tanto en su nota -logra sólo un 3- como en un nivel de conocimiento casi irrelevante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats