Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El veto de la derecha y los independentistas devuelve a Alicante a las cuentas de Rajoy, las peores de la historia

El rechazo a los presupuestos del PP y Cs junto a los grupos catalanes frustra 1.200 millones para la Comunidad

La ministra Montero durante este debate de presupuestos.

La ministra Montero durante este debate de presupuestos. efe

El veto de la derecha y de los independentistas catalanes a los presupuestos generales del Estado para 2019 devuelve a la provincia de Alicante a las últimas cuentas de Mariano Rajoy en 2018, las peores de la historia en inversiones para la provincia junto a las de 2017. Es cierto que los presupuestos de Pedro Sánchez no se portaban del todo bien con Alicante. La inversión del Estado seguía queda quedando lejos de la media que le corresponde a la provincia por peso poblacional. La inversión necesaria en la provincia de acuerdo a su población es de unos 450 millones. En total la provincia recibía en 2019, según el proyecto de presupuestos ahora ya anulado, unos 245 millones de euros, 63 millones más que el año pasado pero a 200 millones todavía de la media.

El ejecutivo de Pedro Sánchez primaba a la provincia de València en sus inversiones y, sobre todo, a Castellón. En las últimas semanas, el grupo de Compromís en el Congreso, además, había empezado a negociar con los socialistas para mejorar las aportaciones de las comarcas alicantinas. Ahora todo eso se queda en agua de borrajas. Volvemos al presupuesto de Rajoy, un total de 182 millones con la provincia de Alicante la cuarta por la cola en inversiones. La derrota política de Sánchez le supone al conjunto de la Comunidad Valenciana renunciar a una inversión para 2019 de cerca de 1.200 millones de euros. La valenciana era la autonomía -aunque con el lunar de Alicante- que en su conjunto más subía en proporción detrás de Cataluña hasta situarse con 1.190 millones, el 9,8% del total estatal. El Ministerio de Fomento destinaba 78,6 millones a los puertos valencianos. Fomento también duplicaba la inversión y las Cercanías valencianas obtenían 300 millones de euros. También Carreteras impulsaba proyectos paralizados como las variantes de la Font de la Figuera o Benissa. Se quedarán sin dotación 8,4 millones para el acceso al aeropuerto de Alicante (tramo N-332/A-70), además de inversiones en el Tren de la Costa al norte de Alicante y otras vías autonómicas. En el plano cultural queda también sin efecto los 600.000 euros para los gastos de funcionamiento del IVAM, este año de aniversario.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats