Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro gobierno tendrá doce consellerias y tres nuevas carteras

Puig se quedará Turismo en Presidencia mientras que Oltra será vicepresidenta única y repetirá como portavoz

El futuro gobierno tendrá doce consellerias y tres nuevas carteras

El futuro gobierno tendrá doce consellerias y tres nuevas carteras

El nuevo organigrama de la Generalitat empieza a coger forma tras siete encuentros y decenas de horas de reunión entre los representantes de PSPV, Compromís y Unides Podem. Los negociadores juegan ya al límite y pueden producirse cambios hasta el último segundo. Pero la composición del nuevo Consell no diferirá mucho de la que aparece junto a esta información. La denominación Botànic II es la que más papeletas tiene para dar nombre al segundo pacto de izquierdas autonómico. Respecto al organigrama todavía sin cerrar, el grueso de las áreas y el reparto competencial se mantiene. El número de conselleries quedará fijado en doce, incluida Presidencia (dos más que en la actualidad), y la gran novedad es la creación de tres carteras nuevas, con dos de ellas a cargo de Podemos-EU, las de Vivienda y Calidad Democrática, mientras Universidades e I+D+I quedaría en poder del PSPV.

Una de las nuevas es Vivienda, que podría añadir las políticas de Cambio Climático, pendiente del tira y afloja con Compromís. La cartera de Vivienda podría gestionarla el portavoz de Unides Podem, Rubén Martínez Dalmau, que sería el primer conseller nombrado a instancias de los morados. La gestión medioambiental, que dependerá de Agricultura y podría recaer en el Bloc, aunque con peso de Els Verds. Descartado que siga Elena Cebrián, el conseller sería nuevo. Agricultura vuelve a convertirse en departamento con ese nombre y mantiene las competencias de Agua. La segunda cartera nueva estrenaría denominación. Se trata de Calidad Democrática, que estará en manos probablemente de Esquerra Unida y su consellera sería la coordinadora general de EUPV, Rosa Pérez Garijo. Heredería todo el grueso de las competencias de la extinta Transparencia que en el anterior cuatrienio dirigió el alicantino Manuel Alcaraz.

No asumiría Memoria Histórica, que seguiría en la Conselleria de Justicia con Gabriela Bravo, quien en la legislatura pasada impulsó la Ley de Memoria Democrática, aprobada en 2017. Mantendría Función Pública y asumiría también Emergencias, en una suerte de conselleria de Interior. Ana Barceló seguirá en Sanidad. Otra de las fricciones estaba ayer en la división de Educación y Cultura. Vicent Marzà estará al frente de Educación y aunque podría añadir Empleo a sus competencias, Compromís no quiere perder el grueso de la política cultural. Podría dividirse y que Patrimonio pase a Presidencia. Otra conselleria en manos de Compromís sería Economía. Suenan nombres como la exdiputada Mireia Mollà aunque podría seguir Rafa Climent, si se la queda el Bloc. La vicepresidencia, que ostentará de nuevo Mónica Oltra, mantiene las competencias y es casi seguro que vuelva a ser la portavoz del Consell. La tercera conselleria nueva es Universidades con I+D+i en manos del PSPV sin candidato conocido como también Infraestructuras.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats