Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante

PP y Cs llegan a la víspera de la investidura sin cerrar el reparto de áreas

Luis Barcala se muestra confiado de que el pacto de gobierno solo depende de «algunos flecos», entre ellos, determinar qué competencias gestionará cada grupo

Mari Carmen Sánchez y Luis Barcala en un acto reciente. jose navarro

Queda un día para conocer el nombre del alcalde de Alicante surgido de las pasadas elecciones del 26 de mayo, pero a tenor de la aparente tranquilidad con la que se están comportando todas las partes implicadas, parece que o todo se resuelve las últimas 24 horas o que ya está todo muy decidido. De hecho, ayer, oficialmente no trascendió ningún encuentro entre el PP y Ciudadanos, que sí se emplazaron para tener una última reunión este viernes.

Transmitiendo un señal de normalidad absoluta, el alcalde en funciones de Alicante y candidato a la reelección, el popular Luis Barcala insistió ayer en que el pacto con Ciudadanos está a expensas de detalles. «Quedan los últimos flecos», como es el «reparto de competencias» un asunto que para muchos puede ser decisivo y decisorio pero que el propio Barcala ya determinó, tiempo atrás, que «no es su máxima preocupación». Para el aspirante a revalidar la Alcaldía, son muchos más importantes los «ejes programáticos» que se deben desarrollar a lo largo del próximo mandato, un programa común, con áreas estratégicas que el PP y Cs ya concretaron en sus dos primera citas, realizadas el lunes y martes.

Ante este plantamiento de prioridades, Luis Barcala se mostró ayer partidario de buscar la forma de «articular el equipo» para «entenderse y trabajar» como «un único equipo» en el consistorio. Lejos de poner en primera línea de las peticiones del PP las áreas que van a gestionar los ediles populares y los de la formación naranja, Barcala prefiere que, a partir del sábado, tras la sesión de investidura, el equipo de gobierno que se forme «con más de un partido» llegue a un buen entendimiento y «aprenda de la experiencia pasada».

Entre los temas a los que el aspirante a alcalde quiere darle mayor relevancia está la necesidad de abordar la renovación de contratas «muy importantes», que afectan a los servicios públicos, como la de transportes, parques y jardines y, dentro de dos años, limpieza y recogida de residuos. Según Barcala, «es lo que nos está pidiendo la gente», y que «pagan impuestos para recibir servicios», indicó ayer, muy predispuesto a alcanzar el pacto con Mari Carmen Sánchez ya que esos días de negociación se han puesto sobre la mesa «muchos puntos en los que ya se apreciaron coincidencias a lo largo de la campaña electoral», comenzando por estas contratas de servicios. Otro de los aspectos, ya tratados en las reuniones entre el PP y Cs son asuntos vinculados a la política económica y social, con una apuesta por el desarrollo de las nuevas tecnologías y la atracción de empresas donde ambos partidos, según Barcala, están convencidos de que todo pasa por una «buena política de generación de empleo».

Ensayos a falta de reuniones

A la vista de que ayer por la tarde no se reunieron en el Ayuntamiento los máximos representantes locales de Ciudadanos y el Partido Popular, Luis Barcala sí que tuvo tiempo para convocar a sus ediles a que pasaran por Alcaldía a lo largo de la tarde. Cada uno por separado, los concejales fueron llegado uno a uno a la casa consistorial, donde les esperaba el alcalde en funciones. Tras una posible charla a nivel individual con cada uno de ellos, todos juntos tuvieron la oportunidad de ensayar la investidura de mañana sábado. Algunos de estos ediles comentaban al salir del Ayuntamiento que la falta de experiencia de algunos ediles -en el caso del PP son 5 novatos entre 9 concejales-, aconsejaba probar antes de que llegue el gran momento.

Y eso que aún no hay ningún acuerdo firmado. De momento, para afrontar este último día de negociaciones, Luis Barcala no tiene ningún acto público este viernes. Todo sea por el pacto.

Los socialistas piden cita a la desesperada a Cs

Horas después de conocer el recuento electoral, el PSPV-PSOE, y con su secretario general a la cabeza, Ximo Puig se mostró abiertamente partidario de alcanzar un acuerdo con Ciudadanos para gobernar de forma conjunta la Alcaldía de Alicante. Pero estas últimas dos semanas, ese acercamiento, al menos públicamente, no se ha producido. No obstante, ayer mismo, todavía había voces internas del Partido Socialista en Alicante partidarias de forzar una reunión de última hora entre los socialistas y Cs. Aunque sea el último día y a última hora, «había que intentarlo», aseguraban fuentes socialistas. Otros responsables del PSOE matizaba que esos contactos se debían hacer a «otra escala», como por ejemplo, en València. De hecho, tanto Francesc Sanguino como Trini Amorós, números uno y dos de la lista municipal, aseguraron que aún no se han reunido con la líder de Cs, Mari Carmen Sánchez.

El PSOE y Vox se distribuyen la mesa de edad del Pleno

La sesión se adelanta a las 10 horas para terminar antes de disparar la primera mascletà oficial de las Hogueras 2019

La primera pareja que presida un pleno de la Corporación Municipal 2019-2023 del Ayuntamiento de Alicante estará formada por el PSOE y Vox. El carnet de identidad del socialista Miguel Millana, secretario local del Partido Socialista, y del portavoz de la formación ultra Mario Ortolá, también coordinador local del partido, los han convertido en los dos representantes de la mesa de edad que dirigirán el pleno de investidura. Millana, como edil más veterano de esta Corporación, con 66 años, ejercerá de presidente de la sesión y tendrá como ayudante a Ortolá, que a sus 28 años es el más joven de los 29 ediles que han conseguido un acta en las recientes elecciones del 26 de mayo.

Serán ellos dos los que tomen juramento o promesa a los ediles y les entreguen sus distinciones como la medalla del Ayuntamiento y la insignia con el escudo municipal. Una vez constituido el Ayuntamiento, se pasará la elección de la Alcaldía, para lo que primero se confirmará que todos los cabezas de lista han presentado su candidatura. A los seis «número uno» se les darán cinco minutos para intervenir, por orden de listas más votadas, de menor a mayor. Mario Ortolá, Natxo Bellido, Xavier López, Mari Carmen Sánchez, Francesc Sanguino y Luis Barcala se dirigirán al público que llenará por completo el Salón Azul, donde se sentarán los invitados más cercanos a los concejales y los representantes de instituciones y colectivos de la ciudad invitados al pleno.

Pantallas en el zaguán

Además del Salón Azul, también habrá invitados en el salón de los retratos de los alcaldes y en el vestíbulo de entrada a la primera planta del Ayuntamiento. Está previsto que se coloquen pantallas gigantes para seguir el pleno de investidura en el zaguán del consistorio, desde donde también se podrá seguir la sesión.

Durante la jornada de ayer, los portavoces de los distintos grupos acudieron a una reunión donde les explicaron los pormenores del pleno, pero no hubo un ensayo como tal. De hecho, desde la Secretaría Municipal se comentó a ediles que se acerquen un rato antes de la celebración del pleno para poder informar a todos como va a transcurrir «in situ».

Otra certeza es la hora de inicio del pleno, que se adelanta a las 10 de la mañana -una hora antes de lo habitual- para evitar que el término de la sesión se acerque al inicio de la mascletà en la plaza de los Luceros, prevista a las 14.00 horas. La primera mascletà oficial de las Hogueras 2019 será el primer acto al que asista el nuevo alcalde de la ciudad de Alicante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats