Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tregua en el Botànic: pacto de las 140 enmiendas a las cuentas del Consell

La izquierda aparca sus diferencias con un consenso para escenificar paz en las Cortes durante el tramo más importante del debate presupuestario - Podemos obvia nuevamente la tasa turística, que se pospone otro año

Tregua en el Botànic: pacto de las 140 enmiendas a las cuentas del Consell

Tregua en el Botànic: pacto de las 140 enmiendas a las cuentas del Consell

Los tres partidos que sustentan el Botànic (PSPV, Compromís y Podemos) han recuperado una vía de consenso y han presentado conjuntamente un total de 140 enmiendas parciales a los presupuestos de 2020, con lo que escenificarán una cierta calma durante el trámite más importante del debate de las cuentas autonómicas en las Cortes. Los ánimos se han apaciguado, al menos momentáneamente, dentro de las formaciones del Consell y ayer fuentes de los tres grupos mostraban su satisfacción por haber cerrado un acuerdo y haber podido pactar las enmiendas que se habían convertido en un nuevo pulso que zarandeaba el Gobierno valenciano. Un paquete de propuestas que hubiera evidenciado las diferencias que, por otra parte, persisten entre los grupos hubiera supuesto alimentar todavía más la imagen de división en este arranque de la legislatura.

Finalmente, la realidad de esta tramitación parlamentaria, pese a las tensiones de los últimos días, navega por los cauces de la concordia y los tres grupos han conseguido unificar criterios en cuestiones, por ejemplo, como un aumento de 12.000 euros para el Misteri d'Elx, ayudas para los afectados por la xylella o diferentes centros de salud de la provincia. Destaca la ausencia de documentos referentes a la tasa turística, lo que evidencia que Podemos ha cedido y ha rebajado la tensión en esta exigencia que genera tensión, especialmente, entre el PP de Alicante y en empresarios del sector. Su debate, un clamor en Europa y en otras partes de España, volverá a quedar pospuesto un año más.

Tras haber logrado ese consenso en las enmiendas, el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, como se puede apreciar en la fotografía que acompaña esta información, participó en un seminario sobre financiación e incidió en la idea de que la reforma de la financiación autonómica no solo es inaplazable, sino también imprescindible. Pero no se trata de abordarla como un debate entre territorios, «sino que su objetivo debe estar en la mejora del funcionamiento general del Estado del Bienestar en España, bajo criterios de equidad, solidaridad y justicia social». Según apuntó Soler «no estamos ante un Estado como hace 40 años. Las comunidades autónomas en general siguen teniendo una dependencia excesiva de las transferencias estatales».

Por otra parte, el PP presentó 1.087 enmiendas parciales a los presupuestos del gobierno del Botànic II con el objetivo de «evitar los recortes sociales» e impulsar las inversiones en la Comunidad Valenciana. En infraestructuras educativas, el PP exige la construcción o rehabilitación de 130 centros escolares públicos de toda la Comunidad: 60 en la provincia de Alicante y 35 tanto en Valencia como en Castellón. Para ello, pide pasar 260 millones del Plan Edificant a inversiones de la Conselleria. En Educación, los populares quieren destinar 30 millones de euros para la gratuidad de los alumnos de escuelas infantiles de 0 a 3 años, así como dedicar más dinero al aprendizaje de inglés y a ayudas al estudiantes de zonas rurales. También pretenden garantizar en los presupuestos el cobro del personal de limpieza escolar, becas especiales fuera del aula y el «respeto para las zonas castellanohablantes».

Hacienda publica la orden para el cierre del presupuesto

La conselleria de Hacienda publicó ayer una orden en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana para ordenar las operaciones y los procedimientos necesarios para el cierre del ejercicio presupuestario a los efectos de su finalización y consiguiente liquidación. Entre otros motivos, se fijan los plazos para la tramitación de los documentos contables y la consiguiente contabilización de operaciones, así como para la tramitación de modificaciones presupuestarias. Esta orden regula las operaciones del cierre del ejercicio 2019 relativas a la contabilidad del presupuesto de gastos y operaciones no presupuestarias en la Generalitat y sus organismos autónomos integrados en el sistema de contabilidad. Fuentes de la Conselleria explicaron ayer que «estamos ante el rutinario cierre presupuestario de todos los años en la primera semana de diciembre».

Consenso de la izquierda en las Cortes para «repensar» el modelo de À Punt y la estructura del servicio público

Los socios del Botànic avalan de momento al consejo rector y Compromís desiste por ahora de pedir más presupuesto

El presidente de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), Enrique Soriano, justificó ayer los bajos ingresos por publicidad de À Punt y prometió seguir al frente del ente «con absoluta normalidad mientras sea necesario», cuando lleva cumplida la mitad de su mandato de seis años. También negó presiones políticas y defendió la «normalidad» en todos los cambios de cargos públicos. Así lo afirmó en la comisión de radiotelevisión pública de las Cortes, donde compareció a petición propia para defender que no es necesario el cese del Consell Rector de la Corporació como pidió la Sindicatura de Comptes.

En sus informes de 2018, este órgano alertó de irregularidades en contratación y personal y concluyó que los consejeros debían cesar por los ingresos de publicidad del año pasado (816.352 euros), inferiores al 25% de la previsión anual (cuatro millones) como que estipula la ley de creación. A pesar de esta recomendación, el Consell Rector seguirá adelante gracias al apoyo que le dieron ayer los grupos del gobierno del Botànic II (PSPV, Compromís y Unides Podem), mientras que la oposición de derechas (PP, Ciudadanos y Vox) rechazó su continuidad.

Tras la votación, Soriano celebró el apoyo de la comisión, defendió la existencia de «causas justificadas» para no alcanzar la previsión inicial de ingresos por publicidad y reiteró su voluntad de «repensar» el modelo de radiotelevisión pública valenciana, «su sentido y futuro» y su estructura dividida entre la CVMC y la Societat Anònima de Mitjans de Comunicació (SAMC), «una responsabilidad que corresponde a las Cortes Valencianas».

Sobre su continuidad como presidente, destacó que «lo esencial» es que À Punt ha alcanzado el objetivo con el que arrancó en junio de 2018, reconociendo que ha sido «un proceso mucho más complejo». También aseguró que la renovación de los cargos «entra dentro de la normalidad», como el de la nueva dirección del ente, convocada la semana pasada hasta finales de diciembre para relevar a la actual directora general, Empar Marco. Por otra parte, en aras a la paz en el parlamento, Compromís desiste de su petición de ampliar el presupuesto de la cadena autonómica de cara al año 2020.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats