Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un testaferro de Zaplana pide suspender el pago de 533.183 euros en impuestos

La Audiencia Nacional rechaza un recurso de la empresa de Joaquín Barceló para aplazar la liquidación tributaria de 2001

Un testaferro de Zaplana pide suspender el pago de 533.183 euros en impuestos

El clan Zaplana deberá hacer frente al pago de más de medio millón de impuestos por ingresos no declarados en una de las empresas bajo sospecha. La sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ha rechazado el recurso presentado por Costera del Glorio, administrada por Joaquín Barceló y su mujer, presuntos testaferros del expresidente de la Generalitat, en el que reclamaba la suspensión de una deuda tributaria de 533.138 euros. La petición se enmarca en un procedimiento contencioso que se instruye en Madrid por el impago de impuestos de Costera del Glorio en el ejercicio fiscal 2001, fecha en la que Zaplana dirigía el Consell.

Ahora, según consta en la resolución, a la que ha tenido acceso este diario, la sala de la Audiencia Nacional concluye que «lo que se pretende por la recurrente es la suspensión automática, es decir, que suspendida la resolución en vía administrativa, procede sin más extender la suspensión a la vía contencioso-administrativa».

Sin embargo, aclara el tribunal, «esta forma de proceder no resulta avalada por la jurisprudencia» marcada por el Tribunal Supremo (TS). Este procedimiento se instruye al margen de la investigación que dirige la jueza Isabel Rodríguez y que ha logrado recuperar para el Estado más de 8 millones de euros que la trama escondía en diversos paraísos fiscales.

Costera del Glorio es una pieza clave en la investigación de la Operación Erial. Los investigadores no tienen dudas y consideran que esta sociedad se nutrió durante años de los «sobornos» que supuestamente conseguía Zaplana y que después retornaban al patrimonio del exministro. De hecho, la Guardia Civil ha descubierto que los Audi Q7 y Q3 requisados a Zaplana y su esposa, Rosa Barceló, también imputada, fueron adquiridos en realidad por Costera del Glorio SL. Todos estos bienes han sido decomisados y la Guardia Civil utiliza los coches intervenidos en operaciones contra la corrupción y le blanqueo de capitales.

Por el momento, todas las decisiones tomadas por los tribunales han sido contrarias a los intereses de Zaplana y sus colaboradores. En este sentido, la Audiencia de València ha rechazado anular los decomisos de propiedades o cuentas corrientes de los investigados. Un informe de la Fiscalía Anticorrupción eleva a 16.292.520 euros la cantidad abonada en cuentas bancarias en el extranjero.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats