Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell aprueba su primer estatuto de municipios turísticos

El Botànic dará luz verde hoy durante una reunión en Alicante a un decreto que permitirá a los ayuntamientos recibir ayudas para promocionarse

Ximo Puig y Francesc Colomer en una reciente edición de la World Travel Market de Londres. EFE / Manuel Bruque

Entre los asuntos que se aprobarán en el pleno del Consell que se celebra este viernes en Alicante está el decreto de creación del Estatuto del Municipio Turístico, en el que se determinan las condiciones que una localidad debe superar para obtener el reconocimiento como municipio turístico, con la consiguiente llegada de ayudas y ventajas económicas que le permitirán realizar su labor promocional y de servicios con mejores condiciones. Este decreto, esperado desde hace unas semanas y elemento clave para aplicar la nueva ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad de la Comunidad, viene acompañado de una nueva línea de ayudas, de 600.000 euros, con la que se amplía el Fondo de Cooperación Local y que consiguió sumarse al presupuesto de la Generalitat para 2020 en la última fase de aprobación de enmiendas negociada entre los socios del Botànic. Es la primera normativa de estas características que tendrá la Comunidad, que ya tuvo ayer mismo el visto bueno de la comisión de secretarios autonómicos.

A partir de la aprobación del decreto que regulará el Estatuto del Municipio Turístico, las localidades tienen un año para poder presentar el exigente y completo expediente que solicita la administración autonómica. Eso permite obtener esta catalogación que, ademas, facilita el acceso a las ayudas. Entre otros documentos, Turisme de la Comunitat Valenciana reclama planes de gobernanza o de recursos turísticos. Y después de la tramitación burocrática, los municipios que superen con éxito «el examen» podrán optar a la nueva línea de ayudas del Consell, consignada con 600.000 euros extras al Fondo de Cooperación Local (dotado con 40 millones de euros), que tendrá una tramitación específica propia, que pasará de la Dirección General de Administración Local a Turisme Comunitat Valenciana. De hecho, para avanzar las gestiones de forma paralela, ya está publicada la orden que permite pedir estas ayudas, con las que los municipios turísticos podrán dar los primeros pasos en mejora de servicios a vecinos y visitantes. La nueva línea de ayudas es de tipo objetivo, por lo que se regulan en base a los baremos de población de las localidades afectadas y no por criterios subjetivos que pueden ofrecer un reparto de dinero muy discutido.

En todo caso, los 600.000 euros que se introdujeron a última a hora en los presupuestos del Consell, son compatibles con otras dos líneas de ayudas disponibles para este año 2020. Este refuerzo se suma a la inversión en adecuación y mejora de los recursos y servicios turísticos, con una dotación en el presupuesto de 3, 2 millones, y al programa de competitividad y desestacionalización de los destinos turísticos, que dispone de 2,5 millones más. Las tres partidas superan, por tanto los 6,3 millones de euros, que los ayuntamientos ya pueden comenzar a solicitar y, de este modo, podrán planificar mejor la temporada turística.

Localidades beneficiadas

De estas medidas se pueden beneficiar unas 250 localidades de toda la Comunidad, de las que, según datos de Turisme, 64 son alicantinas, 86 de Castellón y 102 de Valencia. Las localidades reconocidas como turísticas por este estatuto tendrán financiación especial para compensar el esfuerzo económico que supone atender a la población que reciben. El proyecto de estatuto prevé dos posibilidades. Por un lado, tendrán atención preferente en las líneas de fomento económico de la Generalitat, las políticas de infraestructuras o actividades de promoción. Y en segundo lugar, tendrán vías de financiación específicas mediante convenios concretos dentro del Fondo Municipal del Consell.

A partir de la entrada en vigor del nuevo decreto de Estatuto de Municipio Turístico, los destinos que ahora cuentan con esta declaración en virtud de la Ley de Turismo de 1998 tendrán un año para acreditar ante Turisme su adaptación a los nuevos criterios y obligaciones. En este aspecto, los ayuntamientos que ya han conseguido su catalogación como destino turístico inteligente, ya tienen avanzada gran parte de las gestiones que ahora solicita la administración. La nueva Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad, aprobada en 2018, reconoce el carácter turístico de todos los municipios porque se considera a toda la Comunidad Valenciana como un destino de primer orden. De todos modos, es el nuevo estatuto el que regulará qué localidades tendrán además un reconocimiento como municipios turísticos porque necesitan afrontar un gasto superior para atender los flujos de turistas.

En el caso de que un determinado municipio no tenga todavía ese reconocimiento y lo quiera adquirir, primero debe manifestar que dispone de «un recurso turístico de primer orden» su término municipal, incluido en el catálogo correspondiente que elabora Turisme Comunitat Valenciana. Y además, deberá acreditar dos de los tres criterios solicitados, en materia de población (debe tener una población turística de 10.000 personas o, en las localidades de 5000 habitantes o menos, se debe acreditar que reciben 10 veces más turistas que residentes), plazas de alojamiento (deberá tener como mínimo 1.000 plazas de alojamiento turístico reglado o 1.500 si se cuentan también el volumen de segundas residencias) y el criterio económico (deberá acreditar que el turismo supone la base de la economía municipal teniendo en cuenta la generación de puestos de trabajo, la influencia sobre el PIB o la aportación a las arcas).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats