Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno deja en el aire el pago al Consell de 281 millones del IVA retenido por Montoro en 2017

El Consell mantiene su exigencia y confía en que Hacienda «encuentre fórmulas» para liquidar la deuda. Andalucía alerta de que el Ejecutivo quiere «hurtar» ese dinero

El Gobierno deja en el aire el pago al Consell de 281 millones del IVA retenido por Montoro en 2017

El Gobierno deja en el aire el pago al Consell de 281 millones del IVA retenido por Montoro en 2017

El Gobierno central todavía no ha pagado a la Comunidad Valenciana la mensualidad del IVA de diciembre de 2017, valorada en 281 millones de euros, que el ministro del PP, Cristóbal Montoro, responsable de Hacienda en el Gobierno de Mariano Rajoy, decidió no pagar en aquel momento y que se adeuda a las arcas autonómicas desde entonces. Entre las diferentes demandas incluidas en la llamada «agenda valenciana» que los socios del Botànic trasladaron a Madrid antes de la investidura de Pedro Sánchez, figuraba la liquidación de esta cantidad, un dinero que el Gobierno, después de anunciar las entregas a cuenta a las comunidades autónomas que se realizarán en 2020, ha dejado en el aire y no ha confirmado aún cuando llegará a pagar a sus destinatarios.

La alerta lanzada ayer por el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Juan Marín, líder de Ciudadanos en la comunidad andaluza, no preocupa «de momento» a la Conselleria de Hacienda. Marín acusó ayer al Gobierno central de «hurtar» a Andalucía los 537 millones de euros que le debe por la liquidación del IVA de 2017, con el objetivo de que la comunidad tenga déficit y poder seguir «interviniendo» sus cuentas. Juan Marín denunció que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha dicho que ese dinero «no se va a pagar a Andalucía, pese a que es un dinero que corresponde a todos los andaluces porque son ellos los que han pagado ese impuesto». El dirigente de Cs, molesto también con el reparto de las nuevas entregas a cuenta anunciadas por el Ejecutivo, calificó la situación de «ataque frontal» a los intereses de Andalucía y «maltrato que no podemos permitir».

Sin tanta vehemencia, desde la Conselleria de Hacienda se aseguró ayer que no hay ninguna constancia de que el Gobierno haya decidido no pagar esa deuda, que «ya se pudo haber liquidado si se hubieran aprobado los presupuestos elaborados por Pedro Sánchez en 2019, que la derecha y los independentistas echaron abajo». Es por eso que desde la conselleria que dirige Vicent Soler se considera que «esos 281 millones del IVA se nos deben y es un dinero que se nos tiene que pagar», por lo que el Consell «va a seguir exigiendo su pago». Otro tema es el sistema que se utilice para realizar el pago, sin precisar hasta la fecha a pesar de las reuniones mantenidas por Vicent Soler y María Jesús Montero -responsables de Hacienda de los gobiernos autonómico y central, respectivamente-, por lo que desde la conselleria confían en que se encontrará una fórmula que lo haga viable.

La solicitud del IVA que dejó de pagar Montoro en 2017 se ha realizada por diversos cauces desde la Comunidad Valenciana, tanto desde el Consell como por parte de las Cortes. A finales de septiembre, las Cortes aprobaron, con los votos a favor del PSPV, Compromís, Unidas Podemos y el PP, y la abstención de Ciudadanos, una iniciativa para pedir al Gobierno la transferencia a las autonomías de los recursos retenidos correspondientes a la entregas a cuenta y a la recaudación del IVA. En esa misma propuesta, pactada por los grupos del Botànic a partir de una iniciativa de Compromís, se hablaba también de modificar la normativa del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para convertirlo en un órgano multilateral de decisión efectiva, equilibrando su composición para reducir el peso del Gobierno central en las decisiones y garantizando, al menos, dos reuniones anuales ordinarias.

Conferencia sectorial

Precisamente, en estos primeros días de la puesta en marcha del nuevo Gobierno de coalición ya se empieza a insinuar en la necesidad de que se convoque un Consejo de Política Fiscal y Financiera, instrumento básico para que se puede empezar a configurar un nuevo modelo de financiación autonómico. En su visita ayer al pabellón de la Comunidad Valencia en Fitur, la Feria Internacional de Turismo de Madrid, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció que «muy pronto» se va a convocar otra conferencia sectorial que no es la fiscal, sino la relacionada con la política turística territorial, «porque si hay algo que no se puede descentralizar» es el turismo, el producto y valores de la gente como la hospitalidad.

También estuvo ayer presente en Fitur el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, horas después de reunirse con representantes de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) que esta semana han trasladado a Madrid sus demandas para la Comunidad.

La ministra Maroto habla de «mejorar la financiación» en su visita a Fitur

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, comentó ayer en el pabellón de la Comunidad Valenciana en Fitur que la voluntad del Gobierno es «hacer la mejor reforma» del modelo de financiación autonómica, porque esta Comunidad y el resto de autonomías necesitan una financiación «adecuada» para prestar servicios públicos. Maroto, acompañada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pudo degustar los vinos y la gastronomía valenciana.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats