Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Mazón cierra el círculo en Fitur

El presidente de la Diputación aprovecha la feria turística para afianzar su papel territorial y su cercanía a Pablo Casado

Carlos Mazón junto a Pablo Casado y el alcalde de Benidorm.

Carlos Mazón junto a Pablo Casado y el alcalde de Benidorm.

Cerrada la semana en que la clase política se traslada a Madrid para lucir palmito en Fitur, la primera feria al frente de la Diputación le ha servido a Carlos Mazón, además de desplegar su figura en el mercado como diputado de Turismo, para afianzar espacios de representación dentro del PP. En dos direcciones. Una. Afianzar su papel territorial convencido de reforzar su eje con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y con el presidente de Murcia, Fernando López Miras. Ayer mismo, en Twitter, el titular de la Diputación volvió a hacer un guiño al dirigente murciano recordando la invitación a la feria «Alicante gastronómica» y con un mensaje inequívoco: «Juntos, más fuertes». Una cercanía de Mazón con Murcia que no agrada a la Generalitat como quedó explicitado con el episodio de la comisión provincial del agua, la primera gran rectificación del presidente de la Diputación en el cargo.

Con la evidencia nítida y cristalina de quiénes son los cargos territoriales con los que se entiende Mazón, futuro presidente del PP en Alicante y con toda la influencia para decidir a continuación sobre la sucesión de la formación en la Comunidad Valenciana, quedaba por cumplir con la otra parte del plan. Segundo. Visibilizar, una vez más, su cercanía con la figura de Pablo Casado, líder del PP al que, al menos, le queda, como máximo, un tiro más en la recámara electoral en función del resultado de la próxima cita con las urnas. Con ese margen de tiempo a su favor, será el que gestione desde Génova, por tanto, la inminente renovación territorial del PP. Y ayer Casado recorrió el «stand» de la Comunidad Valenciana y, especialmente, el espacio de la Costa Blanca junto a Mazón y al alcalde de Benidorm, Toni Pérez, entre otros cargos populares.

No coincidió con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por apenas unos segundos. Casado, muy vinculado a Elche a través de su esposa, estuvo ocurrente e ingenioso cuando coincidió con el alcalde de Alicante, Luis Barcala, para trasladarle que era un buen hermanamiento entre las dos ciudades. Semana política redonda para el presidente de la Diputación. No solo por el papel en la feria turística sino, sobre todo, por apuntalar su posición dentro del PP. Para todas esas cosas sirve actuar en Fitur. El año que viene más.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats