Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell busca poner fin al conflicto de sus chóferes con una subida de salario

Función Pública elabora un informe para mejorar las condiciones del colectivo con el objetivo de solucionar la crisis que afecta al parque móvil

El Consell busca poner fin al conflicto de sus chóferes con una subida de salario

Función Pública está estudiando aplicar una subida salarial al colectivo de conductores autonómicos con el objetivo de conseguir voluntarios para los desplazamientos diarios de los miembros del Ejecutivo valenciano. El incremento del complemento específico de quienes queden asignados a los consellers es la solución por la que la Generalitat parece haberse decidido después de meses de negociación infructuosa con el colectivo. Como ha venido informando este diario, varios miembros del Gobierno valenciano llevan tiempo teniendo problemas para encontrar conductores, una situación que se arrastra desde la pasada legislatura y que ha llevado a que algunos, como es el caso del titular de Territorio, a sacar a concurso un contrato para la prestación del servicio de transporte urbano e interurbano y abrirlo, por primera vez, a empresas de VTC. La Conselleria de Territorio, Obras Públicas y Movilidad tuvo que recurrir a esta vía después de que cuatro plazas de conductor de servicio directo de conseller quedaran desiertas en ese momento.

En la actualidad las plazas de conductores de miembros del Consell están clasificadas como de libre designación con un complemento de destino de E035. Existe, de un lado, un problema de escasez de plantilla (los efectivos han ido menguando, la bolsa se ha agotado, mientras ha crecido el número de departamentos) y, de otro, escasos incentivos para el colectivo que considera que estas plazas no están suficientemente retribuidas. Ser conductor al servicio de un miembro del Consell implica un nivel de disponibilidad importante, con horarios intempestivos, que incluye además los fines de semana. La conclusión es que el personal no está por la labor de optar a un trabajo que, además de insuficientemente retribuido, les implica un riesgo ya que al tratarse de un sistema de libre designación cabe la posibilidad de perder la plaza que ocupan en la actualidad. Fuentes sindicales consultadas por este diario, advierten de que para que la propuesta final de Función Pública sea atractiva no bastará con subir el complemento específico de los chóferes de miembros del Consell.

Desde la UGT se apunta que además del incremento retributivo para quienes asistan al Consell, debería producirse una reclasificación de los puestos base, de tal manera que como mínimo tuvieran asignado un 12E030, plazas a las que después tendrían permitido regresar. El conflicto con la plantilla del parque móvil se originó cuando con la llegada del Botànic se decidió que los conductores dejaran de ser personal eventual, condición que tenían en la etapa del Partido Popular, hasta el año 2015, cuando se elegían directamente a los conductores.

Aunque algunos miembros del Consell siguen defendiendo que los conductores deberían tener la condición de personal de confianza, el criterio del Ejecutivo es no volver a la época del Gobierno autonómico de los populares, entre otras cosas, porque esto supondría incrementar el número de asesores e incurrir en incoherencia dado que en su día la izquierda criticó esta prerrogativa para nombrar a los chóferes «a dedo».

Fuentes de Función Pública admitieron que se está elaborando un informe al respecto, si bien, precisaron que la solución no será inmediata. Se necesita el visto bueno del departamento de Presupuestos y, además, se quiere iniciar una negociación con el colectivo y con los sindicatos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats