Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudadanos se queda en los huesos

Cs afronta su asamblea de marzo, decisiva para la continuidad del partido, con un tercio de afiliados menos - La provincia de Alicante cuenta con apenas 1.200 militantes tras la debacle electoral del 10-N

Cargos de Cs de la Comunidad Valenciana, junto a Inés Arrimadas, en la reciente edición de Fitur.

Cargos de Cs de la Comunidad Valenciana, junto a Inés Arrimadas, en la reciente edición de Fitur.

Un compromisario por cada 100 afiliados. Si a la provincia de Alicante le corresponden 12 compromisarios en la asamblea general de Ciudadanos, programada los días 14 y 15 de marzo en Madrid, es que la militancia del partido naranja se ha reducido a unas 1.200 personas, más de un tercio menos que en la anterior asamblea de la formación, celebrada en 2017. Dejando a un lado a los cinco alicantinos que son compromisarios natos por formar parte del Consejo General, a esos 12 afiliados que serán elegidos por votación se sumará uno más que se añade al cómputo por cada provincia, por lo que serán 18 los militantes alicantinos que participen en el cónclave que debe entronizar a Inés Arrimadas.

Estos datos son equiparables a los registrados en toda la Comunidad Valenciana, de donde saldrán un total de 37 compromisarios, correspondientes a 3.400 afiliados más un representante por cada provincia. Si lo comparamos con los 4.763 afiliados que participaron en el anterior proceso, la bajada de un 30% en la militancia es evidente. Un descenso que es continuo desde 2018, cuando el partido aseguraba que contaba con unos 4.500 afiliados, cifra que bajó a comienzos 2019, con unos 3.900 y que después de la triple convocatoria electoral del año pasado se ha reducido a una base de 3.400 personas que siguen comprometidas con el proyecto. De seguir con esta evolución, el partido va camino de regresar a los 2.000 militantes con los que en 2015 comenzó su despegue en la Comunidad Valenciana y entró por primera vez en la Cortes.

La debacle electoral en toda España, que les hizo pasar de 57 diputados en el Congreso a tan solo 10 entre el 28 de abril y el 10 de noviembre de 2019, ha tenido su reflejo directo en las cifras de afiliados. Esta imagen de partido con poco músculo de simpatizantes quedó muy bien reflejada en la última campaña, la del 10-N, donde los escasos actos que la formación naranja organizó por la provincia se convocaron en lugares de aforo reducido, con encuentros de perfil bajo al que acompañaban a los candidatos al Congreso, principalmente, cargos y asesores del partido y donde era difícil ver a un militante «convencido» que no recibiera un sueldo a cambio de realizar una actividad política.

Desde la dirección de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana admitían ayer esta bajada tan acusada de militantes pero se le quitaba hierro a este descenso. En opinión del secretario autonómico de Organización, el senador alicantino Emilio Argüeso, esta reducción de afiliados «es normal», por lo que «no me preocupa, les pasa a todos». Argüeso confía a que esta fluctuación de la militancia «se regulará en unos meses», después del congreso, por lo que «habrá que esperar». En todo caso, Emilio Argüeso también achaca el descenso en el número de compromisarios al índice corrector que ha aplicado la dirección provisional del partido - constituida en una gestora desde la dimisión de Albert Rivera- al determinar que haya un compromisario por cada 100 militantes en lugar de uno por cada 75 como ocurrió en el congreso de 2017.

Ajustes y equilibrios

Con ajustes o sin ellos, lo cierto es que los afiliados de Cs podrán elegir a un total de 362 compromisarios para que les representen en la próxima asamblea general de marzo , lo que supone casi un 25% menos que en el cónclave de hace tres años, cuando los compromisarios electos eran 479. Con esta reducción de la participación de la militancia se trata de dar cabida a los más de 175 compromisarios natos que acudirán a la asamblea por ser miembros de la Gestora, del Consejo General saliente y de la futura Ejecutiva. Sumando ambos grupos, los delegados no votados por los militantes del partido que nació para darle un gran protagonismo a sus bases representará en torno a 35% del total. Otro frente abierto los próximos días, que se prevé tenso, será la elección de los 34 compromisarios de la Comunidad, con votación telemática o presencial el 22 y el 23 de febrero. Ahí medirán sus fuerzas Toni Cantó y Emilio Argüeso, enfrentados por el control del partido a nivel autonómico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats