Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig encarga un informe económico y activa una comisión en las Cortes para el pacto de reconstrucción

El jefe del Consell quiere que las conclusiones puedan concretarse para mediados de julio y propone una amplia participación de la sociedad civil - "En todo lo que podamos, debemos ponernos de acuerdo", asegura el presidente que vuelve a pedir más flexibilidad para el sector turístico y un marco sanitario europeo

Puig encarga un informe económico y activa una comisión en las Cortes para el pacto de reconstrucción

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha encargado un informe al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) para encauzar la salida de la crisis y activará de inmediato una comisión en las Cortes Valencianas para abordar el pacto de reconstrucción de la Comunidad en este arranque de la fase de desescalada. El informe responde a la idea del jefe del Consell de llegar con un documento de trabajo a la negociación de este gran acuerdo político y social. En paralelo, durante la próxima semana, se pondrá en marcha una comisión en el parlamento valenciano para empezar a trazar el acuerdo e iniciar los trabajos con participación de la sociedad civil.

La idea es que las conclusiones estén disponibles a lo largo de la segunda quincena de julio y aplicarlas lo antes posible a los ámbitos de actuación que, en principio, pueden tener mayor relevancia: sanidad, política social, economía y refuerzo institucional. El pacto, como reconoció el jefe del Consell, debe cuadrar las líneas de la legislatura tanto para la segunda mitad de este año como para el resto del mandato. "En todo lo que haya un mínimo de consenso, tenemos que ponernos de acuerdo", aseguró Puig. Durante la próxima semana, los grupos parlamentarios se tendrán que poner manos a la obra para diseñar una metodología de trabajo e iniciar las sesiones lo antes posible para cumplir con los plazos de una situación que requiere una respuesta rápida.

Una de las cuestiones que más preocupa al jefe del Consell es la recuperación económica. Y concretamente del sector turístico. Dentro de la idea de Puig de abrir la mano con la desescalada en aquellost territorios que estén en mejores condiciones, el presidente de la Generalitat apostó por flexibilizar en la medida de lo posible las condiciones de apertura de los establecimientos hosteleros y por un marco europeo sanitario para garantizar un espacio de seguridad al turismo. A la vez insistió en una desescalada que evite el marco provincial y se centre en los departamentos de salud, una visión más próxima a la distribución comarcal.

El presidente de la Generalitat trasladó los detalles de su propuesta de desescalada a los grupos parlamentarios, se comprometió con ellos a enviarles cualquier tipo de información suplementaria y todos le trasladarán ideas de cara a la conferencia autonómica del próximo domingo. Desde la unidad de acción con el Gobierno, Puig pretende encabezar una posición valenciana común sobre las fases de la desescalada que luego se pueda trasladar a los pactos de reconstrucción, claves para lo que resta de legislatura.

Todos los grupos parlamentarios se mostraron dispuestos a participar de los contactos. Puig destacó especialmente la voluntad de Isabel Bonig, del PP, y de Toni Cantó, de Ciudadanos además, obviamente, de los tres grupos del Botànic. Las primeras recetas de los grupos de la derecha pasan por recortar la administración autonómica, algo que en principio la izquierda no contempla por diferentes motivos. Pero, en cualquier caso, los primeros contactos apuntan en la misma línea de unidad que, hasta ahora, viene presidiendo la vida política valenciana.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats