Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Los cuatro ejes para negociar el pacto de reconstrucción autonómico tras la crisis del coronavirus

Se abordará desde el punto de vista sanitario, social, económico e institucional

Los cuatro ejes para negociar el pacto de reconstrucción autonómico tras la crisis del coronavirus

Los cuatro ejes para negociar el pacto de reconstrucción autonómico tras la crisis del coronavirus

Cuatro son los ejes que estarán encima de la mesa en el pacto autonómico de reconstrucción que se empezará a negociar la próxima semana en el marco de una comisión en las Cortes Valencianas: blindaje de la sanidad, garantizar la política social como una pata del Estado del Bienestar, la reactivación económica y la posición institucional de la Comunidad con el refuerzo del autogobierno o el problema de la financiación. Abierto a las aportaciones de todas las fuerzas politicas y de la sociedad civil, ese es el marco en el que, en principio, se moverá las conversaciones de un acuerdo en el que se buscan consensos amplios y máxima participación. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ya ha encargado al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) un informe coordinado por el profesor Francisco Pérez como base de un pacto que, en todo caso, debe ser rápido ante una situación de emergencia máxima que derivará en un escenario de dificultad económica y crisis social.

El jefe del Consell ya ha empezado a mover sus fichas para ese acuerdo que debería estar perfilado en las Cortes, según el calendario que se maneja en Presidencia, a mediados del mes de julio como máximo. Durante la mañana, Puig compartió videoconferencias con todos los líderes políticos. Empezó por Isabel Bonig y Toni Cantó, del PP y Ciudadanos, para luego terminar el bloque de la derecha con la alicantina Ana Vega, de Vox. En la segunda parte, despachó con los portavoces parlamentarios del Botànic. La alcoyana Naiara Davó de Podemos, Fran Ferri como síndic de Compromís y, finalmente, el socialista Manolo Mata. Cada uno puso encima de la mesa su receta. La derecha, para empezar, apuesta por reducir la administración. La izquierda lo descarta. Es una cantidad mínima la que se ahorraría y la gravedad de la crisis obliga a decisiones no solo de mayor calado sino también de largo recorrido. En el Consell apuntan que no sólo marcará la segunda mitad de 2020 sino también los tres años que restan de legislatura.

Pero, por encima de esos detalles, lo más importante de esos contactos es la voluntad generalizada de explorar ese acuerdo a diferencia de la tensión que se vive en España con el pulso entre Pedro Sánchez y Pablo Casado. «En todo lo que haya un mínimo de consenso, tenemos que ponernos de acuerdo», aseveró Puig. El jefe del Consell concede un gran valor a esa imagen de grandes consensos. Tanto es así que ya por la tarde reunió a todos los miembros de su Ejecutivo -algo excepcional- para implicarlos en un pacto que es capital para abordar la salida de la crisis. Podría dar una visión de la política valenciana como guía para el resto de España además de garantizar la estabilidad a la hora de tomar decisiones de calado con amplios acuerdos políticos y sociales.

La voluntad de Puig de liderar una posición valenciana común es clave en este proceso. Ayer, sin ir más lejos y a diferencia de lo que ocurre en Madrid, informó a los grupos parlamentarios de los detalles de su plan de desescalada por departamentos de salud y al margen del criterio provincial. Y les pidió ideas de cara a la conferencia de presidentes de este domingo. Un consenso en la desescalada que, con posterioridad, Puig quiere trasladar a los acuerdos de reconstrucción. Ahora la pelota está ya en el tejado de las Cortes. La próxima semana, en principio, se deben reunir los grupos para cuadrar la metodología, la participación de la sociedad civil y establecer un calendario de trabajo más o menos estable que culmine antes de finalizar julio.

Una de las cuestiones que más preocupa al jefe del Consell es la recuperación económica y, en especial, salvar al menos una parte de la temporada turística de este verano. Dentro de la idea de Puig de abrir la mano con una «cirugía fina» para acelerar la desescalada en aquellos territorios que estén en mejores condiciones cogiendo como unidad los departamentos de salud más parecidos a las comarcas, el presidente de la Generalitat apostó por flexibilizar en la medida de lo posible las condiciones de aforo de los establecimientos turísticos, reiteró su plan para abrir las playas con condiciones de seguridad y apostó por un marco europeo sanitario para garantizar un espacio de seguridad al turismo. Unidad para la desescalada y también para el futuro.

Reunión de coordinación del Gobierno valenciano para sumar propuestas

En una circunstancia extraordinaria y poco usual, el jefe del Consell, Ximo Puig, junto a los vicepresidentes, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, además el resto de consellers se reunieron en una reunion de coordinación a mediados de semana. Durante la cita, el presidente ha pedido aportaciones para definir la posición valenciana ante el Gobierno, tanto en lo que se refiere a las competencias autonómicas como a aspectos que corresponde decidir al Ejecutivo pero ante los cuales la Generalitat quiere contar con una visión clara. Han coincidido en que el marco de la provincia no es el más adecuado para la desescalada, de forma que se ha apostado por que la unidad de actuación sean los departamentos o áreas de salud.

El Consell pedirá a Pedro Sánchez levantar ya las restricciones en la licitación pública

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ha comprometido a reiterar este domingo al presidente del Gobierno en una nueva convocatoria de la conferencia autonómica la necesidad de empezar a retomar el pulso de la administración. Puig pedirá que se desbloqueen los trámites administrativos que ahora mismo están suspendidos por el real decreto del estado de alarma para que se pueda retomar ya la tramitación de las licitaciones y las contrataciones públicas. Eso evitaría el impacto en la economía de la actual suspensión de plazos administrativos y se podría reanudar antes la actividad económica.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats