Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oltra: "Que la gente salga a pasear no quiere decir que se den besos y abrazos"

La vicepresidenta reclama prudencia aunque se supere la fase de desescalada la próxima semana

Oltra: "Que la gente salga a pasear no quiere decir que se den besos y abrazos"

Oltra: "Que la gente salga a pasear no quiere decir que se den besos y abrazos"

Prudencia y responsabilidad. La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Política Inclusivas, Mónica Oltra, ha reclamado a los ciudadanos que estos días salen a la cale que sean prudentes porque "la pandemia no se acaba hasta que los diga la Organización Mundial de la Salud (OMS)". Para Oltra, "hasta que no hay una vacuna o una medicina efectiva contra el virus aquí no tendremos una situación de normalidad", o dicho de otra manera, "ir a pasear no es quedar con los amigos a darse besos y abrazos".

Asimismo, Mónica Oltra ha recalcado que pasar a la Fase 1 de la desescalada "no quiere decir que todo este preparado el mismo lunes para estar en la Fase 1". La vicepresidenta ha hablado de un periodo de transición porque "no se puede pasar de "estar todo cerrado y a estar abierto al día siguiente". En todo caso, Oltra ha insistido con que pasar de fase no supone que "todo sea como el 15 de octubre del año pasado".

La vicepresidenta también ha asegurado que el Consell va a trasladar al Gobierno de España que adapte las horas de salida de los niños en función de las condiciones climatológicas de cada territorio. Oltra defiende un traslado del horario de salidas a la calla por franjas de edad, para que los menores "evitan las horas centrales del día" en esta zona de España.

Oltra también ha transmitido su queja respecto al criterio de reparto de fondos que está concediendo el Gobierno central, que en el último caso va a tener en cuenta el impacto de la crisis de la covid-19 en el sector sanitario. Para la consellera, "aunque hayamos tenido menos impacto en el sector sanitario en comparación con otras comunidades, debemos tener otro trato y que no se aplique ese criterio de impacto". Oltra prefiere que se tenga en cuenta la población ala que hay que atender y el "esfuerzo en inversión social" realizado en los añoes precedentes.

Ayuda económicas

Por otro lado, el pleno del Consell ha aprobado el decreto por el que se establecen las bases reguladoras y de concesión directa de ayudas, por valor de más de 7,3 millones de euros, para contrarrestar el impacto del cierre de la hostelería y de algunos canales de venta directa sobre la actividad y facturación del sector primario, como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

Las ayudas se dirigen al conjunto del sector agropecuario. Concretamente, el decreto establece cuatro grandes grupos perceptores de las ayudas: explotaciones ganaderas, entidades gestoras de las lonjas pesqueras, entidades locales de las zonas rurales de la Comunidad Valenciana para garantizar el abastecimiento de la población (mediante mercados de venta no sedentaria o locales de recogida y distribución agroalimentaria) y productores primarios que realicen venta al por menor.

El objetivo de las subvenciones es asegurar la continuidad de las explotaciones del sector primario, instrumento básico del desarrollo económico en el medio rural, garantizando la pervivencia de la producción familiar y el abastecimiento de alimentos de proximidad con las mayores garantías de calidad y seguridad.

A estas ayudas se une otro decreto aprobado hoy por el Consell que establece las bases reguladoras para la concesión directa de ayudas a las personas trabajadoras que se han acogido a la reducción de jornada (en un 50% o más) para atender a familiares como consecuencia directa de la COVID-19, con el objetivo de compensar su disminución de ingresos.

Podrán beneficiarse de estas ayudas las personas con domicilio fiscal en la Comunidad Valenciana que se hayan acogido a la reducción de jornada durante el periodo del estado de alarma en un porcentaje igual o superior al 50% y la mantengan durante, al menos, un mes después de la fecha de apertura del plazo de presentación de las solicitudes.

La cuantía de las ayudas será de 600 euros, si la reducción de jornada es de entre el 81 % y el 100 %; de 450 euros, si la reducción es de entre el 61 % y el 80 %, y de 300 euros, si la reducción es de entre el 50 % y el 60 % de la jornada. En total, Labora destina a estas ayudas 3 millones de euros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats