Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ximo Puig abre el debate para que la Comunidad participe en el plan de reconstrucción de Europa

La Generalitat quiere sentarse en la mesa en la que se decida el destino de los 140.000 millones que le corresponden a España a través de esa vía de financiación y poder marcar prioridades. Cataluña ya ha acordado con el Gobierno una línea de interlocución sobre este asunto

Ximo Puig conversa con Frans Timmermans acerca de las medidas adoptadas por la crisis.

Ximo Puig conversa con Frans Timmermans acerca de las medidas adoptadas por la crisis. INFORMACIÓN

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto un debate monográfico en las Cortes Valencianas para que los acuerdos de recuperación económica y social que se están poniendo en marcha a través de la Unión Europea incluyan la articulación de ayudas, la ejecución de medidas o el peso por sectores que se propongan desde la Comunidad. Puig pretende buscar un consenso político, social e institucional para establecer las prioridades de gasto en el fondo de reconstrucción tras la pandemia del coronavirus. Cabe recordar que Cataluña, a través de un acuerdo entre el Gobierno y ERC, ya se ha garantizado abrir esa línea de interlocución para poder participar del fondo con una dotación global de 140.000 millones para el conjunto de España entre subvenciones directas y préstamos en condiciones ventajosas.

Desde que empezó la alerta sanitaria, el presidente de la Generalitat ha puesto énfasis especial en el papel de la Unión Europea y ha pedido a los dirigentes autonómicos que se sumen a esta postura. De hecho, fue el primer dirigente político que pidió un «Plan Marshall» para Europa el 12 de marzo en las Cortes. También ha enviado cartas a mandatarios regionales para que presionaran en defensa de un plan europeo que movilice todos los recursos e instrumentos necesarios para la reconstrucción. En su opinión, Europa debe responder a la emergencia sanitaria, económica y social con una doble línea: «No siendo indiferente y haciendo lo que haga falta».

La idea y la presión de los dirigentes ha calado. La Comisión Europea apuesta ahora por un ambicioso plan de 750.000 millones de euros, además de pedir que se aumente el presupuesto. Del total, España recibiría alrededor de 140.000 millones de euros. La condición de la UE para la concesión de estas ayudas es que estos fondos estén ligados a la estrategia del semestre europeo. Eso significa transferirlos en base a proyectos que se presenten y que estén vinculados a digitalización, nuevas tecnologías, reconversiones de la industria, nueva movilidad, pacto verde, acabar con el empleo precario, energías limpias y, en definitiva, inversiones a largo plazo para garantizar la competitividad de Europa en el nuevo panorama global. Ante este escenario, Ximo Puig y los presidentes autonómicos podrán presentar sus propuestas y, para ello, el jefe del Consell quiere iniciar un debate para trazar las prioridades de gasto que incluirían, entre otras medidas, el Corredor Mediterráneo, la digitalización, la modernización del tejido productivo, la apuesta por la ciencia y la innovación y la reactivación económica.

Además, el turismo, que representa casi el 16% del PIB de la Comunidad Valenciana y llega hasta el 24% en la provincia, se ha convertido tras esta crisis en el principal quebradero de cabeza de Puig, que considera imprescindible una iniciativa turística que sume incentivos desde una visión estratégica. El jefe del Consell ha incidido en la necesidad de desarrollar un protocolo de seguridad a nivel europeo que permita unificar criterios en torno a los destinos turísticos. En su opinión, Europa debe generar un marco de confianza y de seguridad en los desplazamientos. Para la Generalitat, es «fundamental» que Europa promueva una estimulación de la economía y la creación de empleos estables con salarios dignos. El reto de la movilidad sostenible también constituye otra de las prioridades más destacadas, como se refleja en la propuesta planteada en la conferencia de presidentes, en la que Ximo Puig solicitó la activación de medidas extraordinarias para dotar de recursos económicos a las empresas públicas de transporte, acelerar la renovación tecnológica y ecológica del parque automovilístico y rebajar el IVA del 21% al 10% en las bicicletas, bicis eléctricas, patinetes.

El Consell acelerará las inversiones vinculadas al Pacto Verde

El Consell acelerará las inversiones vinculadas al Pacto VerdeEl presidente de la Generalitat, Ximo Puig, trasladó al vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea para el Pacto Verde, Frans Timmermans, que la Comunidad Valenciana acelerará las inversiones asociadas a la estrategia del Pacto Verde Europeo y planteará proyectos relacionados con la movilidad, las energías renovables, el agua y el medio ambiente. En su reunión abordaron cuestiones relacionadas con las medidas que está impulsando la UE para hacer frente a la crisis.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats