Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

La Diputación inyecta 300.000 euros a un plan de promoción que reanime la temporada turística

Mazón ofrece consenso político para un convenio con Hosbec con una campaña que venda la Costa Blanca como un destino seguro

El presidente Carlos Mazón reunido en el Palacio Provincial con los responsables de Hosbec.

El presidente Carlos Mazón reunido en el Palacio Provincial con los responsables de Hosbec. INFORMACIÓN

La inquietud con la que el sector turístico afronta la temporada estival ante la grave crisis del coronavirus ha llevado a la Diputación a tramitar una línea directa de ayudas dotada con más de 300.000 euros para impulsar una estrategia de promoción que permita frenar el golpe de esta pandemia. Carlos Mazón ofreció este viernes a los portavoces de todos los grupos una línea de consenso político en el pleno del próximo miércoles para aprobar un convenio de colaboración con Hosbec a través de una subvención nominativa. Es la vía que permitirá actuar de formá más ágil y rápida. El objetivo del Patronato Provincial de Turismo, dependiente a la Diputación, es iniciar una campaña adaptada a las circunstancias actuales a través de tres ejes preferentes de actuación: provincial-autonómico; nacional; y también internacional.

Fue la patronal hostelera Hosbec la que se puso en contacto con el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, para exponer las dificultades que el turismo de la Costa Blanca tendrá durante, al menos, seis meses más, teniendo en cuenta que la reapertura de establecimientos y la reactivación de los flujos turísticos van a coincidir con la temporada alta. Con estos argumentos, Hosbec incidió en la importancia de iniciar cuanto antes esta estrategia que refuerce la Costa Blanca como destino seguro para los turistas ante la difícil situación por la que está pasando este sector.

Antes del estallido de la pandemia, Mazón se reunió con el presidente de la patronal autonómica Hosbec, Toni Mayor, y con la secretaria general de la entidad, Nuria Montes, para abordar la situación turística de la provincia y abrir una línea de promoción con una estrecha coordinación con la asociación. Ahora que las circunstancias son totalmente diferentes y las buenas perspectivas para este verano se han evaporado, la institución ha tratado de dar continuidad a esa colaboración para seguir enfocando sus esfuerzos en la promoción y en la captación de visitantes. El director del Patronato Costa Blanca, José Mancebo, explicó ayer a este medio que más allá de apoyar al sector hotelero, esta campaña persigue reforzar la imagen de destino a nivel autonómico, nacional e internacional a través de redes sociales, sobre todo en el mercado británico. «La idea es trabajar en un mismo eje para mandar un mensaje a varios mercados, porque en situaciones excepcionales se requieren estos esfuerzos», indicó Mancebo.

La tramitación directa a través de Hosbec facilitará un ritmo en ese expediente que puede resultar clave para ayudar a salvar la temporada: «No queremos perder el verano. Es una campaña express porque estamos planificando la comunicación en función de que se vaya produciendo la apertura de los mercados. Ya existe un convenio con Hosbec pero ahora la crisis requiere un esfuerzo extra». La previsión es que el expediente pueda aprobarse en el consejo del Patronato de Turismo del próximo martes y debatirse en el pleno que la Diputación celebrará el miércoles. Carlos Mazón reunió ayer a los portavoces de los grupos con representación en la institución para buscar el consenso y sacar adelante esta modificación de crédito por 300.000 euros de forma unánime.

Sin embargo, tras la junta de portavoces, PSPV y Compromís mostraron sus dudas. El socialista Toni Francés solicitó la documentación del proyecto para tomar una decisión «que no se base únicamente en el importe». Y el portavoz de Compromís, Gerard Fullana, se inclina a día de hoy por rechazar la medida al considerar que no prima los intereses globales del sector.

Trabajo conjunto en las mesas de diálogo con la Generalitat

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, va a coordinar un plan de trabajo para alcanzar una posición común de los grupos en la mesa de reconstrucción de la Generalitat. La idea es que los portavoces del PP, PSPV, Ciudadanos y Compromís manden sus propuestas al resto de diputados para alcanzar un consenso. «Habrá manga ancha». Así calificó ayer Mazón su intención de llegar a un entendimiento y evitar roces políticos. Antes de la mesa institucional del 23 de julio, el presidente reunirá a los diputados para poner en común las ideas que previamente han trasladado en sus comisiones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats