Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mandato de Mazón recoloca el eje de poder territorial de la cúpula del PP

La sala de máquinas popular deja la Marina Alta y se vuelve a desplazar hacia el sur

El mandato de Mazón recoloca el eje de poder territorial de la cúpula del PP

El mandato de Mazón recoloca el eje de poder territorial de la cúpula del PP

El mandato de Carlos Mazón al frente de la dirección provincial del PP va a suponer un desplazamiento del eje de poder territorial. Durante la última legislatura, la sala de máquinas de los populares alicantinos estaba ubicada en la MarinaAlta. De esa comarca era el presidente provincial del PP, José Císcar, el coordinador general durante la última etapa, Raul Dalmau, y también el máximo responsable de la Diputación. César Sánchez. El golpe de timón que imprimieron Pablo Casado y Teodoro García Egea a la situación del PP con la candidatura de Carlos Mazón a la institución provincial como puente para hacerse más tarde con el partido, cambió todo ese equlibrio. Cayó primero César Sánchez y justo después de las municipales Císcar, ahora en las Cortes Valencianas. De la terna sólo queda Dalmau, asesor en la Diputación, pero irrelevante desde el punto de vista político.

Ayer continuó la ruta de Mazón para tomar el pulso de la organización provincial del PP. Y lo hizo en la Marina Alta, donde se hizo la foto con el propio Císcar y comió con cargos locales. De esa concentración de poder del PP en el norte de la provincia queda poca cosa. Los que mandaban están con escaños en la oposición de las Cortes Valencianas -Císcar- o el Congreso -César Sánchez- haciendo el menor ruido posible. Y el panorama que tiene el partido en esa comarca es complicado: apenas cinco alcaldías y tercera fuerza en las autonómicas por detrás tanto de los socialistas como de Compromís. Así que, en estos momentos y cuando la sala de mando de la formación se va a desplazar de nuevo hacia el sur, a Mazón no le quedará otro remedio que poner en marcha un plan de actuación en el norte de la provincia, donde el PP arrastra dificultades internas y electorales. Tanto en la Marina Alta como en l'Alcoià, donde el virtual mandatario popular ya estuvo de visita hace sólo unos días.

Referentes comarcales

Igual que en l'Alcoià, la referencia territorial pasa por el alcalde de Planes, Javier Sendra, junto con el primer edil de Ibi, Rafa Serralta, en la Marina Alta, los dos nombres sobre los que va a pivotar la organización, con alguna incorporación más, son los de la alcaldesa de Calp, Ana Sala, -evidencia en la visita que Mazón giró ayer a la localidad- y el primer edil de Benissa, Arturo Poquet. Ambos cotizan al alza para intentar sacar al partido del atolladero en el que se encuentra en la comarca. Tiene muy poco margen de maniobra más. En las grandes localidades de la Marina Alta, caso de Dénia o Xàbia, la diferencia a favor de los socialistas es aplastante. La comida de Mazón con cargos populares de la zona tuvo lugar, precisamente, en Moraira, casco urbano perteneciente a Teulada. Una localidad en el que el PP consiguió mayorías casi sin oposición y en la que, sin embargo, hace ahora un año perdió la Alcaldía a manos de Compromís con el apoyo del PSPV y Cudadanos. Son territorios muy amplios, con localidades dispersas y de poca población que requieren una acción operativa casi pueblo por pueblo. Por eso la intención de Mazón, como adelantó este periódico, es rearmar todo el organigrama con un aparato territorial y comarcal potente.

Foto al lado de Císcar con mensaje claro: todos caben en las filas del PP

Hace unos días, el presidente de la Diputación y aspirante a la direccion del PP, Carlos Mazón, se hizo la foto en Orihuela para recoger el aval de Eva Ortiz, secretaria regional del PP y principal colaboradora de Isabel Bonig. Ayer lo hizo en Moraira con José Císcar, anterior presidente provincial del PP. Comieron uno al lado del otro. La imagen, más allá de diferencias políticas, simboliza la idea de Carlos Mazón sobre el partido: intentar trasladar la visión de que en esta nueva etapa que ahora se abre cabe todo el mundo. Sin distinción de etiqueta.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats