Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Videoconferencia del comité del PP... al volante

Una militante de los populares de Elche sigue una reunión de la ejecutiva conduciendo su vehículo - Para su partido no ha cometido ninguna ilegalidad

A la derecha de la imagen, Mary Acosta sigue la reunión del PP de Elche conduciendo su coche.

A la derecha de la imagen, Mary Acosta sigue la reunión del PP de Elche conduciendo su coche.

El covid-19 ha puesto en primera línea los servicios de videoconferencia para asistir a reuniones de forma virtual. Da igual donde estés. Con cobertura y ganas, «te cuelas» en la charla. Tu cara aparece en una pantalla compartida con el fondo que te acompañe en ese momento, ya sea la playa, el baño de tu casa o el interior de un vehículo que en ese momento estás conduciendo. Así es como se ve a una militante del PP de Elche, Mary Acosta, que no quiso perderse la reunión del comité ejecutivo de su partido y se conectó al encuentro virtual del pasado miércoles regresando de un viaje de Madrid.

En el «pantallazo» típico que tanto han puesto de moda las formaciones políticas para mostrar que están activadas a pesar de la pandemia, se asoma por un lateral esta afiliada popular, con la mascarilla bajada, la mirada al frente y el volante entre las manos.

Puestos en contacto con la afectada, Mary Acosta explicó ayer a INFORMACIÓN que regresaba a Elche en coche, acompañada por su hija. «Al comenzar la reunión, le pedí que cogiera mi móvil y me conectara a través del sistema integrado en el vehículo. Yo estaba con las dos manos en el volante y en ningún momento infringí ninguna disposición legal, ni puse en peligro ni mi vida ni la de mi hija ni la de ningún otro conductor».

Acosta asegura que estuvo conectada unos minutos, escuchando lo que se decía en la reunión del comité ejecutivo, ya que «estoy interesada en informarme y ponerme al día de lo comentan mis compañeros». La militante, que no pertenece al comité ejecutivo pero sí asiste con periodicidad a estos encuentros, garantiza que no tomó la palabra en ningún momento, pero «sí estaba pendiente de lo que estaban diciendo» sin dejar de prestar atención a la carretera. Unos minutos después de comenzar este encuentro, «se perdió la conexión y mi hija puso música en el coche».

Distracción

Mary Acosta insiste en que en ningún momento «he infringido absolutamente nada». «Yo solo estaba escuchando, ni siquiera hablé ni me distraje», añade la militante del PP de Elche, sin cargos en el partido, pero asidua a este tipo de actos. La Ley de Seguridad Vial considera infracción «grave» conducir utilizando manualmente aparatos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación. La norma se basaba inicialmente en dispositivos de audio, pero ya se aplican sanciones a quienes usan sistemas de vídeo mientras conducen. Ninguna pandemia evita una distracción por ser imprudente.

LA FORMACIÓN TAPA LA CARA CON UN EMOJI AL COMPROBAR EL ERROR


Desde la dirección del PP de Elche aseguran que esta persona «no comete ninguna ilegalidad», ya que «no intervino en la reunión». Sin embargo, en el perfil de Twitter del partido se podía ver ayer la imagen de los asistentes a la reunión, incluida esta militante, a la que le colocan un emoticono encima para ocultar que estaba conduciendo un vehículo. Al comprobar el error, trataron de borrar una huella digital muy difícil de ocultar hoy en día.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats