La resolución del Tribunal Supremo que eleva a firme la condena al PP por beneficiarse a título lucrativo de los negocios de la trama Gürtel desembocó ayer en una cascada de interpretaciones contrapuestas a un lado y otro del Gobierno valenciano. Los partidos que sustentan al Botànic no tardaron en usar el fallo como arma arrojadiza. «No existe un solo delito del Código Penal vinculado con la corrupción que haya quedado fuera de esta sentencia», aseguró el síndic del PSPV, Manolo Mata, para quien el fallo demuestra el dopaje electoral y que la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy de la Moncloa «estaba más que justificada».

Visión totalmente contraria -y llena de matices- es la que mantienen desde el PPCV. Su presidenta, Isabel Bonig, calificó de «injusta» dicha moción de censura porque «se fundamentaba en unos párrafos que ahora el Supremo ha eliminado», dijo, aludiendo al hecho de que la sentencia no confirma la existencia de la caja B ni atribuye al PP la autoría «de delitos de corrupción y prevaricación». Aún así, Bonig sostiene que «los hechos son condenables» y que «el compromiso del PPCV con la ejemplaridad ha sido total desde hace mucho tiempo». Partido condenado

A juicio de Joan Baldoví, lo «indiscutible» es que el PP «es el primer partido de la democracia condenado por corrupción», por lo que instó a la formación «a mirarse el ombligo y a abandonar el barullo que montan en el Congreso». Para el diputado de Compromís, el hecho de que todos los tesoreros del PP hayan sido condenados por corrupción -entre ellos el valenciano Ángel Sanchis- «evidencia que el PP se beneficiaba de una caja B» que Baldoví espera que se demuestre en los juicios pendientes de Gürtel. El síndic valencianista Fran Ferri afirmó que la sentencia demuestra que el PP «ha utilizado sus etapas en instituciones públicas para enriquecerse haciendo trampas», mientras que Naiara Davó (Unidas Podemos), manifestó que el PP «es el partido más corrupto de Europa». «Las valencianas ya cerraron hace cinco años esa oscura etapa y hoy toca seguir consolidando una regeneración democrática completa que expulse para siempre la corrupción de nuestras instituciones», añadió la diputada alcoyana, Naiara Davó.

Por su parte, la portavoz adjunta de Ciudadanos en las Cortes, Ruth Merino, lamentó «la imagen que perciben los ciudadanos de los políticos con sentencias como esta» y vio confirmado que «la sombra de la corrupción del PP es alargada y que fueron muchos los desmanes del PP».