Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación arrastra un retraso de hasta tres años en las obras de los pueblos

La institución suma 18,5 millones en inversiones pendientes de ejecutar tras el atasco de la época de César Sánchez, mientras el PSOE acusa a PP y Cs de poner a los municipios pequeños como parapeto para no participar en el Fondo de Cooperación

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, junto al portavoz del PSOE, Toni Francés.  | JOSE NAVARRO

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, junto al portavoz del PSOE, Toni Francés. | JOSE NAVARRO

La Diputación de Alicante acumula un importante atasco en la ejecución de sus obras y suma 18,5 millones de euros en inversiones pendientes de ejecutar en los municipios de menor población. Los proyectos aprobados en 2019 se encuentran ahora en la fase de redacción y en muchos casos está previsto que la ejecución se demore a 2022, casi tres años después. Se trata de las poblaciones de menos de 5.000 habitantes que no tienen recursos técnicos para gestionar las subvenciones y es, por tanto, la propia institución provincial la que las asume. Los proyectos acumulan retrasos de hasta tres años desde que la subvención es concedida, tras el bloqueo generado durante la época de César Sánchez. El anterior presidente de la Diputación, ahora con escaño en Madrid, dejó alrededor de 140 obras pendientes, lo que provocó un importante tapón en la ejecución de los programas al no realizarse ni el 50% de los planes de inversiones en la provincia.

Más allá de denunciar que la llegada de las inversiones se están eternizando, el PSOE en la Diputación ha ido un paso más allá y ha iniciado una nueva batalla política al exigir al equipo de gobierno que se sume al Fondo de Cooperación impulsado por el Consell para beneficiar a los pequeños pueblos. En este sentido, el portavoz Toni Francés consideró que esta situación «tira por tierra todos los mensajes grandilocuentes a favor de los pueblos de menor población del equipo de gobierno formado por PP y Ciudadanos. Es un torpedo en la línea de flotación de su propaganda». Desde las filas socialistas consideran que el equipo de gobierno está poniendo como «parapeto» a los pequeños municipios para no participar en el plan inversor autonómico que la Diputación ha rechazado en los últimos cinco años, primero con César Sánchez y ahora con Carlos Mazón como presidente.

Para los socialistas, los grandes perjudicados de que las inversiones tarden en llegar son los municipios de menor población que, además, tampoco reciben la parte provincial que les corresponde del Fondo de Cooperación. Según Toni Francés «los alcaldes tienen que aguantar como PP y Ciudadanos están todos días presumiendo de un apoyo que en la práctica queda en palabras y golpecitos en la espalda».

Mientras, el diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, defendió ayer la gestión realizada en esta área desde que empezó el mandato y aclaró que «se ha mejorado significativamente». Mientras en el año 2018 se ejecutaron 24 millones de euros en obras y en los cuatro años anteriores la media era de 30 millones, en 2019 esa cifra aumentó hasta los 37 millones. Para este ejercicio, la previsión es lograr una ejecución de 28 millones de euros, una cantidad que el equipo de gobierno, formado por PP y Ciudadanos, considera muy significativa en las circunstancias actuales y pese al periodo de paralización impuesto durante el confinamiento. El titular de Infraestructuras explicó que «estamos muy por encima de la ejecución presupuestaria de los años anteriores», añadiendo que, «cuando llegamos al Gobierno de la Diputación, nos encontramos con 27,5 millones, casi diez millones más». Javier Gutiérrez se comprometió a acabar «de una vez por todas con esa bola de nieve y sacar adelante todas las actuaciones comprometidas».

Además, pese a las críticas de la oposición, el portavoz de Ciudadanos, Javier Gutiérrez, señaló que, entre los avances logrados, se ha aprobado por unanimidad los planes de Obras y Servicios de 2019 y el programa Planifica. La institución provincial tiene previsto también sacar adelante un acuerdo marco que permita cambiar la manera de contratar en aras de agilizar los procedimientos y reducirlos a un solo paso. Este nuevo proceso garantizaría, según defienden desde el equipo de gobierno, que se ejecutaran las 286 obras que están pendientes dentro del plazo de cuatro años, de las cuales 180 serán realizadas directamente por la Diputación de Alicante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats