Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conseller de Hacienda y Modelo Económico

Vicent Soler: «Creo que el segundo semestre de 2021 nos dará ya alguna alegría»

«Lo que pasó con la vicepresidenta y el presupuesto está olvidado, la voluntad era tener las mejores cuentas posibles»

El conseller de Hacienda, el pasado jueves, antes de la entrevista.

El conseller de Hacienda, el pasado jueves, antes de la entrevista.

Su papel como titular de la Conselleria de Hacienda resulta muchas veces desagradable. Soler está obligado a poner tope a las demandas de más gasto que exigen siempre las conselleries. Ocurre en todos los gobiernos. Pero en este Consell tripartito, el proceso de las cuentas ha dejado cicatrices. Si la aprobación del presupuesto ya abrió una brecha con la vicepresidenta, Mónica Oltra, el trámite parlamentario tampoco ha sido un camino de rosas.

Se acaba de aprobar el sexto presupuesto del Botànic. ¿Le deja un sabor agridulce no haber sumado a Ciudadanos?

No. Al revés. Hemos demostrado que desde el realismo hemos avanzado y aumentado la base parlamentaria de unos presupuestos que tenían que ser especiales por la pandemia. Ha resultado muy satisfactorio. Se ha roto la lógica frentista con unos presupuestos que solo tienen 29 votos en contra de 99. Tienen mucha más base de confianza y evidencian que desde la oposición también se pueden aportar cosas.

Cs quería apoyar el presupuesto y se ha abstenido. ¿Por qué no ha sido posible el sí?

Ciudadanos es el único partido de la oposición que ha querido pactar. El PP la verdad es que ha estado en contra de todo. Las frases de su portavoz no son creíbles. A mí nadie me ha llamado desde el PP. Y hemos abierto la puerta al partido de la oposición que ha llamado. Ha sido un trabajo muy interesante porque desde perspectivas diferentes hemos alcanzado aspectos muy positivos para la sociedad valenciana

¿La propuesta fiscal de Cs encajaba en el espíritu del Botànic?

En un tema tan sensible como el fiscal hubiéramos necesitado un poco más de tiempo. Creo que la voluntad de los tres partidos botánicos y de Cs era llegar a un acuerdo. Faltó tiempo...

Y faltó el apoyo de sus socios. ¿Pusieron demasiados palos en las ruedas?

Creo que faltó tener más tiempo de reflexión.

¿Ha jugado demasiado la estrategia política y sus socios no querían el acuerdo?

Eso yo no puedo contestarlo, deberían contestar ellos. Yo lo que he visto es ganas de todos... hasta un cierto momento.

Tampoco se han visto ni la química ni los gestos de complicidad entre el presidente y la vicepresidenta de otros años.

Las imágenes no pueden ser las mismas que antes de la pandemia.

¿Pero deja heridas internas en el Botànic este año 2020?

Creo que no. Somos un gobierno plural en el que las partes quieren visibilizarse con todo el derecho del mundo. Y hemos demostrado también que sabemos acordar. Y se ha roto una inercia de partidos de gobierno y bloque de la oposición y eso es un buen precedente.

"Somos un gobierno plural y los partidos quieren visibilizarse con todo el derecho del mundo"

decoration

¿La bronca con la vicepresidenta Oltra por el presupuesto rompió puentes entre ustedes?

Yo creo que está olvidado. También en aquel momento creo que faltaron horas. Ha habido sobre todo la voluntad de hacer los mejores presupuestos posibles. Es verdad que estos no eran unos presupuestos cualquiera. Había elementos novedosos. Se habló mucho y en el último momento efectivamente hubo...(hace una pausa) una aceleración final que necesitaba más tranquilidad. Todos los años ha habido acuerdo y en este también.

Sus socios reclaman cambiar el modelo de negociación de los presupuestos, que no sea entre Hacienda y cada conselleria. ¿Hay alternativa?

Yo estoy encantado de abrir una discusión que sea funcional y representativa de la pluralidad, pero no será fácil. En todos los gobiernos hay una metodología parecida a la nuestra. Pero si se puede mejorar seré el primero en apuntarse. Me encanta aunar criterios y esfuerzos y quiero que el presupuesto sea un documento del gobierno y este es un gobierno plural de tres fuerzas que incluso quiere sumar a partidos de la oposición. Pero velar por la eficiencia y eficacia del presupuesto le corresponde a la Conselleria de Hacienda por mandato legal.

Se fía demasiado el presupuesto de 2021 a los fondos covid y las ayudas europeas?

No. Hemos sido muy moderados. De las ayudas potenciales de Europa solo hemos incluido una parte que estaba apalabrada. Van a venir muchos más recursos en 2021. Y el fondo del Gobierno ha permitido atender el incremento extraordinario del gasto tanto sanitario, como social y educativo porque era imprescindible. Pero hay posibilidad de mejorar los presupuestos con más recursos durante el año.

¿Cómo ve 2021 en términos económicos?

Creo que la segunda mitad será de impacto. Hay mucha voluntad de sindicatos, patronales y trabajadores de salir del agujero. La Generalitat está muy preparada, nos vienen los fondos europeos, tenemos los del Estado y estamos con una energía contenida. El segundo semestre nos dará alguna alegría y si las vacunas son eficaces, que creo que sí, podemos crecer un 7%.

¿Cuál es la factura que deja la covid en la C. Valenciana?

Como mínimo mil millones, porque desgraciadamente no ha acabado. Además de los costes en hospitales, hay costes sociales, los cambios en las burbujas escolares. Eso es muy importante. Pero hemos hecho de la necesidad virtud y ha habido también un cambio espectacular en la cuestión informática y tecnológica. Hemos avanzado muchísimo. Lo que estaba previsto para cinco años lo hemos hecho en cinco meses y tenemos que invertir aún más. Y aprovechar los fondos del Estado y los de la UE para hacer algo que ya teníamos en cartera y es ayudar a la reconversión del modelo productivo valenciano.

¿Se ha avanzado algo en el cambio de modelo productivo en estos años?

Sí y lo digo como economista que ha estudiado mucho la economía valenciana. Hay muchos ejemplos de empresas que han sabido adaptarse a procesos de mundialización, pero no todas. Lo que tiene que hacer la Generalitat es facilitar el tránsito a la competitividad. Esa es la mejor manera de utilizar el dinero público.

El PIB per cápita publicado esta semana nos deja muy lejos de la media española y europea. ¿Somos los valencianos cada vez más pobres?

No. Desgraciadamente nos movemos en un 12 por ciento por debajo de la media. Pero debemos esforzarnos para ser cada vez más competitivos.

"En 2021 vendrán más recursos de la UE de los que están en el presupuesto, hemos sido moderados"

decoration

En los proyectos que opten a las ayudas de la UE será clave la colaboración público-privada que muchas veces está estigmatizada. ¿No cree?

Depende en qué. En servicios básicos el servicio tiene que ser público y se puede cooperar. Pero otra cosa es todo lo demás. Ahí los poderes públicos que piensan en el interés general deben intervenir para incentivar.

Parece que comienza a calar en el Gobierno la reivindicación valenciana de que Madrid hace competencia desleal (dumping fiscal) cuando baja impuestos. ¿Servirá para algo?

Totalmente. La situación actual es inadmisible. La red radial, el mayor aeropuerto de Europa occidental, por no hablar de que todas las instituciones están allí, las grandes empresas, la aglomeración de funcionarios y empleados de empresas, una concentración de capacidad fiscal. Eso no responde a una racionalidad a la hora de repartir cargas impositivas. El modelo alemán es perfectamente asumible para nosotros. Alemania lidera Europa desde una concepción federal... Aquí desde el siglo XVIII copiamos el modelo francés desde la guerra de Sucesión que nos afrancesó.

¿Hay una cifra del impacto que supone el dumping fiscal para los valencianos?

Estamos trabajando pero no queremos hacerla pública aún. Pero el dumping fiscal nos hace mucho daño. Tenemos 60 expedientes abiertos. En el primero de ellos ya hay una huida de 14 millones. Y llueve sobre mojado.

Habla usted de un buen presupuesto pero siempre falla la ejecución. ¿Es un problema?

Creo que cada vez va mejor en todas las conselleries. En la primera legislatura hubo que cambiar normas de funcionamiento interno y eso se ha notado mucho en el último año y se capitaliza en esta legislatura.

Le echan en cara que no acude a las Corts a explicar el grado de ejecución de las cuentas...

Ahora con el visor presupuestario sabes al día cual es la ejecución. Eso es una revolución que incorporamos la pasada legislatura. El PP insiste en que no voy a las Corts a dar cuenta de la ejecución cuando la tienen a un botón. Para nosotros es muy importante la transparencia. Hemos hecho una revolución porque no tenemos nada que esconder. Creo que no se valora en la ciudadanía bastante el cambio cualitativo de cómo hemos acabado con la opacidad en la Comunitat Valenciana.

La Airef fiscalizará el gasto valenciano. ¿Somos eficientes?

Estamos en contacto desde hace meses. La Airef tiene un papel muy importante.

El conseller responde durante la entrevista.

El conseller responde durante la entrevista.

«El Gobierno sí está haciendo lo posible para reformar la financiación»

¿El Gobierno de España está haciendo todo los posible para reformar la financiación?

Sí. Conozco muy bien a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que antes ha sido consejera en Andalucía y sabe que el sistema es muy muy mejorable. No solo por lo que lo que respecta a los valencianos que somos los peor financiados, sino por todos. El dinero se tiene que asignar de otra manera por justicia.

¿2021 debería ser el año de la reforma financiación?

Estoy convencido de que lo será. Será el año de comenzar a trabajar pero el final está en el Congreso de los Diputados. Podemos trabajar las autonomías y el ministerio e ir a a un Consejo Fiscal pero el camino acaba en el Congreso y es importante que todos los partidos empiecen a decir qué piensan. La Generalitat será el motor por obligación moral y política. Pero cuando llegue al Congreso y al Senado esperemos un comportamiento adecuado de todos los partidos, de todos.

¿La reivindicación valenciana al Gobierno ha decaído?

No. Cada vez que voy al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) es como un estribillo. Hablo del tema con contundencia. Muchos me miran con perplejidad y otros con comprensión. Se preguntan por qué hablo siempre de lo mismo. Y es porque no tenemos los mismos recursos.

La ley de medidas fiscales explora nuevos impuestos, a grandes propietarios de viviendas vacías, a eléctricas... ¿Hay aún margen para más?

 Sobre el tema medioambiental hay cosas que se pueden hacer. No podemos soñar que con impuestos podemos solucionar nuestra infrafinanciación, que tiene que venir por la reforma del sistema, pero tenemos que utilizar todos los mecanismos a nuestro alcance, también el instrumento fiscal.

Tenemos menos impuestos propios que otras autonomías. ¿Es un camino a recorrer?

Naturalmente.

«El peor momento del año fue cuando nos faltaba liquidez ante la pandemia»


¿Cuál ha sido el peor momento del año que acaba?

(Piensa)... Hubo un momento al principio de la pandemia cuando notamos que el gasto extraordinario iba a crecer mucho y teníamos la necesidad de disponer de liquidez con mercados mundiales en plena especulación. En ese momento necesitábamos liquidez. Era una situación de emergencia que nos dejaba fuera del mercado.

¿El Gobierno entendió la situación?

El Ministerio de Hacienda lo entendió muy pronto y habilitó fondos extraordinarios y la ministra Montero era muy consciente y procuró fondos y maneras de usar esos fondos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats