El hasta ahora presidente del consejo rector de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC), Enrique Soriano, ha renunciado al cargo que desempeñaba desde octubre de 2016, y sus funciones las asume la vicepresidenta del ente, Mar Iglesias, hasta que se elija sustituto. En la reunión de ayer del consejo rector, Soriano comunicó su renuncia a la presidencia de À Punt y destacó que, si bien el proceso de creación de los medios públicos no ha estado «exento de debates», lo «importante es que los medios de comunicación públicos ya son una realidad». Tras cuatro años en el cargo, Enrique Soriano manifestó que «este era el objetivo esencial encomendado al Consejo Rector en 2016, un objetivo que hemos cumplido».

Según un comunicado del ente público, la vicepresidenta del consejo rector, Mar Iglesias, será la encargada, a propuesta de Compromís, de asumir las funciones de la presidencia. La alicantina aseguró ayer que «ahora toca continuar trabajando para consolidar los medios de servicio público valencianos, para lo cual hay que contar con todas las personas que forman parte de este proyecto». Licenciada en Periodismo, doctora por la Universidad de Alicante y especialista universitaria en Aplicaciones Educativas de las Tecnologías de la Información, Mar Iglesias ha formado parte del consejo rector desde que se constituyó. Además, la nueva presidenta en funciones fue directora de RàdioUA, la radio de la Universidad de Alicante (UA), vicerrectora adjunta de Promoción Cultural de la UA y directora del periódico en línea ComunicandoUA.

Puig ficha a Serna como secretaria autonómica

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, va a aumentar la cuota alicantina en el Consell con el nombramiento de la ilicitana Toñi Serna como secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática. Puig ha decidido fichar a la hasta ahora diputada socialista en las Cortes Toñi Serna, en su intento por dar voz a los cargos de esta provincia en el segundo escalón de la Generalitat. Por incompatibilidad de funciones, Serna tendrá que dimitir como diputada y su salida conllevará la entrada de Aroa Mira, quien fuera primera teniente de alcalde de Alcoy.