Dice un viejo refrán que en política la lealtad debe ser un contrato de ida y vuelta. Cuando hace dos semanas Compromís pactó los presupuestos de la Diputación de Alicante con el PP también buscaba una reciprocidad que ahora no está dispuesto a obviar. Los conflictos políticos en Agres y Teulada están en plena efervescencia y los valencianistas han querido cobrarse su apoyo a las cuentas provinciales y exigir al presidente Carlos Mazón que detenga la moción de censura que hoy se aprobará en Agres y que ha sido impulsada por su partido junto a un tránsfuga y exconcejal del PSPV. Desde que Mazón lidera el partido, es la segunda moción de estas características y viene precedida por la de la Torre de les Maçanes, también con una tránsfuga cunera socialista. Además, en Teulada la alcaldesa de Compromís ha destituido a los dos concejales socialistas por connivencia con el PP a la hora de bloquear los presupuestos municipales.

El portavoz Gerard Fullana, convertido en el principal estilete de la oposición contra el PP, se ha propuesto dejar sin argumentos a Carlos Mazón, quien juega un papel central en las dos situaciones, tanto por permitir la moción de censura de Agres como por autorizar el bloqueo de los presupuestos en Teulada. Por su parte, Mazón no deja de evidenciar su perfil dialogante para venderse como un líder moderado, por lo que tener de lado en este asunto a su principal adversario le da puntos en su estrategia. Consciente de ello, ayer Fullana amenazó con diluir el consenso y pidió al dirigente popular que no pacte con tránsfugas y que facilite acuerdos presupuestarios, reivindicando el diálogo entre fuerzas en las antípodas ideológicas, justo el argumento que el PP ha vendido en los últimos meses. «El consenso es algo más que una fotografía», aseguraba ayer Fullana en redes sociales etiquetando a Carlos Mazón para recordarle el pacto alcanzado entre los distintos partidos en la institución alicantina y exigirle que desautorice a la líder del PP en Agres, María García, asesora del grupo popular en la Diputación y firmante de la moción de censura para hacer alcalde al que era el único concejal socialista del municipio. «No se puede pregonar una cosa y hacer la contraria. Con la que está cayendo, propiciar una moción de censura que va a provocar que un único concejal socialista cunero se convierta en alcalde es un hecho inadmisible y recuerda demasiado al manual zaplanista», consideró ayer el portavoz de Compromís en la Diputación, quien mantuvo conversaciones con Carlos Mazón para trasladarle formalmente su petición sin poder llegar a un acuerdo concreto. La coalición ha presentado un recurso de reposición contra la moción de censura por tratarse de una acción que conlleva beneficios políticos o económicos a un tránsfuga, alegan, y amagan con ir a los tribunales.

Fuentes del PP aseguraron que una moción de censura no es «un plan de buen gusto», pero admitieron que se han visto forzados a hacerla ante una situación de bloqueo e ingobernabilidad, y «ante la actitud dictatorial y egoísta del alcalde». Según aseguraron, «era la única alternativa para sacar adelante los presupuestos», apostillando que «es por el bien del pueblo porque los vecinos de Agres merecen un alcalde sensato». Desde la dirección provincial del PP recordaron que no han pedido ni un solo cargo.

División entre los socialistas por la crisis en Teulada

La ejecutiva del PSPV en la Marina Alta lanza una alerta al Botànic para que intervenga con agilidad

Las discrepancias en el PSPV de Teulada se han agudizado a raíz del bloqueo de los dos concejales socialistas a los presupuestos y su posterior destitución de competencias y sueldo por parte de la alcaldesa, Rosa Vila (Compromís), con el apoyo del equipo de gobierno al denunciar la connivencia que tenían con el PP para dificultar la gobernabilidad.

El PSOE ha avalado la decisión de los dos concejales, acumulando reproches por parte de sus militantes. La ejecutiva comarcal del PSPV mantuvo el sábado una reunión extraordinaria para analizar el conflicto y manifestar el apoyo a sus dos concejales, además de lanzar un SOS a la comisión de seguimiento del Pacto del Botànic para que cuanto antes busque las herramientas para solucionar este conflicto: «Confiamos en que con la ayuda de la interlocución de una deseable reunión del Pacte del Botànic se puedan solventar los matices de diferencia para asegurar la gobernabilidad». Distintos militantes han expresado en redes sociales su malestar y se han querido desvincular de las actuaciones de los dos concejales tras bloquear los presupuestos. También hacen referencia a la solicitud que hizo el presidente Ximo Puig para facilitar la aprobación de las cuentas en todos los municipios.