Compromís ha pedido suspender la actividad de la hostelería, los establecimientos turísticos, los centros comerciales de más de 800 metros cuadrados y, además, insiste en prohibir las reuniones entre no convivientes.

El Consell de Coordinación Institucional de Compromís se reunió ayer por la tarde para trasladar a la Generalitat y al Gobierno de España la necesidad de adoptar medidas más duras frente a la evolución de la pandemia ante la alta presión hospitalaria y de las UCI.

La coalición trata de elevar la presión contra Ximo Puig reclamando un confinamiento parcial, que incluye un toque de queda a las ocho de la tarde, mientras el entorno de la Presidencia sigue manteniendo que en estos momentos no se barajan más restricciones.

Los valencianistas han querido reiterar que la dicotomía salud-economía es "falsa" porque "tal y como apunta la ciencia y los datos económicos, sin salud no hay economía".

 Los portavoces de Compromís, Mónica Oltra, Àgueda Micó, Joan Ribó y Juan Ponce, han señalado en un comunicado que hay que tomar medidas "contundentes y valientes" para frenar los contagios, preservar vidas, evitar el colapso del sistema sanitario y garantizar el proceso de vacunación.

Además, reclama suspender espectáculos y actividades sin programación estable que impliquen acumulación de personas a la entrada y a la salida; prohibir las reuniones de no convivientes, exceptuando los cuidados y la crianza, y el confinamiento nocturno a las ocho de la tarde, con las excepciones que marca la actual normativa.

La coalición reclama estas medidas al Gobierno central, aunque destaca que la Generalitat puede mientras tanto adoptar las mismas limitaciones de actividades dentro del marco que da el actual estado de alarma y mantener las que están actualmente vigentes y que no son incompatibles, como el cierre perimetral.

Los portavoces han solicitado al Gobierno del Estado un fondo de emergencia covid para paliar los efectos económicos del cierre en sectores. "No podemos dejar a miles de personas sin ingresos de sus negocios, es necesario que el Gobierno estatal actúe para no dejar a nadie atrás", han afirmado los portavoces de la coalición.

En este sentido, Compromís ha propuesto que estas ayudas estén vinculadas al mantenimiento de los puestos de trabajo, los derechos laborales y el mantenimiento del trabajo autónomo con una bonificación de cuotas a la Seguridad Social proporcional al porcentaje de suspensión de la actividad de la empresa para paliar los efectos económicos.

Además, mientras el Gobierno de España no decrete las medidas anteriormente mencionadas, los valencianistas consideran que la Generalitat debería mantener la actividad de los servicios públicos, la actividad educativa como servicio esencial, la actividad económica de acuerdo con las medidas sanitarias y promoviendo su teletrabajo y la actividad de práctica deportiva saludable y segura