Las empresas y trabajadores autónomos afectados por las nuevas restricciones impuestas para tratar de controlar la evolución de la pandemia podrán solicitar desde mañana auxilio financiero a la Generalitat. El Ejecutivo autonómico ha consignado una partida de 50 millones de euros para facilitar préstamos que serán subvencionados a fondo perdido hasta el 30%, es decir, que esa parte la asume la propia Administración. Se trata de una ayuda directa que supone que, en un crédito de 30.000 euros, solo se tendrán que devolver 21.000 euros, dado que el resto será bonificado por la Generalitat.  La medida se articulará a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y las cantidades que se pueden solicitar van desde 15.000 a 750.000 euros. Su puesta en marcha, precisamente mañana, coincide con el día en que se producirá el cierre total de la hostelería, del adelanto a las 18 horas del cierre del comercio o la clausura de los gimnasios, entre otras limitaciones.

Según han precisado fuentes del Consell, podrán acogerse a estos préstamos bonificados los profesionales ligados al taxi, hoteles y otro tipo de alojamientos, restaurantes, hostelería, establecimientos de bebidas, actividades de exhibición cinematográfica, agencias de viajes, operadores turísticos, salas de espectáculos, gimnasios o actividades recreativas y de entretenimiento, entre otras.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha mantenido esta mañana una reunión con el conseller de Hacienda, Vicent Soler, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer y el director del Instituto Valenciano de Finanzas, Manuel Illueca, para valorar la puesta en marcha del Plan Resiste. Esa iniciativa es, según el jefe del Consell, el mayor esfuerzo en ayudas para los sectores de hosteleria, restauración y ocio que ha realizado ninguna comunidad autónoma y está dotado con 340 millones de euros. El objetivo final es, según detallan desde Presidencia, evitar que ninguna empresa viable se quede en el camino y se protejan los puestos de trabajo. 

Desde la Generalitat han precisado que los préstamos bonificados a través del IVF se deberán devolver en un periodo de cinco años, con uno de carencia, y un tipo de interés de EURIBOR+0,5%. Los préstamos incorporan una ayuda (Tramo no Reembolsable) de hasta el 30% del valor nominal del préstamo. En concreto un préstamo de 30.000 euros tendrá una ayuda por valor de 9.000 euros; un préstamo de 250.000 una ayuda de 42.000 euros; un préstamo de 500.000 una ayuda de 54.500; y un préstamo de 750.000 euros una ayuda de 60.750 euros. Los porcentajes de bonificación marginales son del 30% para los primeros 30.000 euros; del 15% hasta 250.000; del 5% hasta 500.000 euros y del 2’5% en el último tramo marginal hasta 750.000 euros.

De este modo, "la Generalitat Valenciana proporciona en un solo trámite administrativo la liquidez que precisan nuestras empresas, y al mismo tiempo una ayuda para compensarles por las restricciones sanitarias aprobadas por el Consell", indican desde el Ejecutivo. Los préstamos se pueden solicitar telemáticamente desde mañana.