Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consellera de Participación, transparencia, cooperación y calidad democrática

Rosa Pérez Garijo: «Las democracias siempre son mejorables y nosotros también tenemos cosas que mejorar»

La consellera asegura que el Instituto de la Memoria Democrática será una realidad en esta legislatura

La consellera, en un momento de la entrevista. |

La consellera, en un momento de la entrevista. | Rafa Arjones

Hace ahora casi dos años EU entraba por primera vez en el Gobierno valenciano. Sin embargo, ha sido de las conselleras con menos visibilidad. ¿Por qué?

En estos momentos, todo está muy centrado en la gestión de la pandemia: residencias, sanidad, educación... Competencias que tienen una mayor visibilidad porque están gestionando en primera línea esta crisis económica, social y sanitaria tan grave. Evidentemente, la nuestra es una conselleria que pocas competencias tiene en la gestión de la pandemia.

Sin embargo, ha habido bastantes discrepancias a nivel interno en este sentido. ¿Qué nota le da usted a la gestión de la crisis que está haciendo el Consell?

No ha habido tantas discrepancias. La gestión del Consell ha sido buena. Hemos sido el Gobierno autonómico que más ayudas ha dado para la salida de esta crisis, que también es una crisis económica y social, y eso ha continuado así. Ahí tenemos el Plan Resistir, con casi 400 millones. Como a nosotros nos gusta decir, no vamos a dejar a nadie atrás. Es verdad que los últimos datos, a la vuelta de Navidad, no fueron buenos desde el punto de vista sanitario, pero se han tomado las medidas necesarias. Día a día va bajando el número de contagios y de las personas ingresadas en las UCI y en los hospitales.

¿Comparte eso que dijo la vicepresidenta Oltra de que ahora se están salvando vidas por haber querido salvar la Navidad?

Cuando se tomaron las medidas que se tomaron en Navidad, la situación no era la que luego fue. Seguramente, no se previó que los contagios podían ir en aumento. Se tomaron las medidas en función de los datos que había. Es verdad que el hecho de que nosotros tuviéramos un nivel más bajo de contagios también hizo que esto se incrementara después de las Navidades. Rápidamente, cuando se vio el aumento, se tomaron las medidas que están en vigor en la actualidad y que, de hecho, se han prorrogado, y vemos día a día cómo tiene efecto.

Y, a la hora de tomar este tipo de medidas, ¿se cuenta con EU?

Está la comisión interdepartamental, aunque no soy miembro de la interdepartamental, pero en EU la Ejecutiva, conjuntamente con los alcaldes y alcaldesas, también con el área de salud, planteamos nuestras propuestas y se las traslado tanto a la consellera de Sanidad como al vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, que es la persona de Unides Podem-Esquerra Unida. Por tanto, van las propuestas de todos y de todas, y, de hecho, las últimas medidas iban muy en la línea de lo que habíamos planteado.

En cualquier caso, ¿qué le está pasando al Botànic?

Se ha magnificado mucho, pero al Botánic no le está pasando nada. En un Gobierno en el que hay cuatro partidos, no siempre se tiene la misma visión sobre todo. Que determinadas veces haya distintos puntos de vista es lógico, se tiene que ver en positivo, y entra dentro de la normalidad democrática. Las relaciones en el Botànic son muy buenas.

¿Corre peligro el Botànic?

El Botánic no corre peligro de ninguna de las maneras.

Volviendo a su departamento, y más allá de la crisis del covid, desde el principio ha habido voces que alegan que su conselleria es totalmente prescindible...

Hay quien hace discursos demagogos en función de quién se ocupa de determinadas cuestiones. Ése es un discurso de Ciudadanos, que tiene consejeros de Transparencia en otras comunidades. Además, la transparencia de la Generalitat es la primera de todas las comunidades autónomas, y esta Conselleria, por otro lado, no sólo es de Transparencia, también es de Participación, de Cooperación y de Calidad Democrática. La participación y la transparencia son fundamentales en un momento en el que, por desgracia, hay una desafección muy grande hacia las instituciones públicas, y eso hace que nuestra democracia no pueda avanzar.

Un detalle de las manos durante la sesión fotográfica. | RAFA ARJONES

Sin embargo, la pandemia ha puesto en evidencia que no siempre está presente esa transparencia. Ahí está, por ejemplo, lo que ha ocurrido en Sanidad…

Siempre nos gusta que la transparencia vaya a más, y cada vez hay que ser más exigentes con nosotros mismos. Hemos trabajado codo a codo con la Conselleria de Sanidad para que rápidamente la información estuviera publicada y, de hecho, en el Portal de Transparencia hay una parte de covid-19. Este Gobierno cumple a rajatabla con la Ley de Transparencia y las obligaciones en materia de transparencia, queremos ir más allá, y en esa línea se está yendo. Es verdad que la Conselleria de Sanidad está gestionando una situación muy difícil. Estamos hablando de una pandemia, evidentemente están volcados en esa situación y nosotros somos los que estamos trabajando con ellos para que esa transparencia se dé de la manera más rápida posible.

Como consellera con competencias en calidad democrática, ¿coincide con Pablo Iglesias en que la democracia en España no es plena?

Nos queda mucho por avanzar, y nunca hay que ponerse topes en calidad democrática. Siempre podemos hacer que una democracia vaya mejor. Cuestiones como la condena de cárcel a un rapero por una canción que no estaba diciendo ni más ni menos que algo que hemos estado viendo continuamente en los medios de comunicación refleja que la libertad de expresión de este país es mejorable. Estamos en cuanto a personas encarceladas por cuestiones relacionadas con la libertad de expresión junto a países que son dictaduras. Por eso, mi conselleria es imprescindible, porque la participación hace una mejor democracia, y la transparencia y la cooperación también. Hemos tenido un mausoleo a un dictador hasta hace cuatro días, y eso no es normalidad democrática. Las democracias siempre son mejorables y nosotros tenemos cosas que mejorar.

Parece que los presupuestos participativos del Consell serán una realidad en 2022. Sin embargo, ¿cómo se puede evitar que sean un fiasco como en otros casos?

Lo estamos impulsando desde la Conselleria de Participación, pero con la complicidad de todo el Consell. Se está trabajando conjuntamente con Hacienda, y vamos a empezar el proceso participativo de una manera muy global, donde van a tomar parte las administraciones locales, las universidades, el Consell de la Joventut... Por eso era tan importante el Portal de Participación. Unos presupuestos participativos, para que sean posibles y sean una realidad, deben tener un retorno, y en esa línea vamos a trabajar.

¿Por dónde va a ir la reforma de la Sindicatura de Greuges?

Con esa reforma, que estaba pendiente desde hace muchos años, vamos a reforzar la atención a aquellas personas en situaciones de mayor vulnerabilidad. También se quiere que la forma de presentar las quejas sea mucho más fácil, y haya quejas orales. Va a haber, además, sistemas de conciliación y mediación, se va a ampliar todo lo relativo a los sujetos legitimados a la hora de presentar una queja; y se va a marcar un plazo para las contestaciones. Se trata de regular mejor una institución que es fundamental, que vela por los derechos de los valencianos y las valencianas, y que requería de una reforma acorde con las necesidades.

Uno de los puntos de conflicto era la posible ampliación a tres de los adjuntos a la Sindicatura. ¿Se va a cambiar el paso?

Ésa era una cuestión que estaba en el proyecto inicial y, en estos momentos, hay enmiendas al respecto, y el criterio de la conselleria es que se continúe con dos.

¿Ha hecho lo suficiente Transparencia con el tema de las ayudas al hermano del presidente Puig?

La oposición puede intentar rascar todo lo que quiera, pero existe una realidad, y es que los mecanismos dentro de la Generalitat han funcionado. Como consellera de Transparencia, abrí un expediente a las empresas por si había un incumplimiento de sus obligaciones en materia de transparencia, y los instructores dijeron que no, que no procedía la sanción. Las empresas del hermano de Puig han sido sancionadas por la Comisión de Defensa de la Competencia, desde Educación se les ha pedido que devuelvan las cantidades. La Generalitat tiene unos mecanismos de control que funcionan independientemente de que se llame Pepito Pérez o sean hermanos del presidente.

¿Hay que reformar el Estatuto?

El año que viene se cumplen 40 años del Estatuto, y también es competencia de mi conselleria el fomento del autogovern. Por lo tanto, nos parece un momento idóneo para que se haga un estudio y una reflexión sobre el Estatuto y el papel que ha cumplido, y que sirva para que haya un conocimiento por parte de los valencianos y las valencianas de las instituciones autonómicas. Desde la Cátedra de Foment del Autogovern, se va a comenzar con una serie de charlas.

Ya, una reflexión, pero, ¿encaminada a la reforma?

Si en esa reflexión, que será muy amplia y participada, los especialistas llegan a la conclusión de que hay que avanzar, se avanzará, pero aún estamos en la fase de estudio y análisis del Estatuto actual.

Y, en cualquier caso, y a su juicio, ¿por dónde debería ir la reforma del Estatuto?

Me gustaría que nuestro Estatuto desarrollara más los derechos de los valencianos y valencianas, en la línea del Estatuto catalán o el andaluz, pero no estamos ahí aún.

¿Dan por perdida ya la guerra para implantar la tasa turística?

Las cosas nunca hay que darlas por perdidas. Es algo programático y los partidos que lo tenemos no podemos renunciar a ello. Cuando gobiernas con mayoría absoluta, puedes desarrollar tu programa, pero cuando gobiernas con otras fuerzas hay que hacer equilibrios. Por desgracia, dada la situación actual y sin turismo, la tasa turística no es objeto de debate.

En las elecciones se presentaron con Podemos. ¿Qué lectura hace de la crisis en el grupo parlamentario?

Nosotros intentamos que haya una normalidad dentro del grupo. Simplemente ha habido un cambio de síndica. Los que están en el grupo parlamentario están centrados en el grupo parlamentario y los que estamos en el Gobierno estamos centrados en nuestras funciones.

La exhumación de víctimas del franquismo en el cementerio de Alicante va a comenzar, aunque en su día alegó que era complicado porque las fosas eran grandes y hay enterramientos posteriores. ¿Cómo se va a hacer?

Hasta que no se abre, no se sabe lo que hay, pero la información que teníamos es que la mayor parte se encontraba en lo que era osario. Por tanto, un osario, con los mecanismos que existen en la actualidad, es muy difícil de exhumar. Sí parece que hay fosas que están más identificadas y sí se tiene un listado de las personas que podrían estar, por lo que vamos a empezar por ahí. Creemos que era importante iniciar las exhumaciones en el cementerio de Alicante, más cuando hay una demanda de familias. En las exhumaciones ha habido una dejación de obligaciones durante muchísimos años por parte de la Administración, y a los familiares de las víctimas hay que pedirles perdón por esa dejación de funciones.

En cualquier caso, las partidas para exhumaciones han ido sufriendo recortes...

Nunca sufrieron recortes, pero había una parte que era para exhumaciones, y nosotros pasamos parte para subvenciones, porque nos parecía importante que los ayuntamientos que tenían determinadas fosas también iniciaran las exhumaciones con subvenciones de la Conselleria. Este año no ha habido mermas, vamos a seguir con las exhumaciones que hacemos directamente desde la Conselleria, y está abierto el plazo para que los ayuntamientos y las asociaciones de memoria histórica puedan pedir subvenciones para exhumar.

Se ha hablado mucho del Instituto de la Memoria Democrática en Alicante desde hace dos años, pero el proyecto no llega…

Quiero que sea una realidad en esta legislatura, pero siempre insisto en que el Instituto de Memoria Democrática es un medio, no un fin en sí mismo y, por lo tanto, cuando esté en funcionamiento, será el encargado de llevar el día a día de las políticas de memoria, que se están llevando desde la Dirección General. Ahora estamos en la fase de constitución del instituto, con la Relación de Puestos de Trabajo, buscando el edificio... Mientras tanto, lo importante es que las políticas de memoria se lleven adelante, y se están llevando. De todos modos, esperamos este año tener la Relación de Puestos de Trabajo y el edificio, y, cuando lo tengamos todo, el instituto estará constituido.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats