Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Botànic pierde fuelle en Callosa d’en Sarrià: PSPV y Compromís rompen relaciones y se alejan de la Alcaldía

Los concejales se distancian de un posible pacto para apartar del Gobierno municipal al PP pese a los intentos de Valencia por limar asperezas - Los socialistas critican el «desinterés» de los valencianistas, y estos se niegan a hacer alcaldesa a Mascaró

Los ediles socialistas Valentín Català, Mari Carmen Mascaró, Rosa Savall y Salva Macià.

Los ediles socialistas Valentín Català, Mari Carmen Mascaró, Rosa Savall y Salva Macià. INFORMACIÓN

Los enfrentamientos entre los concejales del PSPV y Compromís en Callosa d’en Sarrià están siendo más fuertes que las negociaciones que el Botànic está manteniendo para intentar acercar posturas con el fin de apartar del Gobierno municipal al PP. Tres meses después de que la comisión por el cumplimiento del Pacto del Botànic se reuniera para marcarse el objetivo de alcanzar una alianza para conseguir la Alcaldía en este municipio, ahora son sus concejales los que han dejado claro que no hay vía para el acuerdo y que proceden a la ruptura de la negociación –si alguna vez pudo llamarse así porque ni han logrado sentarse a debatir fórmulas de entendimiento–. Las dos formaciones de izquierda suman ocho concejales frente a los cinco del PP, pero no han podido limar asperezas pese a las presiones autonómicas y provinciales de sus respectivos partidos. Tanto los grupos del Botànic como los cargos alicantinos han mediado para un acercamiento de posturas que en estos momentos parece ya una entelequia. El PSPV acusa a la coalición de desinterés y connivencia con el PP, mientras Compromís alega que no puede hacer alcaldesa a la socialista Mari Carmen Mascaró, a quien denomina la «Toni Cantó callosina», en referencia a su trayectoria en UPyD.

El secretario general socialista en la provincia, José Chulvi, se reunió hace dos semanas con el grupo municipal de Callosa d’en Sarrià para plantear un proyecto de gobierno y poner sobre la mesa un pacto progresista. «Hay voluntad de gobierno y muchas ganas de sacar proyectos adelante», dijo Chulvi. Sin embargo, la portavoz municipal, Mari Carmen Mascaró, reprochó este lunes el «cheque en blanco» que los socialistas entregaron a Compromís en el anterior mandato: «El PSOE les apoyó sin pedir nada y sin firmar nada», añadiendo que «hemos reiterado en multitud de ocasiones nuestro interés por formar gobierno con ellos y es imposible».

Las discrepancias vienen desde el mandato anterior, cuando socialistas y nacionalistas rompieron el acuerdo que mantenían al frente del Gobierno municipal. De hecho, los concejales socialistas llegaron a ser expulsados del equipo de gobierno y la situación entre ellos fue insostenible. Desde ese momento sus relaciones están rotas y, pese a los intentos del Botànic, ninguno de los protagonistas confía en que se vayan a solucionar a lo largo de este mandato.

La portavoz socialista en Callosa d’en Sarrià, Mari Carmen Mascaró, acusó a Compromís de desentenderse de cualquier negociación y de no querer sentarse a hablar ni para compartir la Alcaldía. «Hay una clara evidencia de que el PP les da más, pese a que la situación política en nuestro municipio es insostenible». Mascaró quiso dejar claro que el PP gobierna porque «le sostiene Compromís» y acusó a los concejales valencianistas y populares de «tener intereses entrelazados» y de asesorarse mutuamente. Por su parte, fuentes de Compromís se limitaron a asegurar que no pueden hacer alcaldesa a Mari Carmen Mascaró y precisaron que el gran impedimento que tienen para alcanzar un pacto progresista es precisamente ella. «Para hacer gobiernos de izquierda hacen falta candidatos de izquierda», sostuvieron desde la coalición.

Hostilidades y mociones en Agres y Teulada

Los problemas municipales entre los partidos han permitido al PP hacerse con los ejecutivos locales

La mala relación entre PSPV y Compromís ha desembocado en los últimos meses en dos mociones de censura en Agres y Teulada. Las dificultades para sacar adelante los presupuestos y la falta de confianza provocaron que el socialista Rafael Sanjuan y los tres concejales del PP, María García, Venancio Pascual y Enrique Ribera, presentaran en Agres una moción para arrebatar la Alcaldía a Josep Manuel Francés, de Compromís. Desde la dirección del partido aseguraron que el PP había pactado con un tránsfuga. También en este caso, las discrepancias entre los socios ya comenzaron meses atrás, exactamente en la investidura, cuando Josep Manuel Francés fue reelegido alcalde en un pleno que se celebró a las 00.01 horas de la noche para permitir la asistencia de Rafael Sanjuan, que se marchaba de viaje esa madrugada y cuyo voto era imprescindible para asegurar el gobierno de los nacionalistas. Además, hace poco más de un mes, el PP logró consumar la moción de censura en Teulada-Moraira con el apoyo de los dos ediles expulsados por el PSPV para apartar a Rosa Vila, de Compromís, de la Alcaldía. Fue la tercera moción que el PP de la provincia ha sacado adelante, después de las aprobadas en La Torre de les Mançanes y Agres, todas con tránsfugas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats