30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oltra deja fuera al Institut de les Dones del control de las unidades de igualdad

La competencia cae del reglamento y Compromís se garantiza el mando pese a que por acuerdo del Consell recayó en la única dirección socialista

Mónica Oltra en una comparecencia de prensa reciente.

Mónica Oltra en una comparecencia de prensa reciente.

La pelea interna en el seno de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas en torno al control de las unidades de igualdad se ha saldado a efectos formales sin vencedores ni vencidos, pero en el plano de los hechos en detrimento del Institut de les Dones, única dirección general bajo la órbita socialista en el departamento que dirige Mónica Oltra.

Desde la dirección general del Instituto Valenciano de las Mujeres que dirige la socialista María Such se peleaba para tratar de recuperar la competencia relativa a la coordinación de las unidades de igualdad, un servicio creado ex profeso por el Consell del Botànic en 2015 con el objetivo de «regular y hacer efectivo el principio de igualdad de mujeres y hombres en la Comunidad Valenciana.

Estas unidades, una por conselleria, deben velar por el cumplimiento de la ley en la acción de gobierno y realizar informes específicos, memorias de impacto de género o asesorar en los planes de igualdad. En el acuerdo del Consell se asignó la competencia al Institut de les Dones, pero un cambio en el reglamento orgánico y funcional de la Conselleria de Igualdad en 2018 asignó la entonces jefatura de servicio a la Secretaría Autonómica de Igualdad, controlada por Compromís.

Con el Botànic II, el PSPV trató de que el nuevo reglamento recogiera que la competencia de la coordinación de las unidades de igualdad residía en el Institut de les Dones. Sin embargo, no fue así. Las órdenes donde se especifica la estructura administrativa y el reparto competencial de las consellerias tardaron más de año y medio en ver la luz, pero no resolvieron todos conflictos internos, entre ellos, los de Igualdad. De hecho, esta competencia que es clave ya que se trata de coordinar de forma transversal las acciones en materia de igualdad de las consellerias no apareció recogida.

La pelea se trasladó al desarrollo de los Rof, donde Such esperaba que se clarificaran las funciones que un acuerdo del Consell le atribuyen. Sin embargo, de nuevo las unidades de igualdad no aparecen en el texto: ni asignadas al Institut de les Dones ni a la Secretaría de Igualdad. Desde la Conselleria de Igualdad se apuntó entonces que el nuevo texto no aportaría nada nuevo y se dio por hecho que desde 2018 las unidades se coordinan desde la Secretaría Autonómica y no habría cambios.

Una de las claves de la omisión en los textos actuales es que la jefatura de servicio de coordinación ha sido rebajada a jefatura de unidad, de tal manera que no es susceptible de ser incorporada a la orden de desarrollo del ROF, que sólo llega al nivel de subdirección y servicio. La degradación implica que no le corresponde personal, lo que, más allá del rifirrafe político, supone un revés ya que desde las unidades de igualdad se lleva tiempo reclamando un servicio potente.

El resultado es que la coordinación de las unidades quedan en una suerte de limbo (no aparecen sus funciones en el ROF) aunque de facto se queda bajo el control de Compromís, ya que conserva la unidad de coordinación en la relación de puestos de trabajo publicada también recientemente.

Según ha sabido este diario, esta secretaría autonómica que dirige Rubén Sancho, hombre de confianza de Oltra, ha convocado esta semana al personal de las unidades de igualdad de las consellerias, una cita a la que en principio no está convocada Such.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats