30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ana Berenguer y Ángel Franco tienden puentes de cara a las próximas municipales

La directora general del Consell ha mostrado al exsenador su deseo de conocer de cerca Alicante a través de diferentes reuniones y conversaciones telefónicas - La abogada alicantina desvincula estos encuentros de la posibilidad de ser alcaldable

Ana Berenguer, presentando el plan Vega Renhace, en una imagen de antes de la pandemia.

Ana Berenguer, presentando el plan Vega Renhace, en una imagen de antes de la pandemia.

La directora general de Análisis y Políticas Públicas de la Generalitat Valenciana, Ana Berenguer, y el exsenador socialista Ángel Franco, quien controla la agrupación socialista de Alicante desde hace más de dos décadas, han comenzado a tender puentes de cara a las próximas elecciones municipales, de mayo de 2023, a través de encuentros presenciales y conversaciones telefónicas. Aunque Ana Berenguer sigue manteniendo que todavía es pronto para pensar en la posibilidad de ser alcaldable en la capital, ya ha comenzado a trabajar por estrechar vínculos con la cúpula del PSOE a sabiendas de la importancia de que Ángel Franco no bloquee su proyecto de futuro. Ha sido ella la que en todas las ocasiones se ha puesto en contacto con Franco, quien no ha dudado en atender los requerimientos de la directora general.

El primer encuentro tuvo lugar en el entorno de Gabriel Miró de Alicante y el segundo en un parque público próximo a Canalejas. La alicantina también le llamó una tercera vez en la que quedaron para seguir viéndose. Esa cita está pendiente. Según fuentes socialistas, la directora general mostró su interés por conocer de cerca la ciudad y tener contacto con los cargos más destacados del partido. Es cierto que en ningún momento hablaron de una posible candidatura, pero también es igual de verdad que el único vínculo que existe entre ellos, al menos por ahora, es el futuro político de la ciudad de Alicante. Durante las diferentes conversaciones, el exsenador le explicó la gestión del grupo municipal en los últimos meses y destacó el pacto presupuestario con Ciudadanos. También dialogaron de los pactos del PP y Ciudadanos, tanto en el Ayuntamiento de la capital como en la Diputación de Alicante. Franco trasladó, o eso intentó, una imagen de partido fuerte y se interesó por conocer los proyectos que tiene la Generalitat en la ciudad de Alicante y sus actuaciones más destacadas en el ámbito que ella controla.

Cabe recordar que el Pleno del Consell nombró en julio de 2019 a la abogada alicantina como directora general de Análisis y Políticas Públicas en el arranque del segundo mandato del Botànic. Berenguer es hija del histórico dirigente del partido Luis Berenguer Fuster, que fue presidente de la Comisión Nacional de la Competencia y conseller de Administraciones Públicas con Joan Lerma, entre otros cargos públicos. La abogada estuvo once años en Estados Unidos y trabajó en la ONU y en el Ayuntamiento de Nueva York en la evaluación y aplicación de políticas de desarrollo económico. Berenguer es uno de los nombres que suenan con más fuerza para convertirse en la alcaldable socialista en los próximos comicios municipales. Diferentes voces del partido consideran que la alicantina necesita tiempo para estrechar vínculos con los actores principales de la ciudad, de la que lleva demasiados años distanciada, por lo que consideran que si va a ser la futura candidata se debería saber más pronto que tarde para evitar errores recientes, como el cometido en las últimas elecciones. Entonces, Sanguino fue designado candidato apenas tres meses antes de la cita con las urnas, lo que facilitó que desaprovechara la posición privilegiada del PSOE. Después de que el actual portavoz evidenciara su desconocimiento de la ciudad durante la campaña, dirigentes socialistas coinciden en admitir que Puig debería comenzar a plantearse hacer público el nombre de su próximo alcaldable en Alicante para preparar las elecciones con más garantías de éxito. Las mismas voces reconocen que la figura de Sanguino está más que amortizada y son contados los cargos públicos con cierto peso que todavía defienden su continuidad. El actual portavoz fue la alternativa de urgencia cuando el PSOE veía que las elecciones se aproximaban y las negativas a ocupar el cargo se sucedían entre caras conocidas de la ciudad. Sanguino iba a ser elegido a dedo por Puig, pero al final tuvo que someterse a unas primarias, en las que necesitó el aval de Franco. Diferentes cargos socialistas señalan que Sanguino no debe ser el futuro del partido en la capital alicantina, ni casi el presente, pero aseguran que ahora es momento de estar centrados en la lucha contra la crisis por la pandemia.

Consultada por este medio, Ana Berenguer aseguró que estas reuniones forman parte de su trabajo para conocer a dirigentes políticos de todos los ámbitos: «No hay nada fuera de lo normal», argumentó. Sobre su intención de encabezar la candidatura a las municipales de Alicante, la directora general añadió que está trabajando al servicio del presidente de la Generalitat. Mientras tanto, ya ha roto el hielo con Franco.

Fichaje de Puig para reforzar el área de Presidencia

El presidente de la Generalitat fichó a la abogada Ana Berenguer como directora general de Análisis y Políticas Públicas con el objetivo de reforzar el área de Presidencia. Hasta ese momento este cargo lo ocupaba Fernando Flores y anteriormente también lo asumió el alicantino Julián López Milla. Ana Berenguer ya fue uno de los nombres que se barajaron como posible alcaldable para las últimas elecciones municipales del año 2019.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats