30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Sindicatura de Comptes suspende al Consell en transformación digital

La institución que lidera Vicent Cucarella da un tirón de orejas a la Administración autonómica y le pide cambios e inversión presupuestariaDesde el Botànic anuncian una estrategia para lograr servicios más eficientes

El síndic Vicent Cucarella,  junto a Marcela Miró, Antonio Mira-Perceval y Lorenzo Pérez. | INFORMACIÓN

El síndic Vicent Cucarella, junto a Marcela Miró, Antonio Mira-Perceval y Lorenzo Pérez. | INFORMACIÓN

La pandemia del covid ha puesto de relieve la importancia de la transformación digital para mejorar la calidad de las gestiones y la atención al ciudadano. Las administraciones se han tenido que poner las pilas y acelerar su proceso de transición digital. Consciente de esta realidad, la Sindicatura de Comptes ha dado un tirón de orejas a la Generalitat Valenciana a través de un informe en el que la suspende en lo relativo a transformación digital. Este documento concluye que ésta sigue siendo una asignatura pendiente para el Consell y le pide un cambio de comportamiento junto con una inversión presupuestaria importante. La institución considera que no se ha producido un compromiso político y presupuestario para dotar a este procedimiento de los recursos humanos y económicos necesarios, además de advertir de la importancia de la ciberseguridad.

La Sindicatura de Comptes, liderada por Vicent Cucarella, ha realizado una auditoría que analiza el Plan de Transformación Digital de la Generalitat de 2016 a 2019 y que se enmarcaba en la Agenda Digital para la Comunidad Valenciana 2014-2020 y posteriormente se integró en el Plan Estratégico de la Generalitat en materia de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. A sabiendas de que la transformación digital no es una cuestión exclusivamente técnica, ni la informatización de los procesos administrativos tradicionales, el organismo aborda la importancia de reflexionar sobre cuál es la mejor forma de prestar un servicio con los medios tecnológicos actuales, y concluye que la mera incorporación de la tecnología no puede hacer buenos unos procedimientos obsoletos.

Las principales conclusiones que arroja este informe son que el Plan de Transformación Digital no establece una visión estratégica para alcanzar la transformación digital de la Generalitat. «Los objetivos definidos son demasiado generales, sin concretar hitos o metas a conseguir», asegura la auditoría, añadiendo que este plan ni tan siquiera incluye una previsión presupuestaria para todo el horizonte. En cuanto a su ejecución, el organismo reconoce que se han obtenido logros en la implantación de la tecnología en la administración electrónica, pero asegura con contundencia que «la transformación digital de la Generalitat es todavía una asignatura pendiente».

La Sindicatura de Comptes pone el acento en los numerosos apartados administrativos que tiene la Generalitat y en sus complejas aplicaciones informáticas: «La transformación digital de una entidad como la Generalitat, con muchas anticuadas aplicaciones informáticas, supone un gran reto». Según afirma, el proceso de transformación a gran escala requiere un cambio general de procesos y de comportamiento en funcionarios y en el nivel directivo, junto con una inversión presupuestaria importante. Todo ello significa que la transformación digital de la Generalitat, según manifiesta este informe, «es intrínsecamente difícil, y es necesario un liderazgo claro, con las competencias adecuadas para llevarla a cabo y con el máximo compromiso político y presupuestario, que no se han producido». Otra de las conclusiones a las que llega esta auditoría es que las actividades llevadas a cabo por el Centro de Seguridad de la Comunidad Valenciana en materia de prevención y respuesta a ciberamenazas son las que corresponden a un centro de respuesta a incidentes de seguridad. Concluye, por lo tanto, que este centro está cumpliendo adecuadamente la función que se espera de él, aunque precisa que eso no quiere decir que no necesite más recursos materiales y humanos.

Por su parte, la Generalitat hizo referencia ayer a este informe, asegurando que Hacienda presentó como objetivo del seminario de invierno del pasado año la elaboración de un plan estratégico que se presentará en las próximas semanas. Tal y como señaló el director general de las TIC, José Manuel García Duarte, «el primer plan estaba centrado únicamente en los aspectos tecnológicos de la administración y, ahora, una vez logrado el reto de haber puesto en marcha la administración electrónica, es el momento de dar un paso más allá y digitalizar también los procesos». En concreto, se hará a través de una estrategia basada en la educación digital, los servicios sociosanitarios eficientes, una justicia moderna y unas infraestructuras y comunicaciones inteligentes. Desde el Botànic aseguraron ayer que, cuando llegaron a la Generalitat, la Administración «era completamente analógica», por lo que el primer paso fue avanzar en la digitalización de los procesos más básicos para poder abordar este reto complejo de forma progresiva. Sólo en los últimos cinco años la administración electrónica ha crecido un 200%. Con relación a la necesidad de incrementar los recursos destinados a la digitalización, la Generalitat quiso hacer hincapié en que han aumentado en los últimos años los recursos destinados a esta Dirección General de forma exponencial, alcanzando para el año los 193 millones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats