30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cordón sanitario de Compromís y Podem a Vox llega a las Cortes Valencianas

Ambas formaciones rechazan debatir con la ultraderecha en comisiones y plenos mientras el PSPV defiende que "al fascismo se le combate con la palabra"

Carles Esteve (Compromís), mira al diputado David García (Vox) en la comisión de Sanidad celebrada hoy.

Carles Esteve (Compromís), mira al diputado David García (Vox) en la comisión de Sanidad celebrada hoy.

La izquierda ha decidido estrechar el cordón sanitario a Vox en la Comunidad Valenciana. Compromís y Unides Podem han rechazado hoy debatir con la ultraderecha en el marco parlamentario. Su postura se ha escenificado durante la comisión de Sanidad, donde Carles Esteve y Pilar Lima han rehusado intercambiar palabras con el diputado David García. Esta determinación llega después de que los de Abascal pusieran en duda la veracidad del envío de cartas con balas y amenazas de muerte al candidato de Podemos, Pablo Iglesias; al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; y a la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Las altas dosis de confrontación entre partidos en la campaña madrileña del 4-M están salpicando a toda la escena política del país, incluida la Comunidad Valenciana. Si el pasado viernes los socios del Botànic manifestaron su rechazo a debatir con Vox en medios de comunicación, lo que ha motivado la cancelación de un debate en la Cadena Ser de València, los valencianistas y los morado han ido hoy un paso más allá y han trasladado esta decisión a la Cámara valenciana.

El portavoz de Compromís en la comisión de Sanidad, Carles Esteve, ha considerado que estamos en un momento de "emergencia democrática" y ha llamado a la movilización para "evitar el terrorismo fascista". Por ello, ha decidido no cruzar palabras con el representante de Vox. Desde la formación valencianista se ha explicado que, por el momento, ha sido un posicionamiento personal del diputado. De igual forma, la síndica de Unides Podem, Pilar Lima, ha optado por mantener la misma postura y dar la espalda a la ultraderecha. Fuentes del partido han explicado que no van a usar el turno de palabra en iniciativas promovidas por Vox para evitar "debatir con nazis".

Pilar Lima, a la izquierda, durante la comisión de Sanidad de hoy. Información

El tercer socio del Botànic, el PSPV, que es el mayoritario en la coalición de izquierdas, discrepa en este asunto y no cree que la mejor estrategia pase por guardar silencio ante las iniciativas de Vox. Su síndico, Manolo Mata, ha defendido hoy que "al fascismo se le combate básicamente con la palabra".

"Los socialistas valencianos, ante una situación muy puntual, decidieron solidarizarse con sus compañeros del PSOE de la Comunidad de Madrid, de Más Madrid y de Unidas Podemos y no asistieron a uno de los debates en los que participaba Vox. Ese es un hecho puntual y motivado por una situación muy concreta. Nosotros estamos convencidos de que al fascismo se le combate básicamente con la palabra y no podemos, en el marco parlamentario, no participar en los debates, caer en no contradecir sus argumentos, en no poner de manifiesto cuáles son las propuestas que hacen, porque es la única manera en que de verdad les podremos combatir", ha expresado Mata.

"Otra cuestión es, en temas muy concretos y muy puntuales, ver si participando en algún acto les puede suponer algún altavoz mayor del que ya tienen. Pero eso habrá que decidirlo en temas muy concretos y en situaciones muy concretas. Una cosa es Vox y otra sus electores, a los que tenemos muchísimo respeto. Y hay que ponerles de manifiesto cada día lo que supone la ideología que defiende este partido", ha añadido el portavoz del grupo socialista.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats