30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndic de Greuges reprende a Sanidad: pide más transparencia y respuestas ágiles a los ciudadanos

Ángel Luna afea al departamento que encabeza Ana Barceló que no se publiquen las actas del Consejo de Salud de la Comunidad Valenciana - La conselleria solo ha convocado dos reuniones del organismo en un año en el que las quejas de los ciudadanos se han multiplicado

El Síndic de Greuges, Ángel Luna, durante una entrevista con INFORMACIÓN.

El Síndic de Greuges, Ángel Luna, durante una entrevista con INFORMACIÓN.

El Síndic de Greuges ha vuelto a dar un tirón de orejas a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública. Esta vez, para exigirle que conteste a los escritos registrados por los ciudadanos. Le solicita que lo haga, además, cumpliendo con los plazos establecidos a tal fin por la normativa aprobada, precisamente, por el propio gobierno del Botànic. En concreto, le insta a que ponga de su parte para favorecer la transparencia, en este caso publicando las actas de las reuniones celebradas por el Consejo de Salud de la Comunidad Valenciana. Se trata de un organismo de participación ciudadana que se reunió tan solo dos veces durante el primer año de pandemia -el mínimo exigido por la normativa-, y que llevaba desde 2008 sin hacer públicas las actas de sus reuniones.

Prácticamente cuatro meses es el plazo que Sanidad ha tardado en responder a un ciudadano que en octubre de 2020 se dirigió a la conselleria que lidera Ana Barceló para preguntar si se estaban celebrando reuniones del Consejo de Salud. Se quejaba entonces de que desde hacía 20 meses, la Administración no había hecho pública ninguna información relativa a la actividad de ese órgano, que tiene carácter consultivo y de participación ciudadana en el sistema valenciano de salud. Pues bien, el autor de la queja resaltó entonces que Sanidad debía cumplir con su obligación legal de facilitar el derecho del ciudadano a participar, estar informado y conocer la forma en la que se intentan resolver los problemas que en cuestiones de salud soportan los administrados; más todavía en un año, el 2020, marcado por la crisis del coronavirus.

Según reflejan los informes del Síndic, la conselleria de Barceló hizo caso omiso a esta petición, que según un decreto aprobado por el Consell del Botànic en 2016, tendría que ser contestada en un plazo no superior a un mes. Pero pasados cuatro meses, y visto que los máximos responsables de Sanidad dieron la callada por respuesta, el autor de la queja tocó a la puerta del Síndic de Greuges y, entonces sí, la Administración valenciana movió ficha. Ocurrió en febrero de este año, y apenas una semana después de que la institución que preside Ángel Luna admitiera a trámite su queja, hubo respuesta.

Lo que vino a decir el Síndic a Sanidad se basó en dos argumentos. Por un lado, le reprendió en la demora en contestar al ciudadano y le recordó que la Constitución Española recoge el principio de eficacia, que exige a las administraciones públicas que se cumplan razonablemente las expectativas que la sociedad legítimamente demanda y le recuerda el deber de la Administración de resolver expresamente las peticiones, alegaciones y reclamaciones que presenten los particulares. Por otro lado, le aclaró a Sanidad el deber de publicación de las actas del Consejo de Salud de la Comunidad Valenciana. Unas actas que, a fecha de la presentación de la queja, no se publicaban desde el año 2018 y que Sanidad se apresuró a incluir en su página web sólo después de que el Síndic censurara su falta de transparencia. De hecho, hasta abril no se había publicado tampoco el acta correspondiente a la reunión del Consejo celebrada en julio de 2020. Un acta que, como es preceptivo, tuvo que ser ratificada en el siguiente encuentro del Consejo, organizado en diciembre de ese año, pero que, sin embargo, no se publico hasta abril de 2021, es decir, casi cuatro meses para hacer público el documento. Y han sido eso, dos reuniones, las que se han convocado en este órgano de participación ciudadana en un año en el que las quejas registradas en el Síndic relacionadas con sanidad han crecido un cien por cien coincidiendo con la pandemia.

Ángel Luna, tras la entrega del informe de la Sindicatura a las Cortes con los datos de las actuaciones llevadas a cabo en 2020, criticó que «ha faltado información de calidad y transparencia en la pandemia, sobre todo en Sanidad», y apremió a la Función Pública a cambiar su metodología de trabajo y su relación con el administrado en aras de una mayor eficacia. Eficacia, al menos en materia de transparencia, que Sanidad sólo ha empezado a aplicar en lo relativo al Consejo de Salud una vez que el Síndic le ha instado a actuar como corresponde.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats