Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 4-M da alas a la derecha y el Botànic cierra la puerta a comparaciones

La oposición, que ve extrapolable el resultado a la Comunidad, trata de capitalizar el triunfo de Ayuso mientras el tripartito rechaza que sean escenarios comparables

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximno Pug, ayer, durante una de sus intervenciones en la sesión de control celebrada en las Cortes.  | INFORMACIÓN

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximno Pug, ayer, durante una de sus intervenciones en la sesión de control celebrada en las Cortes. | INFORMACIÓN

El fenómeno político de Isabel Díaz Ayuso y el terremoto con epicentro en Madrid por las elecciones del 4-M ha comenzado a generar réplicas, como no podía ser de otra forma, también en la Comunidad Valenciana. Los comicios madrileños, planteados por Génova como un plebiscito contra Pedro Sánchez y, de rebote, por el PPCV como una censura hacia las políticas de Ximo Puig y sus socios de gobierno, se traduce ya en evidencias inmediatas. Ayer, en la sesión de control al presidente en las Cortes, el bloque de la derecha apuntaló su discurso con el lema que ha llevado a la flamante presidenta madrileña al Olimpo en las urnas, y advirtió -y confió- en un efecto contagio a nivel regional que la izquierda, el Botànic, rechaza que sea extrapolable al escenario de la Comunidad.

El recurrente emblema repetido hasta la saciedad por Ayuso, el de «comunismo o libertad», fue el primero articulado ayer en la Cámara para evocar el cambio de tendencia registrado en la Asamblea de Madrid, con un importante giro a la derecha tras una campaña tan polarizada como la que va cogiendo forma en el contexto valenciano. Lo pronunció primero Isabel Bonig, le siguió después Rubén Ibáñez y remató José Juan Zaplana. También Vox atacó con los peligros del comunismo.

«El centralismo es un problema y tenemos que ver cómo superar esa situación negativa para España»

XIMO PUIG - PRESIDENTE DE LA GENERALITAT

decoration

«Es la victoria de una apuesta valiente por buscar el equilibrio entre la economía y la sanidad»

CARLOS MAZÓN - PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE ALICANTE

decoration

«Los votantes no han sabido apreciar esa política útil y ese trabajo desde el centro que aporta Ciudadanos»

RUTH MERINO - SÍNDICA DE CIUDADANOS EN LAS CORTES

decoration

El PPCV, que obtuvo su peor resultado histórico en las elecciones de 2019, al pasar de 31 a 19 diputados frente a un Cs en plena efervescencia, parece encontrarse más fuerte por lo que ya se ha bautizado como efecto Ayuso. Empieza a verse capaz de mejorar resultados en la próxima contienda electoral. En la marca de la gaviota ven en la descomposición de Cs un suculento granero de votos y en la cúpula de Génova confían en que la renovación de liderazgos, con Carlos Mazón al frente, pueda volver a reagrupar a los conservadores valencianos bajo el paraguas de sus siglas, tal y como deslizó ayer la secretaria general del PPCV, Eva Ortiz. De hecho, si los naranja obtuvieran los mismos resultados que en Madrid, se quedarían fuera del Parlamento valenciano al no superar el listón del 5% de barrera electoral, tal y como le ha ocurrido a la candidatura de Edmundo Bal.

«Es un resultado espectacular para el PP de Madrid. No creo que se pueda reproducir en otros territorios»

MANOLO MATA - SÍNDIC DEL PSPV EN LAS CORTES

decoration

«Seguiremos trabajando en la Comunidad contra las políticas de desigualdad que promueve la derecha»

FRAN FERRI - SÍNDIC DE COMPROMÍS EN LAS CORTES

decoration

«Si yo fuera Ximo Puig y el Gobierno del Botànic, tomaría nota porque tiene un problema»

EVA ORTIZ - SECRETARIA GENERAL DEL PPCV

decoration

La síndica de Cs en las Cortes, Ruth Merino, será quien, al menos sobre el papel, pilote la posible negociación con el Botànic para reformar la Ley Electoral Valenciana que, quizá, acabe blindado la supervivencia del grupo en las Cortes, si es que el partido no ha sido del todo absorbido por los de Casado, o directamente se ha extinguido para ese entonces. Merino reconoció ayer que su partido tendrá que trabajar para comunicar mejor y convencer a su potencial electorado de que es una formación de estas características es, según considera, necesaria. Y como es habitual en la agrupación que hasta hace menos de dos meses lideraba Toni Cantó, culpó a los de Puig de todos los males habidos y por haber en la Comunidad. En concreto, Merino instó al presidente a que no se deje arrastrar por sus socios y vuelva a la senda de la concordia y la convivencia porque el PSPV, a su juicio, se ha contagiado de la forma de hacer política de los populismos y nacionalismos.

«Seguiremos trabajando en la Comunidad contra las políticas de desigualdad que promueve la derecha»

FRAN FERRI - SÍNDIC DE COMPROMÍS EN LAS CORTES

decoration

«Lamentablemente no hemos podido superar el trumpismo de Isabel Díaz Ayuso; es una tragedia»

PILAR LIMA - SÍNDICA DE UNIDES PODEM

decoration

«Por fin hemos expulsado al sanchismo y al comunismo de las instituciones de Madrid»

ANA VEGA - SÍNDICA DE VOX EN LAS CORTES

decoration

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, capeó el chaparrón que siempre conlleva una sesión de control con un tono firme pero sosegado, combatiendo con datos las embestidas de la derecha y poniendo en valor la gestión del Botànic en tiempos especialmente difíciles por la pandemia. Sobre la nueva situación política tras las elecciones en la Comunidad de Madrid, Puig sostuvo que el Gobierno valenciano del Botànic se ha convertido en un espejo al que mirarse entre los ejecutivos de progreso frente a un centralismo, el que representa Ayuso, que «es un problema y tenemos que ver de qué manera superar esa situación muy negativa para el conjunto de España. El centralismo no es inteligente», aseveró. No obstante, en el PSPV no creen que el triunfo de Ayuso se pueda trasladar a la Comunidad. El síndic socialista, Manolo Mata, admitió que lo ocurrido durante el 4-M es un resultado «espectacular» para el PP de Madrid, pero se mostró convencido de que eso es algo que no se puede reproducir en otros territorios. Mientras tanto, desde Compromís, ven con optimismo que Mas Madrid haya superado al PSOE para posicionarse como primera fuerza de la oposición. En este sentido, Fran Ferri asegura que le preocupa que en la celebración de la victoria de Ayuso se mostrase que parece que Madrid es superior al resto del territorio y de ciudadanos. Desde sus filas, aseguró, seguirán trabajando contra estas políticas que promueve la derecha de «desigualdad» para que no lleguen nunca a afectar a los valencianos.

«Lamentablemente no hemos podido superar el trumpismo de Isabel Díaz Ayuso; es una tragedia»

PILAR LIMA - SÍNDICA DE UNIDES PODEM

decoration

«Creo que vamos perdidos. Ninguna mala decisión en política se queda en anécdota. Todo tiene consecuencias»

JULIA PARRA - VICEPRESIDENTA DE LA DIPUTACIÓN DE ALICANTE

decoration

«La dimisión de Pablo Iglesias conlleva un nuevo ciclo con nuevos liderazgos y responsabilidades»

RUBÉN MARTÍNEZ DALMAU - VICEPRESIDENTE SEGUNDO DEL CONSELL

decoration

Ximo Puig: «El Botànic es referencia de progreso»

En plena resaca electoral, y cuando se multiplican las interpretaciones de los resultados de Madrid, el presidente de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, defiende que el Botànic se ha convertido en «una referencia para los gobiernos de progreso de España» y considera de que «el centralismo no es inteligente». Sobre la situación en la Comunidad Valenciana, dijo que «la estabilidad del Consell proporciona certezas, seguridad y será la palanca de recuperación» en la región, «con miradas diferentes e intentando sumar».

Unides Podem se abre a nuevos liderazgos tras la dimisión de Iglesias

La formación se reunirá en breve para abrir un periodo de reflexión que puede suponer cambios

La sonora dimisión de Pablo Iglesias ha abierto el debate sobre la necesidad de renovar los liderazgos autonómicos y municipales en Unides Podem . El vicepresidente segundo del Consell, Rubén Martínez Dalmau, reconoció ayer el trabajo de Iglesias por conseguir «una política más plural y más arraigada en la conciencia» y consideró que su decisión de apartarse conllevará un cambio de ciclo en el marco de los liderazgos de la Comunidad Valenciana: «Implicará nuevas personas y nuevas responsabilidades», afirmó Dalmau. 

 Por su parte, la coordinadora de Podem en la Comunidad, Pilar Lima, consideró «totalmente comprensible» la salida de Pablo Iglesias de la política tras el resultado de las elecciones de Madrid y afirmó que en el partido «se abre ahora un proceso de reflexión». Para Lima, «Iglesias ha decidido mantener su familia» tras el «insostenible acoso mediático y político». Consideró, además, que es un «día triste» por la «tragedia en la Comunidad de Madrid» y lamentó que Unidas Podemos no fuera capaz de sumar los tres espacios políticos en Madrid. «No hemos podido superar al trumpismo de Ayuso, que va a ser una tragedia para la sanidad pública, la educación y los servicios sociales». Unides Podem se reunirá en los próximos días para analizar la situación. Preguntada sobre si los cambios pueden afectarle en su cargo orgánico, Lima indicó que todavía no se han reunido e insistió en el «periodo de reflexión» en el partido. 

Mientras, el portavoz alicantino, Xavi López, aseguró que en Podem seguirán trabajando para impulsar las política sociales y ecologistas en el Botànic, que, en su opinión, «son referentes en el Estado y que suponen el modelo alternativo al de Ayuso en Madrid».

Dirigentes de Cs se revuelven contra la cúpula por la debacle en Madrid

La vicepresidenta de la Diputación, Julia Parra, pide que el partido asuma responsabilidades

No cabe duda de que Ciudadanos vive la mayor crisis de su historia. Los de Arrimadas se acercan al abismo tras haber perdido la representación en la Asamblea de Madrid y los cargos valencianos no han tardado en pedir responsabilidades. A los pocos minutos de conocer el recuento de votos, los diputados autonómicos Jesús Salmerón, Patricia García y Sunsi Sanchís publicaron mensajes en sus redes sociales para pedir explicaciones a la ejecutiva. En el terreno provincial, la vicepresidenta de la Diputación, Julia Parra, también dijo que es momento de reflexionar sobre las circunstancias que han llevado al partido a esta situación de debilidad. «Creo que se han cometido graves errores de estrategia política. Y esos errores, a la vista está, se pagan caro en las urnas. Tengo la sensación de que vamos perdidos. Ninguna mala decisión en política se queda en anécdota. Todo tiene consecuencias», afirmó Parra, para pedir al partido que sea consecuente con sus decisiones y actuaciones: «El mensaje de Ciudadanos sigue siendo perfectamente válido y necesario. Es fundamental que esté presente en la escena política el discurso de la moderación, del centro tranquilo, de la sensatez y de la política útil pero debemos ser más valientes y honestos. La gente necesita ver que sus líderes políticos asumen responsabilidades cuando toca». También el portavoz naranja en la Diputación, Javier Gutiérrez, destacó la importancia de hacer autocrítica: «Quedan dos años para las elecciones y seguiremos trabajando». Por su parte, la síndica en las Cortes, Ruth Merino, reconoció que en Madrid no se ha sabido transmitir correctamente que la política de Isabel Díaz Ayuso «estaba basada también en el trabajo de Ciudadanos, que ha formado parte de ese gobierno».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats