Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Mazón se lanza a la conquista de València con la vista puesta en el Palau

El presidente de la Diputación oficializa su candidatura e inicia la recogida de avales con un equipo de campaña dirigido por María José Catalá

57

Carlos Mazón se rodea de caras conocidas en la presentación de su candidatura GERMÁN CABALLERO

«Has tomado una buena decisión». «Este es el momento de recuperar al partido». Estos son algunos de los mensajes que Carlos Mazón recibió ayer tras su desembarcó en Valencia en la presentación oficial de su candidatura para optar a convertirse en el próximo presidente del PP valenciano. Mazón se dio un baño de masas con dirigentes y simpatizantes, primero en València, donde alrededor de 200 personas se congregaron bajo la estatua de Jaume I para felicitarlo, y ya por la tarde en la Explanada de Alicante, donde también se reunieron alrededor de 300 dirigentes y simpatizantes de toda la provincia para impulsar su liderazgo. Se lanzaba así a la conquista de València, con un ojo puesto en el congreso regional y el otro en el Palau. Hasta el punto de que el lema de campaña es «Mazón president». Así, en valenciano. Incluso puso más el acento en un programa más propio de una campaña que de un partido.

El presidente de la Diputación tenía marcada su hoja de ruta desde hace meses, pero quería ser fiel a los tiempos del partido en el que milita desde 1992. Así que esperó a que Isabel Bonig anunciara que dejaba la primera línea política para confirmar que quiere convertirse en el próximo líder de los populares en la Comunidad.

«Presento esta candidatura hoy, y no ayer, por respeto a mis compañeros, al proceso y a Isabel Bonig»

decoration

El aspirante a dirigir la cúpula regional se lanza a esta carrera con dos objetivos: reforzar la organización y volver a convertirla en la primera fuerza electoral. En todo momento tuvo presente el trabajo realizado en esta provincia para ensanchar la base y reunificar el centroderecha y, desde esa experiencia, quiso dejar claro que trasladará ese mismo proyecto a la Comunidad. Esta partida comenzó cuando el secretario general del PP, Teodoro García Egea, recuperó del pasado a Carlos Mazón para colocarlo en la Diputación. Y tras dos años de constantes ascensos, ahora el dirigente provincial va a hacer pivotar su proyecto en torno a tres ejes fundamentales: el empleo, la bajada de impuestos y la defensa de los sectores tradicionales. En su primer acto oficial, el alicantino calcó el modelo de Isabel Díaz Ayuso para defender la libertad que necesita la Comunidad en cuestiones como la sanidad, la economía o la educación y cargó contra las políticas del Botànic por las altas tasas de paro juvenil, el apoyo a los nacionalismos o lo que considera una falta de contundencia a la hora de defender el trasvase o la financiación. «Nos revelamos ante esta situación porque defendemos una Comunidad donde haya libertad educativa, sanitaria, económica. Una Comunidad que defienda sus señas de identidad sin complejos ante nadie».

«Esta iniciativa nace para todos, independientemente de la procedencia o condición de cada uno»

decoration

Y es que la vía que se perfila en las filas del PP para hacer frente a las políticas del Botànic pasa por no perder de vista el relato de Isabel Díaz Ayuso y priorizar la economía. Los populares siempre se habían mantenido en los últimos tiempos en esa endiablada dicotomía entre el discurso más moderado de Alberto Nuñez Feijoó y el más extremista de Vox. Pero después del seísmo político que han provocado las elecciones en Madrid, Génova ha impuesto el modelo Ayuso para despertar la reacción de las clases medias que lo pasaron mal con la crisis de 2008 y que ahora están desesperados con la pandemia. Es a ese público a quien Mazón va a dirigir su mensaje. Tras las elecciones de Madrid, la Comunidad Valenciana ha pasado a ser el centro de atención de los populares. En este territorio es donde se va a desarrollar la batalla por los votos y es aquí donde Carlos Mazón va a tratar de lanzar un mensaje diferenciador para recoger a los votantes disgustados con la gestión del Botànic.

«Este es un proyecto para que gane la Comunidad y para eso hay que ganar la Generalitat»

decoration

El lema de la campaña de Mazón es nada menos que «Mazón president», lo que provocó más de un comentario crítico entre los círculos socialistas, que lo entendieron como un claro pulso contra Ximo Puig . Durante el acto, el alicantino dejó claro que en sus planes no está dejar el Palacio Provincial y que seguirá apostando por el modelo de éxito que une el liderazgo institucional de la Diputación con el orgánico del partido. El presidente de la Diputación de Alicante optará a la presidencia en el congreso regional que se celebrará el 3 de julio, pues se ve «capaz y con la fuerza necesaria de liderar un proyecto para todos». Así lo afirmó ante decenas de medios de comunicación en la misma sede en la que tan solo 24 horas antes Isabel Bonig se emocionaba despidiéndose de la política y renunciando al acta de diputada autonómica por no contar con la confianza de la actual dirección nacional de PP. Precisamente, las primeras palabras de Mazón se dirigieron a ella, al asegurar que no había hecho este anuncio antes para respetar a los compañeros de partido, al proceso y también a Bonig, a quien agradeció su dedicación y generosidad, y de quien dijo que ha demostrado ser «una mujer de partido».

«Convocamos a los que están, a los que habían estado, a los que dudaban y a los que todavía no saben que los vamos a convencer»

decoration

Es obvio que Mazón cuenta con el apoyo de la dirección nacional del PP, pero él quiso dejar claro que no habrá favoritismos en el congreso. Dijo que mantiene una relación fluida con la cúpula y, aunque reconoció que volvió a la política hace un par de años de la mano del presidente del PP, Pablo Casado, afirmó que el aval que busca, que es el de sus compañeros y afiliados, no se ha producido todavía. «No hay designación de la dirección nacional, sería un incumplimiento de los estatutos», manifestó Carlos Mazón, señalando que, para este proceso, su relación con la dirección nacional ha sido comunicar que había tomado la decisión de dar un paso adelante y fue bien recibida, «como la de cualquier otro», afirmó.

Acompañado por los miembros de su equipo de campaña, que dirigirá la portavoz en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, el candidato dio el pistoletazo de salida para iniciar el proceso con la recogida de avales para poder formalizar su candidatura, tras haber acometido «un proceso de reflexión tranquilo y ordenado» que le ha llevado hasta aquí. Mazón, quien espera que Catalá sea la próxima secretaria general del PPCV, tendrá al alcalde de Finestrat, Juan Francisco Pérez Llorca, como coordinador autonómico de campaña, y a la senadora por Castellón Salomé Pradas y los alcaldes de Torrevieja, Eduardo Dolón, y de Xeraco, Avelino Mascarell, como coordinadores provinciales. Tras defender la gestión realizada al frente de la Diputación de Alicante, que preside desde julio de 2019, el dirigente popular destacó que el PP está preparado para dar «el último impulso que necesita para ganar» la próximas elecciones a la Generalitat. Espera poder alcanzar «un punto de encuentro» con el resto de candidatos que se presenten para liderar el PP para poder llegar al congreso regional unidos, e indicó que no le habría importando que Isabel Bonig hubiera decidido presentar su candidatura.

También hizo referencia a la fuga de cargos de Ciudadanos para aclarar en Valencia que su pacto en la Diputación con los naranja está blindado. De la posibilidad de que estos diputados, o incluso el exsíndic de Ciudadanos Toni Cantó pudieran entrar en el PP, Mazón abogó por la reunificación del centroderecha valenciano, por lo que dijo que, si hay diputados de Ciudadanos que creen que hay que ayudar al PP, «fantástico», pues en este partido tienen «los brazos abiertos».

A Carlos Mazón le preocupa la influencia del PP entre los jóvenes y ayer incidió en la baja tasa de empleo juvenil como uno de los retos a los que quiere enfrentarse en esta nueva etapa. La escasa penetración de los populares en las franjas de menor edad y la poca incidencia de Nuevas Generaciones son dos de los asuntos de los que se va a ocupar a partir de ahora. Carlos Mazón, quien fue director de general de Juventud durante la presidencia de la Generalitat de Eduardo Zaplana, aseguró que se siente orgulloso del legado que dejó, ya que acabó la legislatura con un 13 % de paro juvenil, y ahora hay un 42 %.

Marta Barrachina comenzará hoy la renovación del partido

Marta Barrachina, alcaldesa de Vall d'Alba, será elegida hoy presidenta del PP de Castellón en el decimoquinto congreso provincial, con el que se pondrá fin al mandato de Miguel Barrachina, quien renunció a optar a la reelección. Marta Barrachina contará este sábado con el respaldo del secretario general del PP, Teodoro García Egea, así como de los presidentes del PP de las provincias de Alicante y Valencia, Carlos Mazón y Vicente Mompó, respectivamente; y la presidenta del PP de València ciudad, María José Catalá, entre otros cargos institucionales y políticos.

La lista de aspirantes suma ahora un tercer nombre

Al alcalde de Ayora, cercano a Camps, se suma ahora el presidente de Nuevas Generaciones

Minutos después del anuncio de Carlos Mazón, el expresidente de Nuevas Generaciones del PP en la Comunidad, José Luis Bayo, dio a conocer que también optará a liderar el partido y pidió que estas primarias no sean «a la búlgara, y se sepa ya quién va a presidir y el porcentaje de votos con el que ganará». Son tres los aspirantes que han mostrado su deseo de liderar el partido, después de que a mediados de abril lo hiciera el alcalde de la localidad valenciana de Ayora, José Vicente Anaya, cercano al expresident de la Generalitat Francisco Camps. Bayo señaló que el PPCV debe decidir «entre que suban las batallas entre zaplanistas y campsistas o hacer un congreso de integración en el que quepa todo el mundo», y añadió que el candidato «no se puede fraguar en un despacho en Génova» porque entonces el partido «está alejado de la realidad de la Comunidad». Carlos Mazón, por su parte, mostró su deseo de poder alcanzar «un punto de encuentro» con el resto de candidatos para poder llegar unidos al congreso regional, que se celebrará el 3 de julio. Por su parte, Camps pidió también «unas primarias tranquilas» en las que «todo el mundo tenga igualdad de condiciones para poder competir», y en las que «gane el que tenga más apoyo de los militantes». Sobre los candidatos, consideró que Anaya representa lo que fue el actual presidente del PP, Pablo Casado, en las elecciones primarias del partido, «sin el apoyo del aparato» frente a la vicepresidenta del Gobierno y secretaria general del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

El encuentro con más de 200 dirigentes y simpatizantes en València.

Baño de masas en la Explanada con alcaldes y concejales de toda la provincia

Carlos Mazón cumplió la tradición de escenificar el apoyo que ha empezado a recibir de los militantes en la Explanada de Alicante, aunque en esta ocasión no hubo brindis con horchata. Diputados, alcaldes, concejales y decenas de simpatizantes quisieron mostrar su apoyo a su candidatura. Destacó la presencia de los alcaldes de Alicante, Benidorm, Cox, Teulada, Benissa, Bigastro, La Nucía, Orihuela, Finestrat o Mutxamel. El equipo de Mazón aseguró que no esperaban a tanta gente. Es cierto que en muchos momentos no se respetaron las medidas de seguridad y que hubo aglomeraciones entre los asistentes.  La masiva asistencia de personas al Parterre de València también animó a los dirigentes alicantinos a participar en este acto. A última hora de la noche, en el entorno de Mazón aseguraban estar agotados, pero muy satisfechos. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats