Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación se aficiona a los plenos extraordinarios: cinco en solo tres meses

Los grupos de la oposición acusan al PP de forzar más convocatorias para redondear el sueldo a Bernabé Cano después de que Carlos Mazón le retirara en enero las competencias tras su vacunación irregular

El diputado Bernabé Cano, durante el último pleno que se celebró en el Palacio Provincial. | JOSE NAVARRO

El diputado Bernabé Cano, durante el último pleno que se celebró en el Palacio Provincial. | JOSE NAVARRO

La Diputación de Alicante ha convocado cinco plenos extraordinarios en tan solo tres meses, los mismos que en todo el año pasado. La predisposición del presidente, Carlos Mazón, por este tipo de sesiones ha hecho saltar las alarmas entre los grupos de la izquierda (PSPV y Compromís), que creen que el equipo de gobierno (PP y Cs) está forzando estas convocatorias para redondear el sueldo al diputado Bernabé Cano después de que el PP le retirara las competencias por su vacunación irregular, lo que lleva implícito la retirada de las retribuciones por dedicación exclusiva, según recoge el reglamento de la Diputación. Desde el Partido Popular aseguran que vincular la convocatoria de plenos a Bernabé Cano es «ridículo» y dicen que todas las sesiones convocadas han sido urgentes para agilizar inversiones como las ayudas a autónomos; una modificación de crédito para la creación y refuerzo de distintas partidas; la aprobación de la autorización del gasto del Plan Resistir y ayudas del 1,5 millones de Fomento; el plan +Deporte; o el plan del sector turístico.

Se da la circunstancia de que, además, el también alcalde de La Nucía solo ha asistido a 20 de las 90 comisiones a las que estaba convocado desde 2019. Su presencia, sin embargo, se ha reforzado desde que no tiene dedicación exclusiva y ha de tener una actividad presencial para poder cobrar. Según las actas de los órganos, entre la primera comisión de Deportes de 2019 hasta la retirada de la dedicación exclusiva en enero de este año se convocaron 46 sesiones, de las que Cano faltó a 40 (un 87%), pese a ser el área que dirigía. Sin embargo, en los últimos cuatro meses ha acudido a la práctica totalidad. En las comisiones de Infraestructuras ocurre algo similar.

Con base en estas actas, la oposición critica a Carlos Mazón por permitir que Bernabé Cano no haya asistido a 70 comisiones de Cultura y Deportes, así como a las de Infraestructuras. Sin embargo, la frecuencia en la asistencia es de casi el 100% desde que le retiraron la dedicación exclusiva. «Con dedicación exclusiva no asistía a ninguna comisión y, ahora que cobra por asistencia, apenas falla a ninguna», dicen desde la izquierda, desde donde también sostienen que el alcalde de La Nucía anotaba en su agenda del portal de Transparencia la asistencia a las distintas comisiones pese a no acudir.

Los miembros de la Corporación perciben retribuciones por el ejercicio de sus cargos cuando lo desempeñan con dedicación exclusiva. Sólo los miembros de la Corporación que no tengan dedicación exclusiva, ni siquiera parcial, cobran las cantidades determinadas en concepto de asistencias a plenos y comisiones.

Bernabé Cano estaba al cargo del área de Deportes, pero a finales de enero Sanidad denunció que se había vacunado cuando no le tocaba, en un centro de mayores en el que no podía entrar, y, además, la oposición no tenía constancia de que trabajara como médico privado en un equipo de fútbol, tal y como él argumentó, puesto que su compatibilidad no se había aprobado en el pleno. La presión mediática y política forzó a Carlos Mazón a retirarle las competencias, por lo que, desde ese momento, comenzó solo a cobrar por asistir a plenos y comisiones al no tener responsabilidades sobre un área concreta. Como diputado con delegaciones, Bernabé Cano cobraba 68.448 euros brutos, pero al no recibir esta retribución por dedicación exclusiva ni parcial, se limitó a percibir 350 euros por asistencia a sesiones del pleno y 250 euros por cada comisión informativa. Por lo tanto, Bernabé Cano percibiría unos 1.200 euros por la asistencia a dos plenos y dos comisiones al mes, además de su sueldo como alcalde de La Nucía, que, según los socialistas del municipio, asciende a 4.500 euros. Argumentan desde el PP que, cuando se aprobaron al inicio del mandato las retribuciones, no se estaba pensando en favorecer a Bernabé Cano y alegan que uno de los sueldos más escandalosos es el de la diputada socialista Patricia Macià, que no tiene dedicación exclusiva y que cobra del Ayuntamiento de Elche y por las asistencias a los órganos de la Diputación.

Ahora que el alcalde de La Nucía ha sido denunciado por la Fiscalía por haberse saltado el turno de vacunación contra el covid sirviéndose de su cargo, la oposición en la Diputación ha vuelto a poner el foco en él y volverá a exigir al equipo de gobierno que se cumpla el acuerdo de pleno de marzo mediante el que PSOE, Ciudadanos y Compromís coincidieron en admitir la importancia de que Cano presentara su dimisión y que el PP no se aferrara únicamente al cese de competencias. La izquierda y Ciudadanos se aliaron y dejaron por primera vez en este mandato solo al PP para exigirle su renuncia al acta como diputado provincial y, de no ser así, instar a los populares a desligarlo de la disciplina de grupo, pasando, por tanto, a ser no adscrito. Es cierto que la presión de Cs fue crucial para que el PP se viera obligado a retirar las competencias a Cano, aunque ahora desde la formación naranja han dejado pasar el tema.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats