Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alejandro Soler y Rubén Alfaro desafían al PSPV y se alían a menos de tres meses de los congresos

De momento, ya han convocado a los secretarios comarcales de la provincia con la intención de promover una lista al federal que encabece el alcalde de Elda - Representantes de las zonas controladas por Ángel Franco y por los herederos del pajinismo se desmarcan del encuentro

Alfaro y Soler, en la campaña de 2019, con Francis Rubio en el centro y Ángel Franco a la derecha. | JOSE NAVARRO

Alfaro y Soler, en la campaña de 2019, con Francis Rubio en el centro y Ángel Franco a la derecha. | JOSE NAVARRO

Los movimientos en el tablero del socialismo alicantino han comenzado a avivarse, coincidiendo con la cuentas atrás para el calendario congresual. Primero llegará el federal, en octubre; después el nacional, en noviembre; y, a partir de ahí, el de la provincia, probablemente, para principios del próximo año. Y es en ese contexto en el que no sólo han comenzado a intensificarse las reuniones entre unos y otros, los actos y las pruebas de fuerza entre las diferentes familias. También han empezado a tejerse nuevas alianzas. La última, entre el diputado nacional Alejandro Soler, miembro de la ejecutiva federal y hasta la caída del ministro José Luis Ábalos cara visible del sanchismo en la provincia, y el alcalde de Elda, Rubén Alfaro, hace ahora casi cuatro años la apuesta del sector del exsenador Ángel Franco para que asumiera la secretaria provincial, aunque luego todo se frustrara, hasta el extremo de que los franquistas quedaron fuera de la ejecutiva.

La situación es tal que, como primer paso, para hoy -justo el día en el que el secretario general del PSPV, Ximo Puig, visita Alicante, y un día antes del comité nacional- ya se ha convocado a los secretarios generales de las comarcas de la provincia a un encuentro en el que el objetivo es empezar a promover una lista al congreso federal encabezada por el propio Rubén Alfaro y, de paso, tratar de hacer una prueba de fuerza desde un sector que hay quien ya da por amortizado. Un desafío en toda regla al PSPV, que en los últimos tiempos había venido abogando por candidaturas que partieran del consenso y la integración, y al que no se ha invitado, por más que sea un encuentro de carácter más o menos informal, ni al actual secretario provincial del PSPV-PSOE, José Chulvi, ni a los líderes del resto de familias que conforman el socialismo en la provincia.

La operación, en este sentido, buscaría en última instancia dinamitar los bloques que, tradicionalmente, han existido: el encabezado por el propio Ángel Franco, que controla l’Alacantí y, por tanto, la comarca más importante cuantitativamente; el de los herederos del pajinismo, que cuenta en sus filas con la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Toñi Serna, o el alcalde de Alcoy y portavoz socialista en la Diputación, Toni Francés; y el liderado por Alejandro Soler, que agrupaba a los que abanderaron el sanchismo en Alicante inicialmente. Y todo en un encuentro que permite a Alejandro Soler presentar a uno de sus «fichajes» estrella justo cuando este sector atraviesa por el peor momento, tras la caída de José Luis Ábalos y la mano tendida del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a sectores que en un principio no estaban en su entorno.

En este contexto, los representantes de las zonas controladas por Ángel Franco y por los herederos del pajinismo ayer mismo ya empezaron a desmarcarse del encuentro. Sucedió, sin ir más lejos, con los secretarios comarcales de l’Alacantí o La Muntanya, por ejemplo. Consideran que lo que para la otra parte es una fórmula para «superar» las familias y, por tanto, el funcionamiento que ha tenido el partido hasta la fecha, no es más que un intento de «fracturar» el PSPV-PSOE, justo en el momento en el que los sectores más próximos al abalismo pasan por su momento más complicado. Una huida hacia adelante a la desesperada, alegan.

No en vano, en los sectores más cercanos al secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, siempre se apuntó en las últimas semanas a que la salida del exministro valenciano del Ejecutivo de Pedro Sánchez y también de la Secretaria de Organización complicaba más si cabe las aspiraciones de Alejandro Soler de hacerse con la secretaría provincial del PSOE. Sin embargo, los que encabezaron el movimiento sanchista desde los inicios siempre han sostenido que el escenario sigue siendo el mismo y que, por tanto, la hoja de ruta se mantiene. Por ahora, siguen con las reuniones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats