Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inyección de fondos covid permite a la Generalitat reducir el pago a proveedores a 21,7 días

La Comunidad bate récord en agilidad de abono de facturas y encadena 10 meses sin incumplir la normativa de morosidad - Soler reclama un nuevo sistema para mantener la suficiencia financiera

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, en las Cortes valencianas.  |

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, en las Cortes valencianas. | KAI FÖRSTERLING/EFE

La Generalitat Valenciana ha logrado reducir el periodo medio de pago a proveedores, es decir, el tiempo que tarda en abonar las facturas, hasta situarlo en una media de 21,7 días durante el mes de junio. Se trata de la cifra más baja desde que se empezó a contabilizar este indicador, en 2015. El dato se registra en un momento en el que la crisis derivada de la pandemia sigue causando estragos, aunque, paradójicamente, la inyección de fondos extraordinarios por parte del Gobierno central para hacer frente a los gastos del covid es lo que ha permitido al Consell pagar deudas con mayor agilidad.

Desde agosto de 2020, la Administración valenciana afronta los pagos a proveedores por debajo de los 30 días, que es el límite legal que establece la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria. «Esto nos permitió a principio de año dejar de estar bajo el control del Gobierno central, que había establecido un seguimiento exhaustivo de nuestra gestión de tesorería para reducir nuestra deuda comercial», destaca el conseller de Hacienda, Vicent Soler.

Fue en marzo de este año cuando el Consell se libró de la tutela del Estado al encadenar seis meses cumpliendo la normativa de morosidad, un hecho que disipó la amenaza de una intervención de la tesorería valenciana. En concreto, el periodo medio de pago a proveedores de junio de 2021 se ha situado en 21,7 días, por debajo de la cifra registrada el mes anterior (26,6 días) y del resultado de junio de 2020 (37,9 días). Soler ha recordado que este indicador llegó a alcanzar los 99 días en marzo de 2015, «durante la gestión del anterior Consell», lo que según el conseller supone «que desde entonces hemos reducido el periodo de pago a una cuarta parte».

El responsable de las finanzas considera que esta tendencia de reducción del periodo de pago se está consolidando gracias a las remesas extraordinarias que recibe la Comunidad del Estado. El primer fondo covid, anunciado por el Ejecutivo de Sánchez cuando se decretó la pandemia, supuso una inyección de 16.000 millones de euros a las comunidades y la valenciana recibió 1.485 millones. El segundo fondo covid estatal, el anunciado para este ejercicio y que está dotado con 13.486 millones, destina 1.400 millones de euros que suponen un importante balón de oxígeno para la caja autonómica. No obstante, Soler insiste en que esta medida no es suficiente y reivindica, una vez más, que lo que se necesitan son fondos estructurales para corregir el agravio que supone la infrafinanciación. De hecho, el conseller propuso al Ministerio de Hacienda que 2.000 millones de los consignados para esta año como fondo covid se destinaran a compensar a las regiones que sufren déficit financiero impulsando un fondo de nivelación; una petición que finalmente no fue aceptada.

Con este escenario, y con el debate sobre un nuevo modelo financiero en punto muerto, Soler ha elevado este miércoles la presión contra el Gobierno y ha reclamado «un nuevo sistema de financiación que nos garantice la suficiencia financiera necesaria para hacer frente a nuestros gastos y lo queremos ya». «La Comunidad no puede esperar más», recalca.

Por su parte, el secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero, ha señalado que la cifra de periodo de pago «es el resultado de un esfuerzo continuado por agilizar y aumentar la eficiencia de todos los procesos de la Tesorería de la Generalitat en coordinación con los servicios económicos de las consellerias, tratando de controlar y optimizar los trámites y priorizando los pagos en áreas sociales».

«Nuestra parte está hecha, pues con la peor financiación realizamos una de las mejores gestiones económicas. Ahora nos queda conseguir un sistema de financiación que nos dé los recursos suficientes para que podamos atender nuestras obligaciones de pago, garantizar los servicios públicos fundamentales y realizar las políticas económicas necesarias para salir de la crisis transformando nuestro modelo económico, en igualdad de condiciones a otras autonomías. Y no podemos esperar más a lograrlo», apostilla Gamero.

La AIReF vaticina un incremento del PIB del 23,9%

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha publicado la estimación del PIB para el segundo trimestre del ejercicio 2021, donde destaca la Comunidad Valenciana como la tercera autonomía con mayor crecimiento económico en términos interanuales, con un 23,9% frente al 19,8% de media del conjunto nacional. El conseller Rafa Climent cree que «esta evolución favorable de la economía de nuestro territorio hay que vincularla a las políticas de apoyo a los sectores productivos de la Comunidad puestos en marcha por la Conselleria de Economía Sostenible».

El PSPV celebra el reparto estatal y el PP lo ve insuficiente

Muñoz cree que sienta las bases de una financiación justa e Ibáñez critica que se pierden 1.140 millones

El reparto del fondo covid estatal para esta anualidad, con una dotación de 1.400 millones de euros para la Comunidad, «sienta las bases para una financiación justa», según considera el secretario de Organización del PSPV-PSOE, José Muñoz, quien ha celebrado que el Gobierno de Pedro Sánchez «escuche las reivindicaciones valencianas» al fijar el reparto entre territorios atendiendo al criterio de población ajustada. Eso es algo que implica que el territorio valenciano reciba el 10,4% de la dotación total. Para Muñoz, el Ejecutivo central «da pasos decididos para acabar con la discriminación financiera a la que nos sometió el Partido Popular», mientras que considera que el partido liderado por Pablo casado, «allí donde gobierna, sigue negando la infrafinanciación de la Comunidad Valenciana». Mientras tanto, la lectura que hace el portavoz de Hacienda y Presupuestos del PP en las Cortes, Rubén Ibáñez, es que la Comunidad pierde 1.140 millones del reparto de fondos covid acordado por el Ejecutivo estatal. Por un lado, sostiene que en base a población, la región valenciana representa el 11,05% y, por ello, tendría que recibir 90 millones de euros más de lo asignado. Por otro, critica que, finalmente, no se haya tenido en cuenta la necesidad de aprobar un fondo de nivelación de 1.050 millones para corregir la infrafinanciación autonómica. «Sánchez vuelve a ningunear a la Comunidad y Puig escondido. No pelea ni un euro para los valencianos», apostilla.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats