Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pilar Lima promete al jefe del Consell estabilidad y ve al Botànic fortalecido con Illueca

La líder de Podem asegura que los morados seguirán siendo leales al pacto e incide en el «consenso absoluto» que despierta el relevo de Dalmau

Pilar Lima, a la derecha, con su intérprete y la diputada Cristina Cabedo en la junta de síndics, ayer.

Pilar Lima, a la derecha, con su intérprete y la diputada Cristina Cabedo en la junta de síndics, ayer.

«Lealtad» es lo que pidió el martes el president Ximo Puig a sus socios de gobierno de Podem para poner fin por la vía rápida al amago de crisis que desató en el Consell la dimisión del vicepresidente segundo Rubén Martínez Dalmau. «Estabilidad» y «responsabilidad» es lo que ayer prometió la coordinadora de la formación morada, Pilar Lima, en respuesta a una de las tantas preguntas a las que tuvo que someterse en las Cortes durante su primera comparecencia ante los medios desde que se conoció la noticia sobre la marcha inminente de Dalmau.

A la s puertas del encuentro que hoy mantendrá en el Palau con Puig para abordar los términos del relevo en la vicepresidencia segunda y la conselleria de Vivienda, durante los 35 minutos que duró el interrogatorio Lima se esforzó en minimizar las discrepancias en el seno de su partido, atribuyó la decisión a cuestiones personales e insistió en que Héctor Illueca es un candidato «de consenso absoluto», cuya llegada al ejecutivo autonómico beneficiará al Botànic y fortalecerá tanto la acción de gobierno como el espacio político de Unides Podem.

La dirigente confirmó que conocía desde hace varias semanas la intención de Dalmau de volver a la Universidad. Se activó entonces, según su relato, un dispositivo coordinado con la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, con la misión de buscar «una transición tranquila». Según Lima, todas las partes implicadas coinciden en que el actual director general de la Inspección de Trabajo es la persona idónea por su talento, su trayectoria y su capacidad de gestión de equipos. Illueca cuenta con el respaldo de la dirección de Podemos y de la líder de la coalición Unidas Podemos y ministra Yolanda Díaz, bajo cuya cartera trabaja.

La coordinadora de Podem aseguró que Dalmau siempre ha tenido el apoyo del partido y le agradeció su «trabajo encomiable» al frente de la Conselleria de Vivienda porque «no ha sido fácil». Lima dijo que las políticas de este departamento autonómico han sido un referente estatal y que Dalmau «ha hecho más que una persona que puede llevar 30 años en el Senado».

«Estamos de paso en la política, hemos venido para transformar las cosas y él nos ha pedido volver a su puesto en la Universidad», puntualizó. Pese a admitir que siempre existen discrepancias y altibajos a nivel interno, la síndica llamó a «naturalizarlas y desdramatizarlas» porque ocurren en todos los partidos y, a su juicio, no deberían salir de los órganos de deliberación. Lima relativizó el impacto de la crisis en la imagen de su formación y rechazó que el espacio de Podem vaya a debilitarse. «Estamos más fuertes que hace un año», apostilló.

En esa misma senda, reivindicó a los morados como «garantía de estabilidad» en el Botànic porque «la alternativa es la ultraderecha». Respondió así a la preocupación que ha generado la salida de Dalmau en Presidencia ante la posibilidad de que las relaciones con Podem se compliquen ante un eventual giro hacia posturas más críticas y reivindicativas.

«No hay motivos para pensar que vamos a desestabilizar. Que cambie una persona no quiere decir que cambien las políticas», ahondó Lima, avisando, en cualquier caso, de que Podem no puede acomodarse ni perder su espíritu propositivo. El nuevo vicepresidente, vino a decir, seguirá incidiendo en que se cumplan los acuerdos del Consell.

PSPV y Compromís cierran filas

Lo que no pudo garantizar la síndica es que -como confía Dalmau- no vaya a haber cambios en el actual equipo de gestión de la Conselleria de Vivienda porque esta será una potestad de Illueca. Lo que sí le corresponde a la dirección del partido, remarcó Lima, es la designación de la persona que ocupará la aún vacante secretaría autonómica de Justicia, cuestión que generó fricciones entre la ejecutiva y el hasta ahora vicepresidente segundo del Consell.

Tanto el PSPV como Compromís también cerraron filas ayer para garantizar la estabilidad del Botànic tras la crisis. Manuel Mata defendió que el pacto se está cumpliendo en todos sus términos y destacó la gran capacidad jurídica y económica de Illueca. Fran Ferri reivindicó igualmente la «gran estabilidad» del Botànic, independientemente de los cambios.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats