Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mazón da por inaugurada la campaña: vallas por las tres provincias para darse a conocer

El PPCV instala carteles promocionales del líder regional por toda la Comunidad como estrategia para incrementar su visibilidad ante un hipotético adelanto electoral y en la antesala de la convención nacional del partido en València

Uno de los carteles de Carlos Mazón colocado en la provincia de Alicante, en una zona cercana al monasterio de Santa Faz.  |

Uno de los carteles de Carlos Mazón colocado en la provincia de Alicante, en una zona cercana al monasterio de Santa Faz. | PILAR CORTÉS

Con el incesante runrún de un posible adelanto electoral planeando sobre los mentideros políticos de la Comunidad Valenciana, el PPCV ha puesto en funcionamiento toda su maquinaria para llegar en forma a la próxima cita con las urnas. La estrategia se viene planeando desde julio, cuando Carlos Mazón fue entronizado como nuevo líder del partido. El primer paso fue nombrar una ejecutiva que funcionase prácticamente como un comité de campaña. Un mes después, el alicantino colocó a su madrina política, la diputada nacional Macarena Montesinos, al frente de la vicesecretaría de Acción Electoral. De esa forma, comenzó su particular batalla por la conquista del Palau e intensificó su agenda en clave autonómica para ganar visibilidad. Su último movimiento, cuanto menos llamativo, ha sido dar por inaugurada la campaña por su cuenta y riesgo con la instalación de decenas de vallas y mupis publicitarios en las tres provincias. En los carteles aparece su fotografía, su nombre y se presenta con el eslogan «El presidente de todos».

Potenciar la imagen de Carlos Mazón, especialmente en Valencia y Castellón, es a todas luces una de las máximas prioridades para la formación de centro derecha en la Comunidad. Darlo a conocer, convertirlo en un rostro reconocido en la escena autonómica, es una cuestión vital para intentar que el partido pueda recuperar la fuerza electoral de tiempos pasados y, por tanto, superar el descalabro de la última cita con las urnas. Las encuestas soplan a favor y la descomposición de Cs, a priori, ayuda. El gran hándicap es, en principio, que el dirigente no cuenta con escaño en las Cortes. Es una circunstancia que le impide medirse de tú a tú con Ximo Puig, de ahí que se busque incrementar su presencia con otras fórmulas, como potenciando su agenda como presidente del partido -ayer mismo se reunió con con el presidente de la Confederación Española de Comercio, Rafael Torres- y, ahora también, empapelando espacios publicitarios con su imagen.

Alicante es, a fin de cuentas, la provincia donde el jefe del PPCV tiene más terreno labrado. Sus dos años al frente de la Diputación le han servido como altavoz desde el que ejercer de contrapeso al Botànic. No obstante, también aquí precisa llegar al posible votante de a pie, ser conocido fuera de las instituciones. Aún así, el gran reto se le presenta en la capital de Túria. Precisamente por ello ha sido allí, en València, donde ha arrancado con más fuerza su inesperada campaña. En principio, serán dos semanas las que los póster, perfectamente comparables a los de una campaña electoral, permanecerán en las tres capitales de provincia así como en diversos municipios como San Vicente del Raspeig, Sant Joan d’Alacant o El Campello. Su equipo acompañará esta acción con un proyecto para aumentar su presencia en redes sociales.

Mazón explicó este martes que el objetivo de esta campaña pasa por proyectar la imagen de que el partido está preparado para gobernar y que supone una alternativa a la izquierda. El alicantino reconoció que es imposible vaticinar cuándo se sacarán las urnas, si bien defendió se hará cuando el presidente considere que menos le perjudica. «No será una fecha pensando en los intereses de la Comunidad, sino en los suyos», aseveró Mazón.

Aunque en la práctica el calendario establece que las elecciones autonómicas no se celebrarán en 2023, a nadie se le escapa que el jefe del Consell tiene el poder de pulsar el botón para convocar elecciones cuando lo desee y el PPCV quiere estar preparado frente a ese posible escenario. Cuenta para ello con el respaldo de Génova. De hecho, la cúpula del partido ha apostado por poner el broche de oro a su convención nacional con un gran acto en València los días 2 y 3 de octubre; una maniobra más para respaldar el liderazgo de Mazón y que sea uno de los principales protagonistas, aunque seguro que no el único. Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado también acapararán todos los focos a cuenta de las desavenencias por la carrera hacia la presidencia del PP madrileño. Está por ver cómo afectará ese hecho a la cumbre del PP, la diseñada al milímetro para de paso respaldar a Mazón.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats