Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Montero anuncia en noviembre unas conclusiones sobre la financiación autonómica que no satisfarán a todos

Asegura una transferencia extraordinaria de 7.000 millones para la comunidades en 2022 pero evita un compromiso sobre el fondo de compensación que reclama el Consell

María Jesús Montero, hoy en el Congreso

María Jesús Montero, hoy en el Congreso

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado esta mañana en el Congreso de los Diputados que en noviembre presentará un informe sobre las bases de un nuevo modelo de financiación autonómica. Ha hablado en concreto de las conclusiones del trabajo entre las diferentes comunidades sobre el criterio de población ajustada. Una forma técnica de referirse a la clave de bóveda del nuevo modelo. Y la ministra ha adelantado que la propuesta no va a satisfacer a todos, porque los elementos “no van a ser los que quieren de forma plena cada territorio”. “Todos tendrán que ceder para ganar todos”, ha dicho, al tiempo que ha pedido una actitud positiva de los territorios y los partidos para avanzar. “No nos limitemos al interés de una comunidad si queremos avanzar, otra cosa es que utilicemos el debate para armar ruido”, ha aseverado en una comparecencia a petición de Compromís. Eso sí, Montero ha defendido un sistema que ponga en valor la convergencia y la cohesión territorial. Son criterios que defiende la infrafinanciada Comunidad Valenciana.

La ministra ha pintado un difícil panorama para conseguir un acuerdo final. Ha expuesto los tres bloques territoriales con posturas diferentes sobre el modelo de financiación. En uno de ellos ha situado a Galicia, Asturias, las dos Castillas, Cantabria, Extremadura, La Rioja y Aragón. Son territorios que “quieren mantener muchos elementos del actual sistema”, ha señalado. Ha citado después a la C. Valenciana, Andalucía y Murcia que “defienden un cambio urgente y sustancial del modelo”. Y después estarían, según su visión, Madrid, Cataluña y Baleares, que ponen su foco en modificar el límite de la solidaridad con el resto.

“Esta es la realidad, no se lo inventa el Gobierno para no reformar. La situación exige altura de miras para ver España como un todo y asegurar un mínimo de financiación para cada ciudadano y que la igualdad sea realidad”, ha señalado.

Con todo, Montero ha hablado de que la reforma es “urgente” y ha afirmado que el compromiso del Gobierno con el nuevo modelo “es firme”. Ha recordado que las comunidades infrafinanciadas, como la valenciana, reclaman un fondo transitorio de compensación, pero no ha manifestado ningún compromiso concreto al respecto. En el turno de réplica sí se ha mostrado favorable a fórmulas de este tipo, pero ha recordado que Madrid se opuso cuando en el último consejo de política fiscal planteó destinar a este fin una parte de los 13.000 millones del fondo covid de 2021.

Montero sí ha subrayado el esfuerzo del Gobierno por la financiación de las autonomías durante la pandemia y ha anunciado que en 2022 tendrán una transferencia extraordinaria de 7.000 millones para compensar la liquidación negativa del sistema de financiación. Este fondo se articulará por dos medidas adicionales. Además ha anunciado que las entregas a cuenta aumentarán un 6,3 % con respecto a 2021 hasta 112.213 millones.

La ministra ha expresado sensibilidad con los criterios valencianos. En especial en el turno de réplica. "No hay justificación para explicar la diferencia de financiación, 800 euros per cápita, entre la mejor y peor financiada (Cantabria y la C. Valenciana). No hay variable que lo explique. Por tanto hay que corregir", ha dicho en respuesta a Compromís. Y ha aseverado que comparte que el sistema ha generado una parte importante de la deuda valenciana y "tenemos que abordar la deuda acumulada" (valenciana).

El debate ha estado centrado sobre la C. Valenciana y ha tenido un protagonismo de los diputados valencianos. La comparecencia era respuesta a Compromís y su diputado, Joan Baldoví, ha reconocido “el esfuerzo de este Gobierno para en tiempo de pandemia. Es lo que esperaba de un gobierno progresista. Para eso les votamos”. “Pero son medidas puntuales. No es el camino”. Baldoví ha reclamado soluciones estructurales y ha recordado la demanda del fondo de compensación, que ayer también reclamaron Ximo Puig y Juan Manuel Moreno Bonilla en la cumbre de la C. Valenciana y Andalucía.

El valencianista ha subrayado los vaivenes sobre este asunto entre distintos miembros del Gobierno para concluir: “Llevan tres años y seguimos igual. Tenemos servicios pero no recursos. Mi comunidad es cada año más pobre y más endeudada”.

Baldoví también ha contestado al PP y Vox. Por los populares ha intervenido Macarena Montesinos, que ha acusado a la ministra de “una falsedad más”. Según ha dicho, las comunidades están “quebradas por el agujero” que dejó Zapatero antes de irse. “No hay modelo porque no han querido. Están satisfechos con contentar a independentistas y arremeter contra el PP”.

Otro valenciano, Txema Guijarro, ha sido el ponente por Unidas Podemos. Ha cifrado la infrafinanciaicón valenciana en 6.300 millones desde el arranque del modelo. Y ha lamentado una deuda 21 puntos superior a la media española. “A nadie le debe extrañar que Puig haga sus contactos con Andalucía” con este contexto.

Guijarro ha expresado su apoyo a la reforma, pero ha puesto unas prioridades. “Tiene que haber un blindaje de los servicios públicos” y ha pedido reenfocar el debate hacia el suelo de ingresos antes que sobre el techo de gasto. Ha pedido más autonomía fiscal y reestructuración de la deuda.

ERC se ha erigido también en defensora de los intereses del “País Valencià” con sus 13 diputados. El diputado Margall Sastre ha expuesto una situación valenciana que “si no es expolio se parece mucho”. La solución que ha propuesto es un concierto económico y soberanía financiera, “que Madrid deje de decidir por los valencianos. Que los valencianos tengan la llave de la caja”.

La coordinadora de Ciudadanos en la C. Valenciana, María Muñoz, ha sido la interviniente por los naranja y ha acusado al Gobierno de engañar a Puig y a este de dejarse engañar. Ha criticado al PP y PSOE por igual, por dejar unos y otros a la C. Valenciana como “farolillo rojo”. Y a Compromís los ha etiquetado como “los únicos nacionalistas que no sacan nada de Sánchez”.

Por los socialistas ha participado en el debate la alcoyana Patricia Blanquer, que ha subrayado que el Gobierno de Sánchez está cumpliendo por la vía de los hechos. "Se está consiguiendo proteger como nunca antes a las comunidades", ha dicho. Y ha enumerado las cifras recibidas por la C. Valenciana y las ha comparado con las que llegaban en tiempos de Mariano Rajoy. "Por primera vez el gasto social está por encima de la media", ha dicho. "Este Gobierno es garantía de soluciones". Y ha pedido otro tono a los grupos para buscar consensos para una reforma estable del modelo. "Este Gobierno da oxígeno con transferencias", no con deuda, como en la etapa Rajoy.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats