Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Catalá: «Apriete el botón del adelanto de las elecciones y váyase a casa»

La nueva síndica del PPCV se estrena acusando Puig y a su Gobierno de ocultar cifras de muertos en la pandemia y exigiendo el cese de Oltra por la condena a su exmarido - Ofrece tres acuerdos en materia de financiación, agua e infraestructuras

María José Catalá en un momento de su intervención en las Cortes, cuando se estrenaba como síndica del PP. | ROBER SOLSONA / E. P.

De forma contundente y sin rodeos. La nueva síndica del PP en las Cortes valencianas, María José Catalá, se estrenó este lunes en el cargo reclamando a Ximo Puig su marcha y el adelanto de las elecciones, y acusándolo tanto a él como a su Gobierno de haber ocultado cifras de muertos por la pandemia de coronavirus. Todo ello antes de exigir, asimismo, el cese de Mónica Oltra a raíz de la condena a su exmarido por abusar de una menor tutelada. En medio de un auténtico alud de críticas y reproches, la portavoz popular también tuvo un hueco para plantear tres grandes acuerdos en asuntos de gran relevancia en estos momentos para la Comunidad Valenciana, como son la financiación, el agua y las infraestructuras.

El PP estrenaba este lunes a la nueva síndica elegida por Carlos Mazón tras su proclamación como presidente del partido en la Comunidad Valenciana, y lo hacía en un escenario sumamente exigente, como era el debate de política general. Todos los focos estuvieron sobre ella, aunque las medidas preventivas del covid impidieron que su mentor pudiera presenciar este debut en directo al no poder acceder a la sala. Con todo, María José Catalá marcó perfil propio, con un estilo quizá menos histriónico que el de Isabel Bonig, pero en el fondo igual o incluso más contundente.

La nueva portavoz arrancó criticando el «ejercicio de tacticismo político» de Puig, al hacer coincidir el anuncio de la desescalada en las restricciones por la pandemia con su intervención. En cualquier caso, le reprochó que dicho anuncio «llega tarde», y que, «si quería marcarse un Ayuso, debería habérsela jugado antes y dar la cara por sectores económicos a los que, además de demonizarlos, ha denostado y dejado en la estacada», en referencia a la hostelería y el turismo.

«Está levantando la bandera de la madrileñofobia cuando Madrid atrae inversiones y ustedes las espantan»

decoration

La síndica popular manifestó que, según el diagnóstico de su partido, el Consell tiene «cinco grandes frentes abiertos en estos momentos», empezando por «la cacareada y aireada ruptura de su gobierno. Viene a pedirnos unión y consenso, pues empiece por su propio ejecutivo», le espetó. El resto de asuntos, añadió, son «la debilidad de la agenda valenciana, el ninguneo permanente de Sánchez y la gestión negligente tanto de la economía como de la pandemia».

En este contexto, acusó al Gobierno autonómico de «ocultar fallecidos por el coronavirus», lo cual, añadió, «no es solo despreciable, sino que también es motivo de cese. ¿Se pensaba usted que estábamos tontos cuando salían esas cifras tan redonditas todos los días?». Catalá, asimismo, se refirió a la gestión económica del Consell tildándola de «precaria, desnortada y nada ambiciosa», insistiendo en el abandono de la hostelería y el turismo, y criticando a Puig por afirmar que «es mejor salvar una vida que tomar una cerveza. Es un ejercicio de frivolidad absoluta. Dígaselo al que tiene un pequeño bar de toda la vida», aseveró.

«Viene y dice que es mejor salvar una vida que tomar una cerveza. Dígale eso a quien tiene un pequeño bar de toda la vida»

decoration

En este mismo ámbito, criticó que la Generalitat sea en estos momentos «una administración hostil para la inversión y para los emprendedores», y que «lideremos la tasa de paro juvenil». De igual forma, reprochó a Puig que «levante la bandera de la madrileñofobia», cuando, resaltó, «Madrid atrae inversiones y ustedes las espantan».

Catalá también se refirió a la educación, lamentando que familias de Alicante hayan matriculado a sus hijos en Murcia «para escapar de la apisonadora ideológica» de la imposición del valenciano, y reclamó a Puig, tras reprocharle su defensa «timorata y precaria» del trasvase, que presione para que «se anule el decreto que reduce los hectómetros cúbicos que recibimos».

Así, tendió la mano al jefe del Consell para llegar a «grandes acuerdos», tanto en el tema del agua, como también en el de la financiación autonómica y las infraestruturas.

Con relación al discurso de Puig, la síndica popular se refirió a él como «un disco rallado», por anunciar iniciativas que ya se comunicaron el año pasado, y le afeó que «no tenga un plan para la Comunidad y lo fíe todo a los fondos europeos. Así que da igual que esté usted o un palo de escoba en la Generalitat, si resulta que el plan es que vengan otros a resolvernos la papeleta».

Frente a ello, indicó que el PP sí tiene un plan para los valencianos, basado en su propuesta de reforma fiscal y rebaja de impuestos, una alfombra roja para atraer inversiones y un programa para el empleo juvenil y el acceso a la vivienda. En este mismo apartado, le preguntó a Puig si va a establecer la tasa turística, señalando al respecto que «hay que ser nacionalista, comunista y de izquierdas para no ver que imponer esta tasa es una barbaridad»

Llegados a este punto, volvió a incidir en el «descontrol» que afecta en estos momentos al ejecutivo autonómico, «con consellers que no se hablan y una lucha cainita por cálculos electorales», por lo que instó al presidente a «apretar el botón» del adelanto de las elecciones, al considerar que es el momento de que el Consell «se vaya a casa». Según dijo, «es hora de renacer de las cenizas con un nuevo gobierno», argumento que remachó con un «váyase a casa, señor Puig».

La síndica del PP, por otro lado, reclamó en sucesivas ocasiones el cese de Mónica Oltra, a raíz de la sentencia que condena a cinco años de prisión a su exmarido, educador social, por abusos sexuales a una menor tutelada. Así, criticó que Puig no se refiriera a este asunto en su discurso, señalando que «solo por este silencio tan atronador, deberían estar todos ustedes en sus casas». De esta forma, acusó al presidente de la Generalitat de ser «el único responsable» de que Oltra continúe en el Ejecutivo, y lamentó que la menor «haya sido ignorada por el Gobierno para salvar el problema de su vicepresidenta».

«Familias de Alicante matriculan a sus hijos en Murcia para escapar de la apisonadora ideológica»

decoration

Pero ahí no quedó la cosa, dado que María José Catalá también se refirió a las ayudas recibidas por el hermano de Ximo Puig, del que dijo que «es el único autónomo al que le ha ido bien en la Comunidad en esta pandemia».

La portavoz popular finalizó su intervención ante los diputados destacando que «vengo a hacer política de altura y no de barro», y que la política liberal «es ahora más necesaria que nunca frente a una tierra sometida al nacionalismos y el totalitarismo».

En su réplica, el presidente de la Generalitat acusó a Catalá de «hacer una enmienda a la totalidad destructiva», y le reprochó que el PP se haya alineado «con la vía de la Puerta del Sol en lugar de con la valenciana», cuando los datos de la Comunidad de Madrid «son infinitamente peores, empezando por la letalidad durante la pandemia», y siguiendo por otras cuestiones «como los servicios sociales o la sanidad», enfatizó.

Respecto a la propuesta popular de rebaja de impuestos, Puig los acusó se «construir una fake sobre fiscalidad», negando que en la Comunidad Valenciana se pague más IRPF que en ningún sitio. «Aquí se paga menos, y en los tramos más altos haremos una progresión, lo cual es una decisión política y es lo que dice la Constitución. Además, el PP siempre dice que va a bajar impuestos, y cuando gobierna los sube».

Respecto a los enfrentamientos internos en el Ejecutivo, Puig le espetó a Catalá que «yo ya he conocido a tres síndicas del PP en el presente mandato».

Mazón dice que el PP está preparado para gobernar

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, afirma que la Comunidad Valenciana tiene ganas de cambio y que su partido está plenamente preparado para gobernar. Así lo ha señalado tras elogiar la intervención de la nueva síndica de su formación en el debate de política general, María José Catalá, de la que destaca la aportación de propuestas de futuro y el planteamiento de acuerdos sobre los asuntos más relevantes que afectan en estos momentos al territorio autonómico.

Mazón mantuvo ayer un encuentro con los diputados del PP tras el debate, destacando que en el transcurso del mismo se pusieron sobre la mesa «propuestas y acuerdos en materias como agua, infraestructuras, turismo, jóvenes y financiación autonómica».

Según sus palabras, «han pasado casi siete años de gobiernos de Ximo Puig y no se han solucionado cuestiones fundamentales en la Comunidad Valenciana».

Así, subraya que, en el transcurso del debate, el grupo parlamentario popular ha fiscalizado el trabajo del Gobierno autonómico «y hemos hecho propuestas de futuro». En cambio, añade, «Puig ha perdido una oportunidad y ha vuelto a hablar de cuestiones que ha ya había prometido, como las relacionadas con Cercanías, demostrando que están peor que cuando él llegó a la Generalitat. También de barracones escolares o de salvar la Albufera, cuando no ha hecho nada. En definitiva, habla y actúa con las viejas promesas de siempre».

El presidente del PP incide en este argumento, para afirmar que «la Comunidad Valenciana tiene ganas de cambio, y, si Puig se está planteando convocar elecciones, lo que le pedimos es que sea ya». En este sentido, no duda a la hora de señalar que su formación política «está preparada para gobernar, y queremos iniciar el cambio que necesita la Comunidad lo antes posible».

Unas declaraciones en línea con los expresado por María José Catalá durante el debate, cuando solicitó a Puig el adelanto electoral al considerar que su gobierno estaba agotado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats