Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra y Mazón apadrinan el homenaje a Fernández Valenzuela, que ya da nombre al Hogar Provincial

El exvicepresidente del Gobierno y el presidente de la institución provincial arropan en un acto el cambio de denominación de la institución benéfica

52

Familiares de Antonio Fernández Valenzuela junto a Alfonso Guerra, Carlos Mazón y Luis Barcala tras destapar la placa con su nombre en el Hogar Provincial de Alicante RAFA ARJONES

«Alicante es la provincia menos entendida de las tres -de la Comunidad Valenciana-, a lo mejor por la distancia», señalaba hace unos cuantos años ya Antonio Fernández Valenzuela, cuando ejercía como presidente de la Diputación de Alicante. Entonces , el socialista pedía acabar con esa injusticia siendo «todos iguales y sin privilegios, de arriba a abajo». Son algunas de las intervenciones, tan de actualidad hoy en día, que se proyectaron en un emotivo vídeo de recuerdo este miércoles, en el homenaje que la Diputación de Alicante organizó a quien encabezara la institución provincial entre 1983 y 1991. El letrero del Hogar Provincial luce ya con el nombre de Antonio Fernández Valenzuela, fallecido en 2018, que se destapó entre los aplausos de las 200 personas que asistieron al acto, y tras haberse aprobado, por unanimidad, por el pleno de la Diputación el pasado mes de mayo.

Palabras que se recordaban en la proyección y que a los asistentes al acto les hacía esbozar una sonrisa recordando lo efusivo que fue Fernández Valenzuela en defender a la que consideraba su tierra, aunque no fuera nacido en Alicante, sino en Badajoz. «Es el mayor de los homenajes a mi padre, estuvo en todos los niveles en cuanto a participación de la vida civil de la provincia de Alicante», destacó su hijo Rafael Fernández, que actuó de portavoz de la familia. Rafael recordó que su padre fue presidente de la Hoguera Florida Portazgo, creador de la asociación de vecinos de Florida Sur, presidente de la Cámara de Comercio de Alicante (entre 2002 y 2009), concejal en el Ayuntamiento alicantino y presidente de la Diputación.  

Como rememoró su amigo y compañero de partido, el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, fue un homenaje nada habitual hoy en día con la polarización que hay de la vida pública, por la presencia de políticos de todos los colores y la representación de todos los ámbitos de la sociedad alicantina unidos. «Antonio Fernández Valenzuela representa hoy justamente lo contrario a esa polarización de hoy en día, el entendimiento entre todas las formaciones políticas, las asociaciones, agrupaciones vecinales, es extraordinario, y abre una esperanza a ver si se toma como ejemplo este modelo de relación», señaló el veterano político socialista en un discurso plagado de citas literarias de escritores y poetas como Pizarnik, Virgilio, Albert Camus, Marcel Proust, Julio Mariscal o Miguel Hernández. Alfonso Guerra, que se mostró muy emocionado y con la voz entrecortada al recordar a Fernández Valenzuela, dijo que era «un ser humano de una sensibilidad extraordinaria, había quien lo apreciaba y quien no, pero ahora, cuando ha desaparecido, hay unanimidad, todo el mundo sabe que era muy importante». 

El político socialista pasó cuatro años de su niñez en el centro que acoge a niños, ancianos y personas desvalidas

decoration

Todos quisieron estar en el homenaje al empresario y político que dejó huella en la provincia. Políticos de todos los partidos, los que fueron sus compañeros en la Diputación, los actuales diputados, amigos y, por supuesto, sus familiares. Su viuda, Emilia Ibiza, y uno de los hijos de Valenzuela, Rafael Fernández, fueron los encargados de destapar la placa conmemorativa que lucirá en el centro que es lugar de acogida de niños, ancianos y personas desvalidas. Un lugar que fue muy familiar para Fernández Valenzuela puesto que allí paso cuatro años, desde que tenía ocho y hasta pasados los doce, junto a su hermano. Alfonso Guerra, precisamente, recordó, con cariño, el día en el que Antonio Fernández Valenzuela explicó que estuvo durante su niñez en el Hogar Provincial. Fernández Valenzuela llevó a Guerra hasta el centro, donde varias enfermeras con bebés en los brazos se situaron en un pasillo. «Le dije, ‘Antonio, ¿adónde me traes?’ y él me contestó que en el discurso lo entendería; fue cuando explicó que él había sido un niño del Hogar», relató Alfonso Guerra. Precisamente, a través del Hogar, Fernández Valenzuela encontró su primer empleo, con 14 años, en la imprenta de la Diputación, antes de ejercer su carrera política en el PSOE, partido al que se afilió en 1976.

Petición popular

La iniciativa de que el Hogar Provincial tome el nombre del ex presidente de la institución provincial fue promovida, precisamente, por quien ahora ostenta la presidencia de la Diputación, Carlos Mazón, del PP. Lo hizo a petición de las juntas de distrito de la ciudad de Alicante, sobre todo del barrio en el que residió, La Florida, quienes con vehemencia habían pedido que quien de niño, tras quedarse huérfano, estuvo en el centro socioasistencial, le diera a partir de ahora su nombre. «Es una de las personas que más luchó por la provincia de Alicante y nosotros pasaremos, pero el Hogar Provincial Antonio Fernández Valenzuela quedará para siempre», manifestó Mazón, que aseguró estar muy emocionado con el que considera que fue «un padre para muchos de nosotros». 

«Representa lo contrario a la polarización que hay hoy en la vida pública»

Alfonso Guerra - Exvicepresidente del Gobierno

decoration

La familia de Fernández Valenzuela agradeció este sentido homenaje a una de las figuras políticas de la provincia más reconocidas de los últimos tiempos. Al acto, además de la que fuera su mujer, Emilia Ibiza, asistieron sus tres hijos, Rafael, Rosa y Antonio, y sus nietos. «El Hogar Provincial era la niña bonita de mi padre, quizá por sus vivencias, por los cuatro años que pasó junto a mi tío en el que era Hogar Provincial José Antonio, las personas mayores y los niños era los que consideraba más débiles y, por tanto, los más necesitados de protección», indicó Rafael Fernández Ibiza, hijo del ex presidente de la Diputación Provincial de Alicante. « En sus últimos días decía que su libro se había cerrado, y yo siempre consideré que no tenía que haber cerrado su libro porque tenía muchísimo que aportar al servicio civil y a la sociedad de la provincia de Alicante y su voluntad de servicio se caracterizó siempre por la defensa a ultranza de los intereses de la provincia no temblándole nunca, ni un milímetro, el pulso cuando de estos objetivos de trataba; no era alicantino de nacimiento, pero era el alicantino más feroz y sagaz a la hora de la defensa de su tierra», añadió.

Acogida

El Hogar Provincial es una instalación socio asistencial que cuenta con un centro de recepción y acogida de menores, una escuela infantil, una residencia de mayores y otra de becarios universitarios y deportistas. En sus dependencias, en las que se ubican, además, infraestructuras deportivas, una piscina cubierta, salas de formación y un salón de actos, se presta atención especializada e integral a personas asistidas o válidas, así como alojamiento a menores de 0 a 6 años derivados por la Generalitat. Ahora ya luce en su fachada como Hogar Provincial Antonio Fernández Valenzuela.

«El centro era su niña bonita, por los cuatro años que pasó y por ayudar a los más débiles»

Rafael Fernández Ibiza - Hijo de Fernández Valenzuela

decoration

 Paradójicamente, fue el propio Valenzuela el que propuso al pleno de esa institución, durante su mandato, que este centro dejara de llamarse Hogar Provincial José Antonio, denominación que ostentaba en ese momento, y que no volviera a contar con un nombre propio, como así se aprobó. Pero esa intención ha sido rota por petición popular, lo que su familia también ha acogido con mucho cariño. «No te voy a dar las gracias, Antonio, pero allá dónde estés te voy a pedir perdón por no haberte hecho caso. Hemos decidido entre todos que el Hogar Provincial ya sea para siempre de Antonio Fernández Valenzuela», dijo Mazón. Fernández Valenzuela fue quien inició la mayor ampliación del Hogar Provincial y en su biografía se cuentan logros de su faceta al frente de la Diputación como la creación del Hospital de la Vega Baja, la transformación del Hospital Provincial, la puesta en marcha de los planes de obras de la Diputación o el lanzamiento del Instituto Juan Gil-Albert.

Un homenaje entrañable que también le hará el Ayuntamiento de Alicante dando el nombre del empresario y político a la calle que da acceso al Hogar Provincial.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats