Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mazón propone una alianza a Puig para presentar enmiendas a los presupuestos

El presidente del PPCV le tiende la mano al jefe del Consell para llegar a puntos de encuentro con las cuentas y el cambio del modelo de financiación

Mazón y Puig conversan, en la Gala de los Importantes. Jose Navarro

No sólo una tregua, sino una alianza. Eso es lo que acaba de plantearle el presidente del PPCV, Carlos Mazón, al jefe del Consell, Ximo Puig. Lo hace a través de una carta con fecha de este viernes en la que le plantea al presidente de la Generalitat dejar de lado cualquier diferencia que los separa y unir esfuerzos para presentar enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado y, de este modo, que en las cuentas del próximo año puedan entrar algunos de los proyectos estratégicos para la autonomía.

La misiva llega sólo dos días después de que se presentaran unos presupuestos que han recibido no pocas críticas por parte de la oposición y de Compromís, por no incluir infraestructuras estratégicas en estos momentos, y que, de paso, dejan a la provincia de Alicante como farolillo rojo en inversión por habitante. También supone un alto al fuego en la relación entre el también presidente de la Diputación y el jefe del Consell, muy tensas desde hace tiempo.

En la carta en cuestión, el también presidente de la Diputación de Alicante comienza destacando que las cuentas de 2022 "una vez más sitúan a la Comunidad Valenciana por debajo del peso de nuestra población". Ante ello, añade que "si ya de por sí tenemos un grave déficit por el sistema de financiación autonómica, los presupuestos suponen un nuevo freno a la inversión y a la recuperación económica de nuestra región". Ante ello, el presidente de los populares valencianos lo tiene claro: "Considero que es el momento de unir esfuerzos para que los diputados y senadores de la Comunitat Valenciana presenten enmiendas a estos presupuestos y podamos incluir en dicho documento proyectos indispensables para nuestro futuro".

A partir de ahí, aprovecha para reprochar en cierta medida que no se haya producido la reunión a la que, según Mazón, el presidente de la Generalitat le emplazó para antes del 9 de octubre. Aún así, dice entenderlo por motivos de agenda y le tiende la mano. "Quiero que sepas que estoy a tu disposición para que podamos tratar las posibles enmiendas a los presupuestos, así como todos los temas fundamentales que afectan a nuestra Comunitat, en especial el de la financiación autonómica".

La conclusión de la carta es elocuente: "Considero que juntos podemos conseguir que la Comunitat Valenciana alcance los niveles de inversión que merecemos por población, una inversión justa sin ánimo de restar nada a nadie".

Puedes descargar el documento aquí

Mazón lanza esta propuesta una vez que el miércoles el Gobierno haya aprobado el proyecto de Presupuestos del Estado para 2022. Las cuentas para 2022 destinarán el 9,3% de las inversiones territorializadas a la Comunidad Valenciana, con un montante total de 1.208 millones de euros. La autonomía es la tercera en recibir mayor dotación, pero sigue sin alcanzar la cantidad proporcional a la población de la Comunidad Valenciana, que es del 10,6 % del total de España, como así lo recoge el Estatut de Autonomía tras la última reforma. 

La provincia, por su parte, ha quedado relegada a la cola en inversión por habitante en los Presupuestos presentados por el Ministerio de Hacienda. A pesar de ser la quinta provincia en peso poblacional, las cuentas públicas, con inversiones por valor de 183,6 millones de euros para Alicante, no solo sufre un recorte del 38% respecto a las cuentas de este ejercicio (con una inversión prevista de 298 millones), sino que queda la última posición en gasto por habitante, con solo 97,7 euros. Son 177 menos que la media nacional, que se sitúa en 274,7 euros por habitante en inversiones regionalizadas, y contrastan con los 1.642 euros que recibirá cada ciudadano de Soria, la provincia que atesora el mejor ratio en este indicador, con una inversión prevista por el Gobierno de 146 millones de euros, pese a que este territorio apenas supera los 88.000 habitantes y la provincia alcanza los 1,87 millones, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Navarra, situada en penúltima posición y con un régimen fiscal propio, tiene 20 euros de inversión más que Alicante.

Alicante toma el relevo como farolillo rojo a Ávila, la provincia con menos inversión por habitante en los presupuestos de 2021, que ahora logra escalar hasta el puesto 36 de las 52 provincias españolas. Mientras, Alicante pasa de ser la sexta con menos euros por habitante en las cuentas del pasado ejercicio, con 160 euros por habitante, a la última sin siquiera llegar a los 98 euros. El descenso es notable, con una caída en inversión de 114,4 millones menos para la provincia en 2022 que los previstos este año. El Estado ha distribuido fondos entre regiones por valor de 13.007 millones de euros para inversiones. A la Comunidad Valenciana le han correspondido 1.208 millones, cuyo grueso es para València, 827 millones, y a Castellón le han correspondido 197; Alicante se queda con 183,6. La inversión por habitante en la Comunidad es de 239,3 euros para cada uno de sus 5 millones de habitantes, por lo que Alicante, con 97,7 euros, está lejos también de la media autonómica.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a la vista de infrafinanciación en los Presupuestos Generales del Estado para Alicante, anunció ayer un plan de compensación a través de los 300 millones de euros que el Consell va a poder gestionar de forma directa, aunque sin especificar cuánto irá a la provincia. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats